Entrevista a María Vega, autora de “Atrapada en mi memoria”

María Vega es una experimentada autora polivalente, a la que no le tiembla el pulso a la hora de innovar en géneros diferentes; aunque se confiesa como gótica, sabemos que la novela romántica e histórica, son sus puntos fuertes. Hoy descubrimos a una María Vega diferente y, espero quede irremediablemente “Atrapada en mi memoria”.

maría vega

María Vega. Autora de “Atrapada en mi memoria”.

Esta vez te adentras en el terror más desafiante como tratamiento de elección a la hora de pegar los trozos, de reidentificar a una psicóloga, Andrea, aún traumatizada por los gajes del oficio. ¿Es el trauma que le persigue causa y efecto de su propio despertar?

– Primero, muchas gracias por tus palabras. Y en relación a tu primera pregunta, déjame decirte: muy buena pregunta. La traumática experiencia de Andrea no supone para ella un obstáculo, al contrario, es un punto y aparte que la llevará a tomar un camino diferente al que hasta ese momento había tomando. Andrea deberá aprender de los errores y adaptarse, o más bien, acomodarse en el tratamiento de casos mundanos. Casos simples y sin riesgos posibles, más allá del riesgo al aburrimiento. Aunque la verdad, una vez leída la obra al completo, esta primera pregunta que me planteas se responde por sí sola. Os invito a que vosotros mismos deis respuesta a esta pregunta… Y ahora, hablando en primera persona, creo que todo trauma implica un despertar en nuestras vidas, una condición inigualable para afrontar la vida de una forma diferente.

Acepta el caso de Elena… y lo hace pensando que su historia, por su cotidianeidad, no le obligará a dejarse más en el camino. Como si la transferencia fuera algo evitable… como si pudiera elegir entre luces y sombras, entre ¿fantasía o realidad?

– Andrea acepta el caso de Elena por lo común de su raíz, por lo cotidiano del mismo caso en sí. Un caso que en un principio no debe plantearle ni suponerle ningún tipo de problema por lo mundano que es en sí. Pero es innegable que cualquier caso en psicología, por pueril que parezca, siempre puede llegar a comprometernos, a atraparnos y hacernos partícipes; sin quererlo, de él. Y difícil nos resulta elegir nuestro límite, ¿verdad? Pero nada es lo que parece… Al menos yo me voy a encargar de que así lo veas y sientas.

La identificación de sus necesidades más reprimidas escuece a Elena más que caminar sobre brasas a medida que van avanzando las sesiones.  ¿Es el amor reprimido el origen de su negación?

– Sí y no. Verás, SÍ, si partimos de la negación de sus necesidades físicas y emocionales que le atribuye la relación que en esos momentos mantenía con un hombre egocéntrico en el tema sexual y emocional. Este será el inicio de su motivación para buscar ayuda en Andrea como psicóloga. Un inicio que coincide en principio y fin con una relación espontánea con su jefe, y con la toma de una decisión: acabar con su relación “formal” con un hombre que la ahoga como mujer. Pero a medida que va avanzando las sesiones, a medida que Elena se abre a Andrea, sus ganas de vivir, de experimentar la mujer que es, la llevarán a retomar su vida, y a iniciar la narración del “todo” del que Andrea será partícipe en más de un sentido.

Y… NO, porque una vez avanzamos en la trama, y una vez concluimos la obra, descubrimos “SU VERDAD”… La verdad de ambas. Una verdad muy diferente a la que esperas encontrar al inicio de la obra. ¿Os atrevéis a descubrir esa verdad?

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Andrea es el espejo en el que se mira Elena y, sin embargo, es Andrea la que se ve en él. ¿Somos espejos?

– Muy acertada esta exposición que me planteas. Irremediablemente, en la vida real, muchas veces tenemos nuestro reflejo en otras personas que difieren y mucho de lo que somos. Los espejos, acertadamente, nos muestran lo que somos, la realidad que negamos. Pero las personas somos, o nos convertimos más bien, en el reflejo de lo que aspiramos o anhelamos a ser. Y el caso de Elena y Andrea no difiere mucho de esto que os digo. Solo que en este caso, Andrea se ve reflejada en las narraciones de Elena. Revive con ella algo que ha tratado de olvidar o más bien, algo que trataron de borrarle. Hecho este que tomará forma en la segunda parte de Atrapada. Una segunda parte que no os podéis perder. Porque en ella confluyen directrices de la primera que son el órgano vital de toda la trama en sí. Todos aquellos preceptos que quedaron en cierta medida en el aire en esta primera parte, toman forma en esta segunda parte. Descubriremos el ORIGEN de TODO. Y puede que mucho más.

atrapada

Entrevista a María Vega. Referente en novela romántica y gótica.

