Entrevista a Roberto Santiago, autor de “Ana”

Hace unos días hablábamos de “Ana“, un thriller apasionante que atrapa al lector desde la primera página y que, además de adentrarnos en el mundo del juego, nos hace reflexionar sobre varios temas más. Hemos tenido la gran oportunidad de entrevistar a Roberto Santiago, su autor (al que agradezco infinitamente nos haya dedicado parte de su tiempo), y hablar de todo ello.

Roberto Santiago, autor del thriller Ana

Roberto Santiago – image vía twitter.com

Podríamos decir que Roberto Santiago es “el hombre orquesta” (desde el respeto y cariño). Estudió Imagen y sonido y ha hecho prácticamente de todo: es escritor, dramaturgo, director de cine, guionista e incluso ha llegado a dirigir dos temporadas de la serie “El síndrome de Ulises” emitido en Antena 3. Pero ¿Cómo se define él mismo?

Qué difícil definirse a uno mismo… he tenido muchísima suerte de poder ganarme la vida haciendo lo que más me gusta desde los veinte años: escribir y contar historias. Guiones de cine y televisión, obras de teatro, novelas. En realidad todo tiene un mismo nexo común: tratar de entender/explicar el mundo a través de la ficción. Así que supongo que eso es lo que soy, un contador de historias.

Para todos aquellos que no les suena tu nombre les contaremos “Ruleta”, tu primer cortometraje, allá por 1999, fue presentado a la sección oficial del Festival de Cannes; “El penalti más largo del mundo” fue nominado al Goya como mejor guión adaptado; dirigiste “El club de los suicidas” o que “El sueño de Iván“, fue una película estrenada en diversos países de habla hispana, y apadrinada por Unicef, entre muchas otras películas en las que has participado; además has escrito guiones y adaptaciones para teatro. Sin embargo, eres muy conocido porque has publicado muchas novelas, cerca de 20, para niños y jóvenes, sin duda y en mi humilde opinión, el público más exigente. Háblanos un poco de ello.

Efectivamente he escrito muchas novelas dirigidas a un público infantil, algunas de ellas, como la saga “Los Futbolísimos” no solo han funcionado muy bien en España, sino que han cruzado fronteras y están publicadas en varios países. Por supuesto que pienso seguir escribiendo literatura infantil y juvenil, creo que es la base de todo, y además una manera de aportar un pequeño granito de arena para que la sociedad sea un poco mejor. Si conseguimos que los niños y niñas lean de verdad, que para ellos un libro sea algo cotidiano, habitual, habremos solucionado una gran parte de los problemas de este mundo, como la intolerancia, la falta de empatía hacia los demás, o la insolidaridad.

 Esta pregunta está un poco ligada a tu faceta de escritor. ¿Qué es para ti la escritura?

Tal y como te decía antes, escribir es una manera de arrojar algo de luz sobre los problemas que nos rodean. Por supuesto, también es una gran terapia. Y en último término, cuando no solo escribes para ti, sino que además publicas, es una responsabilidad enorme. Cada vez que escribes una historia estás tomando partido ante la realidad, y eso no te puede paralizar, pero tampoco lo puedes obviar. 

 Acabas de publicar “Ana“, tu primera novela para adultos. Un thriller apasionante que mantiene al lector en vilo de principio a fin. ¿Por qué te has decantado por el thriller? ¿Es uno de tus géneros preferidos? y ¿Cómo surge ese cambio para escribir para adultos?

Por fortuna, todos los seres humanos somos muchas cosas al mismo tiempo. Como escritor disfruto una barbaridad con mis novelas infantiles, pero también tenía muchísima necesidad de contar una historia tan oscura como “Ana”. Soy un apasionado del thriller, siempre lo he sido, y si he tardado tanto en escribir mi primera novela de género negro ha sido precisamente por el enorme respeto que le tengo. Me he formado como lector con Patricia Higsmith o con Dashiell Hammet, también con autores españoles como Vázquez Montalbán, Pérez Merinero o Juan Madrid… y tantos otros. Llevaba muchos años preparándome para escribir esta historia.

Se trata de una novela, como he dicho antes, que consigue atrapar al lector y hace que estemos pegados a sus páginas en todo momento. Con ella nos adentras en un mundo complicado y también desconocido para muchos, pero devastador para los que están inmersos en la ludopatía. ¿Es real todo lo que se cuenta en este thriller en cuanto al juego? Y cuéntanos un poco cómo surgió la idea y cómo ha sido el proceso de documentación para escribirla.

“Ana” es una novela, y por lo tanto ficción. Pero todo lo que se cuenta en ella acerca del mundo del juego está basado o inspirado en hechos y personas absolutamente reales. He estado casi cuatro años viviendo muy de cerca en ese mundo del juego, y hablo con pleno conocimiento, no son asuntos que me hayan contado, sino que los he visto y palpado en primera persona. Sorprende el hecho de que no haya más novelas (o más películas) que hablen de este tema, porque es apasionante, es un material narrativo de primer orden. Y lo que es más importante: está ahí mismo, muy cerca, a nuestro alrededor y parece que no nos enteramos, o no queremos enterarnos.

La protagonista, “Ana“, es una mujer realmente brillante, adicta a todo y quiere que se haga justicia a pesar de saber que va a ser muy complicado, pues tiene que enfrentarse a una gran corporación de la industria del juego y, por tanto, con recursos ilimitados en comparación con ella. Es muy difícil pero real como la vida misma, de hecho hace unos años era impensable ir en contra de grandes corporaciones, empresas o administraciones públicas u Hospitales, sin embargo ahora es posible y a veces tienen la misma suerte que ella. ¿Qué opinas al respecto?

