¿Es mejor comprar una cámara réflex o una compacta digital?

Comprar una cámara réflex o una compacta digital, he ahí el dilema que a muchos les ha tenido más en vilo que el celebérrimo ‘Ser o no ser’ de “Hamlet”. ¿Siempre es mejor decantarse por las primeras? ¿Tienen también sus ventajas las segundas?

Unas ofrecen mejores imágenes y muchas más posibilidades, y las otras resultan más asequibles. Pero como suele suceder con las grandes cuestiones, no existe una respuesta única al dilema de comprar una cámara réflex o una compacta digital. Depende de la persona que la vaya a utilizar, de la utilización que le vaya a dar y de la economía.

En cualquier caso, ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones que pueden resultar de utilidad a la hora de adquirir una u otra.

El precio, razón de peso a la hora de comprar una cámara digital

Las mejores cámaras compactas baratas

Cámaras por menos de 100 euros.

Como ocurre con cualquier otro artículo, el dinero disponible suele resultar determinante a la hora de comprar. Resulta imposible hacerse con una cámara réflex digital por menos de 400 euros, o con suerte 300. Pero lo normal es que cuesten más, y además se debe tener en cuenta que el objetivo que viene de fábrica no suele ser excelente, y enseguida se querrá cambiar por otro, con el consiguiente desembolso económico.

Es más, convertirse en un semi-profesional de la fotografía, y profundizar en su conocimiento trae consigo gastar más dinero en el futuro. Quienes adquieren una réflex, acaban aficionándose a esta disciplina, por lo que es cuestión de tiempo que surja la necesidad de invertir más, de cara a experimentar con nuevos objetivos y accesorios.

Sin embargo, existen cámaras compactas de todos los precios, y por unos 80 euros se puede encontrar una de marca. Por una cantidad menor se encuentran también muchos modelos, algunos de calidad aceptable. Básicamente, el usuario se apañará con ella sin necesidad de gastar más, salvo en pequeños casos, como que se le quiera incorporar pilas recargables.

Qué cámara comprar en función del tipo de usuario

Cámara réflex

Cámara Nikon.

A veces se tiene dinero de sobra, pero aún así no conviene embarcarse en el terreno de las réflex.

Básicamente existen dos clases de personas que compran una cámara o a los que regalarle una. En primer lugar los que quieren sacar fotos cuando se van de vacaciones, y en alguna ocasión especial, pero no van a preocuparse mucho por este asunto. Éstos serán más felices con una cámara compacta, sobre todo porque cuentan con un menú intuitivo y sencillo de manejar, que no ofrece muchas opciones. Garantizan unas imágenes aceptables. Jamás va a conseguir ganar un concurso de imágenes, ni triunfar montando una exposición, pero a ellos les da un poco igual.

Además, siempre se puede recurrir a una cámara bridge o compacta avanzada, que ofrece mayor calidad, pero todo sigue estando bastante automatizado.

El otro tipo de persona sería el que tiene interés en el arte de la fotografía, y desea iniciarse o profundizar en el mismo. Pertenecería al grupo cualquiera que sienta pasión por este tema, lea libros y publicaciones especializadas, y sobre todo esté dispuesto a esforzarse por aprender, y sacar cada vez mejores fotos.

Por supuesto, quienes aspiren a convertirse en profesionales necesitan una réflex, pues además da mejor imagen. Acudir a un photocall o rueda de prensa con una compacta resulta un tanto ridículo.

Ventajas de las cámaras compactas

Las cámaras compactas no sólo cuentan a su favor con un precio más económico y una mayor facilidad de uso. Ofrecen otras ventajas a tener en cuenta:

  • Tienen un volumen más reducido. De esta forma, ocupan menos en la maleta.
  • Pesan muchísimo menos. Por esta razón, resultan más fáciles de llevar de viaje, o durante una excursión.
  • Son menos delicadas. Gracias a su mayor resistencia aguantan carros y carretas, pues algunos modelos sobreviven a golpes fuertes. Por supuesto, son mucho más indicadas para niños de corta edad.

Sugerencias de cámaras digitales compactas y réflex

Entre las cámaras compactas más aconsejadas, se llevan la palma éstas:

1. Canon IXUS 160. Cámara compacta de 20 Mp (Zoom óptico 8x con gran angular). Dispara rápido, es bastante ligera y sólo cuesta unos 79 euros.

2. Polaroid DGT IS426. Capta imágenes de 16 MP, de definición, se compra a buen precio,  y ofrece diversos modos de disparo automáticos (Auto, Paisaje, Contraluz, Retrato, Deportes. Efectos: Sepia, Vívido, Monocromo, Escena nocturna). Ideal para novatos.

Polaroid DGT IS426 - Cámara Digital, Negro

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: £49.99

Amazon Estados Unidos: -

Entre las cámaras réflex digitales más vendidas destacan los siguientes modelos:

1. Nikon D3300. Cámara réflex digital de 24.2 Mp con objetivo Nikkor AF-S DX 18-55 mm f:3.5 VR II. A pesar de sus numerosas prestaciones, tiene un coste razonable, y con ella se pueden sacar fotos increíbles. Viene con un objetivo de 18-55 mm que no está nada mal.

2. Canon EOS 700D EF-S 18-55 IS STM. Cámara réflex digital de 18.0 Mp. Una de las mejores máquinas de Canon para iniciarse, pues todas las funciones pueden automatizarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.