Las cosas que parecen más justas y simples, ¿no son, en definitiva, las que se revelan más oscuras y difíciles? ¿No es la vida misma, en su naturalidad, la que es misteriosa, y no sus complicaciones? Pier Paolo Pasolini.

– Muy buena definición. Así es, y así es como se desenvuelve la trama de Atrapada. La vida es en sí un compendio de realidades irreales y de simplicidades complejas. La naturaleza humana es en suma una síntesis de laberintos y oscuridades que muchas veces traspasan la realidad, y devoran sin miramiento a la misma fantasía. Desgraciadamente es algo que vemos todos los días. Pues bien, en Atrapada nos vamos a encontrar con que: nada es lo que parece, y lo que parece no es lo que crees.

Esta es una obra donde he disfrutado dándole a la trama giros insospechados, y donde he jugado con el miedo psicológico. Atrapada es la suma de la mis miedos, mis fantasías y la irrealidad que muchas veces nos sorprende en esta nuestra vida.

Atrapada en mi memoria” tiene ese no sé qué, que le hace altamente saludable para los amantes del terror y de la literatura romántica. ¿Se siente María Vega “atrapada” por estos géneros?

Sí, desde luego. Verás, siempre que he participado en un concurso o he presentado un manuscrito a una editorial, el hecho de tener que etiquetarme en un género u otro, es algo que me molestaba y confundía a partes iguales. Es decir, yo escribo romántica, pero una romántica con las connotaciones que la vida real impone (los cuentos para la Disney). Pero en mis obras, donde el amor es el origen de todo, el propósito y el fin de todo, encontramos pinceladas históricas, paranormales, algo de erotismo, fantasía, etc… Así que ya entendéis como me resulta altamente difícil englobarme dentro de un género, porque todas mis obras; como ya digo, tienen de todo. Pero indiscutiblemente donde me siento más a gusto y donde nado” como pez en el agua” es en el género Gótico, donde confluyen muchas temáticas.

Atendiendo a lo que dice la famosa “Wikipedia”: Las características de este género que tanto me apasiona pasa en primer lugar por una ambientación romántica (correspondiente a la época romántica): paisajes sombríos, bosques tenebrosos, ruinas medievales y castillos con sus respectivos sótanos, criptas y pasadizos bien poblados de fantasmas, ruidos nocturnos, cadenas, esqueletos, demonios… (que me maravilla). Personajes fascinantes, extraños e insólitos, grandes peligros y a menudo cándidas muchachas en apuros (las mías difieren en mucho a estas delicadas damiselas, las mías son mujeres con carácter). Los elementos sobrenaturales podían aparecer directamente o solamente ser sugeridos.  Los ingredientes de este subgénero son castillos embrujados, criptas, fantasmas o monstruos, así como las tormentas y tempestades, la nocturnidad y el simple detalle truculento, todo ello surgido muchas veces de leyendas populares … Y todo confluye en la raíz de una gran historia de amor donde el erotismo (muchas veces velado), son los ingredientes perfectos … Creo tras esto comprenderéis porqué el Género Gótico me atrae tanto.

Es este género, El Gótico, el que me tiene cautivada y en el que puedo desarrollar toda mi imaginación sin límites ni necesidad de etiquetas. Además, siendo profesora de Educación Especial, ya os digo que no creo en las etiquetas, rehúyo de ellas.

Por otro lado, creo que me queda por decir que la narrativa gótica es un género relacionado estrechamente con el de terror y está subsumido en éste, otro aspecto que me fascina.

Esperamos ansiosas, casi tanto como Elena, la llegada de esa segunda parte, que pronto llegará. Mientras tanto tenemos que decir a María Vega aquello de “lo dejamos aquí por hoy”… pero solo hasta que nos quieras volver a visitar. Gracias.

– Gracias siempre a ti, y deseando volver a reencontrarnos cuando gustes y lo desees. Siempre es un placer dar respuesta a tus preguntas, que me suponen todo un reto digno de superar.

Y espero que tener pronto la segunda parte, aunque no os mentiré si os digo que será una obra cuya trama será mucho más enrevesada si cabe, que la primera, y donde de nuevo nada será lo que parece. Así que no esperéis poder conjeturar un posible final. Porque ya me encargaré de sorprenderos y de echar por tierra todas vuestras hipótesis.

Gracias.

Los personajes de María Vega tienen esa fuerza vital de la que no son conscientes, a priori, pero que les hace sencillamente irresistibles. Son droga y antídoto que se “cuelan” por las venas y “atrapan” sin remedio a lectores muy diferentes con un mismo denominador. La calidad de las historias que les envuelven.

NO USAR ESTE APARTADO!!
Photo ofMaría Vega
Name
María Vega
Job Title
Escritora, autora de "Atrapada en mi memoria"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.