Entrevista a Enrique Moreno Trapote, entrenador nacional y coordinador deportivo del Áncora Aranjuez

De la mano de Quique Moreno analizamos los entresijos del día a día de los entrenamientos, el esfuerzo, el compromiso, las dificultades y los logros del fútbol base, donde priman el altruismo, el compañerismo, la solidaridad y la disciplina. Valores ajenos y antagonistas a los episodios de violencia que se viven, a veces,  dentro y fuera de los estadios.

Últimamente Madrid ha sido escenario de violentos acontecimientos que vieron protagonistas a los hinchas de dos equipos de primera división ¿qué sentimientos suscitan tales tragedias en los profesionales que, como tú, dedican alma y cuerpo a este deporte?

Enrique Moreno Trapote, entrenador del Áncora Aranjuez. Ímagen cedida por el Áncora Aranjuez.

Enrique Moreno Trapote, entrenador del Áncora Aranjuez. Ímagen cedida por el Áncora Aranjuez.

Enrique Moreno Trapote: “Cuando los problemas ajenos al fútbol se canalizan a través de los partidos y explotan en episodios de pura violencia no estamos, desde luego,  asistiendo a nada que pueda tener relación con los valores que desde el universo del deporte se transmiten a diario. Pero, desgraciadamente, la violencia todavía no se ha erradicado y los grupos extremistas y violentos siguen apareciendo en los estadios con todas las consecuencias.

Los episodios de violencia en los estadios duelen muchísimo y traen consecuencias nefastas. La responsabilidad de los clubes, de los equipos y de los entrenadores reside en la constante firmeza de transmitir desde las bases valores y  principios positivos y saber enseñar a distinguir las actitudes positivas y negativas, diciendo tajantemente lo que no está permitido hacer.

En mi larga experiencia como entrenador y mi constante relación con los chicos que deciden, desde temprana edad, de dedicarse a este deporte, puedo asegurar que la labor de la educación en valores viaja en la misma vía del entrenamiento y las técnicas deportivas. Es fundamental aportar nuestro granito de arena para que los chicos a través de la práctica del deporte tengan una oportunidad más de crecer asimilando valores positivos, básicos, también, para el adulto de mañana.”

¿Cuáles son los objetivos y los logros  del Club Áncora Aranjuez? 

Escudo del Áncora Aranjuez. Ímagen cedida por el Áncora Aranjuez.

Escudo del Áncora Aranjuez. Ímagen cedida por el Áncora Aranjuez.

E.M.T.“El Club Áncora Aranjuez cuenta con una Escuela de futbol, ocho equipos, diecisiete entrenadores, siete directivos y el Presidente. Desde su refundación en el 1986 el Club, cuya camiseta mantiene el blanco y el azul, como colores que la caracterizan, ha apostado por la calidad del entrenamiento, la dedicación absoluta de los profesionales y la enseñanza de valores en el marco del trabajo en equipo, además de una sana competitividad en el respeto a las normas de juego y de convivencia.

El camino del club ha sido largo y rico de experiencias positivas gracias a los esfuerzos y la dedicación de cada día de todos los que trabajamos en él.

De las filas del Áncora Aranjuez han salido jugadores de la talla de Iván Sánchez Rico  Soto, que actualmente juega en el Granada y el portero Juan Luís Mora Palacios, entre otros, pero lo que nos importa es el camino, la constancia, el esfuerzo y el afán de superación que los chicos emprenden junto a su equipo. Por eso apostamos mucho por la Escuela de Futbol, allí no hay competición, sólo entrenamiento. Los niños aprenden las técnicas y se relacionan con un grupo distinto al del colegio o del entorno familiar.

Las competiciones llegan a partir de la categoría benjamín y siguen para las categorías alevín, infantil, cadete y juvenil. Los chicos entrenan dos veces a la semana durante una hora y media y el sábado juegan los partidos en casa o fuera.

A los chicos les inculcamos, entre otras cosas, la importancia de la higiene corporal invitándoles a ducharse después de cada partido y animamos a las familias a participar a las competiciones con el más puro espíritu deportivo. También les enseñamos el respeto para los otros miembros del equipo, los rivales, el entrenador y el árbitro.

Uno de nuestros objetivos es que los jugadores se sientan parte no solamente del equipo sino del Club al que pertenecen, en nuestra opinión tienen que vivir con normalidad la experiencia de quedarse sentados en el banquillo durante un partido o que sean convocados para jugar, de vez en cuando, con un equipo que no sea el habitual.

Un objetivo relevante sería poder retomar pronto el acto de entrega del Áncora de Plata, máximo reconocimiento de nuestro Club.”

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrenta un club como el Áncora Aranjuez?

E. M. T. “Las principales dificultades son las económicas. Tenemos un presupuesto anual de aproximadamente 80.000 euros  y una subvención de 8.000 euros que no llega ni siquiera a cubrir los gastos. Nuestra principal fuente de ingreso son las cuotas mensuales que pagan las familias. Tal situación económica supone una plantilla reducida y un esfuerzo considerable de voluntariado para atender a todas las tareas deportivas, organizativas y burocráticas. Si los recursos económicos fueran mayores nos gustaría poder atender a las necesidades de los equipos con un mayor número de técnicos.

Actualmente hay muchísimos entrenadores titulados que no ejercen esta profesión por falta de recursos económicos, a la vez que muchas personas, a las que les gustaría obtener el título oficial de entrenador, se ven obligadas a renunciar a su sueño por el coste económico que supone participar al curso de formación.

Es una gran paradoja que con la cantidad de dinero que mueve un deporte como el fútbol solamente una mínima parte se destine a los clubes de base que, como nosotros, tienen una importancia fundamental para la formación de los jóvenes.”

¿Qué tipo de vínculo se instaura entre el entrenador y los chicos de los equipos?

Equipo Infantil Áncora Aranjuez. Imagen cedida por el Áncora Aranjuez.

Equipo Infantil Áncora Aranjuez. Imagen cedida por el Áncora Aranjuez.

E.M. T. “Entre el entrenador y los chicos suele instaurarse un vínculo muy estrecho que perdura a lo largo de toda la vida. Muchas veces los entrenadores nos convertimos en un apoyo muy importante sobre todo para los chicos pre-adolescentes y adolescentes. Ellos a menudo confían en nosotros y si tienen algún problema nos lo transmiten buscando una solución. Nosotros, de nuestra parte, captamos a la primera si hay algo que no cuadra, si el chico está triste o preocupado, nada más pisar el campo.

Mi consejo a todos ellos siempre es el mismo. Enseguida los invito a animarse y a entrenar o jugar el partido, una válvula de escape que nunca falla, que libera del stress, oxigena el cerebro y ayuda a pensar mejor, focalizar el problema e intentar solucionarlo contando, por supuesto, con nuestro apoyo pero, sobre todo, creyendo en ellos mismos.”

El Áncora Aranjuez, que se creó con la proposición de formar un equipo de cantera, con su sello de identidad y la ambición de educar en valores y deportividad a las personas desde pequeñitas, siempre estará ligado  al esfuerzo y dedicación de la familia Moreno, a Pepe Martínez y a Juan Ramón Piñero.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.