Creo que todos llevamos una “Ana” dentro de nosotros. Todos hemos pensado alguna vez que nos gustaría enfrentarnos contra los poderosos, plantarles cara, decir: basta. Y no solo contra las grandes corporaciones, sino contra el sistema mismo. Por desgracia, la mayoría de las veces, dejamos lo importante para solucionar lo urgente. Pero tienes toda la razón: hoy en día es posible, David puede enfrentarse a Goliath, y si tiene la suficiente fortaleza, tal vez conseguir cambiar un poco las cosas. Porque esa es la cuestión, que cada uno haga lo que esté en su mano, para mejorar un poco este mundo. De eso va “Ana”.

 Personalmente, creo que a muchos de los lectores les pasará lo mismo, este fantástico thriller me ha hecho reflexionar en muchas cosas: en el problema del juego, en cómo determinadas personas, sean físicas o jurídicas, se aprovechan de la debilidad humana aún sabiendo que están causando graves daños, la falta de ética, en cómo corporaciones que tienen mucho dinero se creen que pueden hacer las cosas a su antojo a golpe de talonario, en el sistema judicial y en cómo las personas que tienen que velar por la justicia e impartirla, a veces, interpretan las cosas de una manera “tan peculiar” (no dejan de ser personas). Y es algo que has plasmado a la perfección, pues estamos viendo y viviendo sentencias estos días que nos dejan un poco perplejos. ¿Cómo es la justicia para Roberto Santiago?

Evidentemente la justicia depende de la cultura y de cada momento histórico, aquello que hace años era delito hoy puede no serlo, y al contrario. Por  lo tanto, lo primero que debemos entender para no volvernos locos es que el concepto de justicia es algo subjetivo. A partir de ahí, creo que no descubrimos nada si decimos que el poder y el dinero están directamente vinculados al éxito en un proceso judicial. Por fortuna, al igual que le pasa a Ana, aún sigo teniendo fe en que las cosas pueden mejorar si nos empeñamos en ello.

"Ana", el thriller de Roberto Santiago

Roberto Santiago, autor de “Ana”

 Ana” es una novela realmente bien documentada, no solo en cuanto al juego si no también al procedimiento penal, normativas… ¿Cómo ha sido el proceso?

He contado con la ayuda de algunos abogados extraordinarios, como Javier Gaspar, o Zulima Almira, que no solo me han asesorado y han revisado cada capítulo una y mil veces, sino que me han acompañado a juzgados, me han presentado a fiscales, jueces y otros letrados. El proceso de documentación me llevó también a presenciar varios juicios en directo, en particular en la Audiencia Provincial de Madrid, donde se desarrolla parte de la trama de esta novela, y eso fue uno de los momentos más emocionantes para mí, ver en directo a asesinos confesos, asistir a juicios con jurados, contemplar interrogatorios… Se lo recomiendo a todo el mundo, es un espectáculo digno de vivirse.

La protagonista que has elegido es una mujer realmente brillante y hasta valiente en algunos casos, a la vez que débil dejándose caer en el alcohol o las pastillas. Pero también con una personalidad bastante complicada. ¿Te inspiraste en alguien a quien conoces para crearla?

Ana es muy contradictoria, como bien dices: es fuerte y frágil al mismo tiempo; dispuesta a luchar contra las injusticias y por otro lado es una adicta; tiene una enorme fe en la verdad, pero a la vez desconfía de todo el mundo… esa mezcla es lo que más me gusta de ella. No está basada en una sola persona, sino en varias mujeres que han sido muy importantes a lo largo de mi vida, y de las que he robado diferentes elementos de su carácter, de su sentido de la ética e incluso de su aspecto físico. El personaje “Ana” existe mucho antes que la novela “Ana”, al menos en mi cabeza.

En mi humilde opinión, “Ana” es una novela digna de llevarla al cine. Imagínate por un momento que se diera el caso y que pudieras elegir a una actriz para protagonizarla. ¿Quién podría ser?

Buenísima pregunta, pero no puedo decir una sola actriz, discúlpame. Se me ocurren un montón de estupendas actrices españolas en torno a los cuarenta que llegado el caso podrían interpretar a una “Ana” maravillosa.

Vamos a conocer un poco más a Roberto Santiago fuera de la faceta de escritor. ¿En qué otras artes se pierde?

Para mí la escritura tiene mucho que ver con la música, de alguna manera se trata de crear una progresión de emociones y sentimientos, eso es lo más importante, mucho más que la trama o la estructura. Además, y por razones obvias, a mí siempre me ha interesado mucho la pintura y la fotografía, muchas de mis ideas para escribir una historia han surgido de una imagen.

Y para finalizar, en nuestro país, en comparación con otros la lectura no es nuestro fuerte (desgraciadamente) y, aunque cada vez hay más gente que lee, las cifras que se desprenden de algunos estudios son bastante desalentadoras. Desde tu punto de vista como escritor, ¿Cómo se podría fomentar la lectura?

Es muy sencillo (y muy complicado al mismo tiempo): Habría que multiplicar por cien el presupuesto destinado a fomentar la lectura entre los menores de edad. Ahí está la clave de todo. Y no solo me refiero al futuro de los libros, me refiero al futuro de nuestro país como sociedad. Si consiguiéramos educar a toda una verdadera generación de lectores, de aquí a veinte o treinta años España daría un paso de gigante en todos los aspectos. ¿De qué nos sirve tener estupendas carreteras, trenes de alta velocidad, o cazabombarderos de última generación si no leemos, si no tenemos cultura?

Ana (volumen independiente) (Spanish Edition)

Amazon España: EUR 12,34

Amazon Reino Unido: £10.99

Amazon Estados Unidos: -

 

NO USAR ESTE APARTADO!!
Photo ofRoberto Santiago
Name
Roberto Santiago
Website
Job Title
Escritor, director de cine, guionista, dramaturgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *