Gatoterapia, efectos terapéuticos para combatir el estrés de los gatos

1

¿Buscas métodos para reducir el estrés y relajarse? Conviene conocer la gatoterapia, efectos terapéuticos para combatir el estrés de los gatos.

Depresión. Ayuda

El ronroneo beneficia la salud.

Los amantes de estos animales no necesitan excusas, pero existen numerosas ventajas de adoptar un gato. Entre otros beneficios, se debe valorar sus beneficios para la salud, lo que significa que ayudan a los humanos, sobre todo a reducir los efectos de la depresión y la ansiedad, lo que tendrá consecuencias muy positivas.

Está demostrado por diversos estudios médicos que convivir con un minino tiene efectos antiestrés. Empujan a las personas solitarias a aumentar su autoestima relacionándose con otros seres vivos. Requieren unos cuidados mínimos que ayudan también a sentirse útiles y desarrollan el sentido de la responsabilidad.

Repasamos los beneficios de la gatoterapia y los efectos terapéuticos de los gatos.

Gatoterapia, efectos terapéuticos para combatir el estrés de los gatos

Se conoce que ya usaban los felinos como mascotas en el Antiguo Egipto en el año 3000 aC. Desde entonces, no han sido tan mayoritarios como los perros, pero siempre han estado presentes en numerosos hogares. Si a los humanos les agrada tanto su compañía, será por algo.

El ronroneo de los gatos, sobre todo al ser acariciados, tiene un especial efecto relajante, parecido al de los mantras del budismo para abrir los chakras. Las cuerdas vocales gatunas vibran con una frecuencia de entre 25-50 hercios, la misma que la radiofrecuencia que se utiliza en rehabilitación para la recuperación de lesiones óseas. Para quienes no tienen gato se llega a comercializar el audio, que también se puede descargar de internet (aunque nunca será lo mismo que mirar su carita).

Aparte, estos animales, tienden a poner a quienes les rodean de buen humor, por lo que reducen el riesgo de depresión, ya que inspiran ternura, y ofrecen a sus dueños afecto incondicional. La interacción amistosa mejora la salud mental, así como la calidad de vida. Carecen de los efectos secundarios de los psicofármacos, como perder el sentido de la realidad. Como es lógico suponer, no pueden curar una patología severa, pero pueden servir como complemento al tratamiento médico, porque hacen sonreír a las personas.

Personas a las que beneficia especialmente la gatoterapia

A todo el mundo le va bien tener un gato, pero existen personas a las que les beneficia especialmente su efecto relajante:

  • Niños. Les enseñan a relacionarse con otros seres vivos. Además, desarrollan su sentido de la responsabilidad, al tener que ocuparse de darles de comer, jugar con ellos durante algún tiempo cada día, etc.
  • Personas con problemas del corazón. El efecto tranquilizador del ronroneo reduce la presión sanguínea, lo que disminuye el riesgo de infarto.
  • Ancianos. Les mantienen ocupados con rutinas diarias, hacen mucha compañía, y además no requieren que se les saque a pasear a diario, por lo que pueden tenerlos personas con problemas de movilidad. También ayudan a verbalizar sus sentimientos.

Cómo escoger al gato ideal para zooterapia

Mejor adoptar que un cachorro

Seleccionar el gato adecuado es sencillo.

¿Sirve cualquier ejemplar para dedicarlo a la gatoterapia? Prácticamente sí, pues la relación que se establece con sus dueños suele ser bastante estrecha, lo que siempre resulta positivo. Sin embargo, si lo que se busca es fomentar la relajación, conviene guiarse por su temperamento, buscando uno que sea especialmente tranquilo y amigable. Como saben muy bien los apasionados, cada minino es un mundo, sus personalidades suelen ser muy distintas, por lo que uno cariñoso, de esos que buscan mimos a todas horas, será mejor que uno irritable, que se asuste por cualquier cosa, y que se comporte de forma agresiva.

¿Cómo escoger el que sea ideal? En Estados Unidos, existen instituciones que entrenan especialmente a gatos para gatoterapia. En cualquier caso, conviene adoptar en lugar de comprar un ejemplar adulto, de los muchos que ofrecen organizaciones de ayuda a estos animales, como Abriga. De esta forma, se puede conocer el carácter del mismo, pues en el caso de los cachorros aún está por ver cómo se comportarán. Por otro lado, se hace una buena obra, ya que se está ayudando a una mascota abandonada que necesita un hogar.

Una Respuesta

  1. VivaLaRAE

    El titular es confuso. En primera instancia parece un artículo para saber cómo ayudar a un gato que tiene estrés.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.