F.C. Barcelona, campeón de la Champions League 2015

Esta pasada noche en un estadio Olímpico de Berlín a reventar el F.C. Barcelona logró su quinta Champions, un triunfo merecido por la impecable trayectoria que ha realizado este año en el campeonato europeo, como también por la gran final que ha disputado contra los siempre duros y rocosos italianos de la Juventus.

De esta forma los de Luis Enrique logran ganar este año el ansiado triplete de Liga, Copa del Rey y Champions League -la segunda triple corona que logra el club en su historia- consiguiendo así los mejores números de la historia del club en una temporada, incluyendo aquel primer año de Guardiola como entrenador en 2009 en el que también lo ganó todo.

Ha sido un año impecable, para enmarcar. Y muchos ni lo hubieran creído hace siete meses cuando salieron a la palestra las discrepancias y la desconfianza de los jugadores con su entrenador, el cese de Zubizarreta como director técnico, y el ambiente enrarecido que flotaba por el Nou Camp.

También la Juventus luchaba por conseguir ese triplete ya que llegaba a esta Final con la Liga de su país y con la Copa. Ha sido un gran año para el equipo italiano a pesar de perder esta Final, aunque les queda como consuelo que en semifinales se deshicieron del todopoderoso Real Madrid de Cristiano Ronaldo, y que han caído en este último partido con un equipo que a día de hoy parece imparable, que está en un momento de forma física y de juego inmejorable.

Final Champions League 2015: La primera parte fue del Barsa.

Hasta el minuto 55 de partido en el que la Juve empató el encuentro a uno por medio del exmadridista Morata, no hubo otro equipo en el césped que el F.C. Barcelona. Dio una lección de posesión de la pelota y de hacer rodar el balón de un lado a otro, y creando oportunidades, y que hizo las delicias de los aficionados. Hubo momentos en los que pareció que el equipo jugaba andando del control tan intenso que tenía del partido.

Un control al que le ayudó el tempranísimo gol -en el minuto 4- de Rakitic a pase del mago Iniesta, y en la primera llegada que hacía el Barsa a la puerta del veterano Buffon.

Con el control absoluto del balón y del tempo del partido y con una Juve metida atrás con mucho miedo y respeto a su rival, fueron llegando más oportunidades del equipo culé como un penalti claro en el minuto 7 por mano de Evra que el árbitro no pitó, poco después un paradón increíble de Buffon a un disparo de Alves, o como la clara oportunidad que tuvo Suárez en el minuto 39 y que echó fuera.

Como respuesta, la Juve sólo era capaz de llegar alguna vez sin mayor peligro en alguna contra, o con tiros lejanos de Marchissio.

Lo raro fue que el Barsa al terminar la primera parte no hubiera sentenciado la Final, que no se fuera al descanso con dos o tres goles más de renta.

Final Champions League 2015: El empate de Morata animó el partido

Con el inicio de la segunda parte las cosas siguieron por el mismo camino. El Barsa era dueño y señor, y la Juve estaba desbordada y parecía tener suficiente con seguir manteniendo su puerta a salvo.

Pero el partido cambió, se revolucionó en el minuto 54 con el gol de Morata (cinco goles en la Champions) en una de las escasas llegadas del equipo de Turín. Un gol que marcó tras el rechace de Stegen a tiro raso y durísimo de Tévez tras un giro maravilloso dentro del área.

A partir de entonces la Juve quiso ir a por el partido y abrió el campo con la rapidez de sus bandas y con transiciones rápidas desde el centro del campo a cargo del incombustible Pirlo y de Marchissio. El partido se igualó, se convirtió por momentos en un correcalles, y llevó peligro a la puerta del Barsa, pareciendo que, al fin, le perdía el respeto al equipo catalán.

Aunque les duró poco. Porque catorce minutos después, y por culpa de un Messi que hasta ese momento no había aparecido demasiado en el partido -sin contar una gran jugada en el minuto 50 y que no llegó a rematar Luis Suárez-, el posiblemente mejor jugador de todos los tiempos cogió un balón en el centro del campo y, tras una larga cabalgada y un tiro envenenado que rechazó Buffon, el uruguayo Luis Suárez aprovechó para marcar el 2-1.

Sin embargo, ninguno de los dos equipos se desinfló en ataque, y Neymar marcó dos minutos después un gol anulado por posible mano involuntaria que podía haber cerrado el partido pero que no fue así.

Y hasta el minuto 95 en el que Neymar marcó en una contra el definitivo 3-1, la Juve no se rindió y disfrutó de varias oportunidades más, varias a cargo de Llorente que salió en los minutos finales.

En definitiva, el Barsa consiguió merecidamente la Champions de este año, al haber demostrado que, hoy por hoy, no hay un equipo mejor en Europa ni en el resto del planeta que pueda hacer mejor fútbol y que tenga tantos recursos y tanto talento y efectividad como el equipo culé.

El dato bonito del partido, aunque también tiene su halo de nostalgia y tristeza, es que Xavi Hernández jugó su último partido con los colores de su vida, su partido número mil, ni más ni menos, y lo ha hecho levantando el trofeo número 25 de su carrera. Uno de los mejores jugadores españoles y europeos de la historia no hubiera imaginado mejor despedida de su club de toda la vida.

Messi se encamina así hacia su quinto balón de oro.

Andrés Iniesta, declarado mejor jugador del partido. MVP.

Etiquetas

Sobre el autor

Jorge Curiel

Twitter Facebook Email

Jorge D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 apareció su nuevo libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis). En 2018 ha participado en la antología "Castilla, puerta de la Historia" (MAR Editor); y en septiembre del mismo año ha aparecido su último libro de relatos "Media hora" (Apache Libros).Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.