Fútbol chileno obligado a defender su hegemonía

Chile, reciente campeón de la Copa América de fútbol, inicia en octubre entrante las clasificatorias al Mundial de 2018, junto a las demás selecciones del continente sudamericano, con la obligación de demostrar su formidable crecimiento en el deporte rey y ratificar en la cancha que es candidato para sellar directamente el ansiado pasaporte a Rusia.

Jorge_Sampaoli entrenando a la selección de Chile

Sampaoli conduce a “la roja”. Foto: Creative Commons

Las eliminatorias para el Mundial de fútbol 2018 están cerca. Y Chile, como el resto de las selecciones del continente, palpitan el inicio del largo certamen de todos contra todos con emoción propia. A “la roja” le corresponde debutar con Brasil en casa y luego frente a Perú en el Estadio Nacional de Lima.
Chile, ganador de la Copa América y conducido por el entrenador argentino Jorge Sampaoli, llega en calidad de favorito a desmedro de Argentina, Brasil y Uruguay, los grandes de siempre, no solo por la ratificación de figuras como Alexis Sánchez, Eduardo Vargas o Arturo Vidal, sino porque ha encontrado una filosofía propia de juego y además consiguió mística ganadora que se observa desde su clasificación al torneo brasileño ecuménico de 2014.

Columna vertebral

Chile basa su juego en una columna vertebral definida. Empezando por su portero Claudio Bravo, del Barcelona español, consolida su bloque defensivo en los experimentados Mauricio Isla, del Olimpique francés, Gonzalo Jara, del Mainz 05 alemán y Gary Medel, del Inter de Milán italiano.
La volante es igualmente dúctil, con los talentosos Arturo Vidal, del Bayern Munich alemán, y Jorge Valdivia, actualmente en Al-Wahdade Emiratos Árabes Unidos.
Finalmente la avanzada tiene como etiqueta a Alexis Sánchez, hoy en el Arsenal inglés.
Sampaoli confía en ellos para encaminar a “la roja” al Mundial ruso, junto a otras jóvenes figuras.

Temor y presión

No es un descubrimiento pensar que ganar la Copa América y acaudillar el nuevo rostro del fútbol sudamericano, significan también unpeso doble sobre la selección chilena. El temor a no reeditar lo hecho en el certamen que se hizo en su suelo y la presión de seguirganando, pueden confabular a un mejor rendimiento de la selección en las clasificatorias.
Sampaoli lo sabe y para suerte de “la roja” es un entrenador acostumbrado a lidiar contra esos rivales extras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.