Encuentran humano moderno con casi 10 por ciento de genes de neandertal

Las referencias genéticas de una mandíbula encontrada en territorio rumano, hace pensar que los humanos estuvieron relacionados con los neandertales no solo en el Oriente Medio sino también en el continente europeo.

Hace aproximadamente 40.000 años los neandertales dejaron de tener presencia en Europa,  pero dejaron una importante herencia: una considerable fracción de su carga genética, correspondiente al 1 o 3 por ciento de sus genes, perdura aún en los habitantes actuales de Europa.

Recientemente un equipo de científicos alemanes, estadounidenses y chinos logró un asombroso descubrimiento: al revisar el ADN de una mandíbula que data de hace 42 mil años, hallada en Rumanía, los expertos comprobaron que entre el 6 y 10 por ciento del genoma del ser prehistórico al que correspondía era neandertal.

Humanos modernos y neandertales

Los científicos participantes en el estudio afirman que se trata del porcentaje más grande de genes heredados de neandertal, encontrado hasta el momento en ningún otro humano moderno. Las conclusiones de esta investigación fueron publicadas en la revista Nature.

Las secciones en los cromosomas en el material genético de este individuo ancestral son bastante considerables. De hecho, se piensa que su ascendencia neandertal se remontaría a solo 4 o 6 generaciones en su pasado genético. Esta es una significativa evidencia que se acumula otras varias de que los primeros humanos modernos, los hombres prehistóricos que eran similares a nosotros que arribaron al continente europeo, tuvieron relaciones con los neandertales que ya habitaban allí.

Raíces genéticas humanas y neandertales

Todos los humanos que tienen sus raíces genéticas fuera del continente africano, tienen entre el 1 y 3 por ciento de los genes de los neandertales. Hasta el momento los científicos habían creído que lo más seguro es que los humanos que arribaron por vez primera a Europa, se hubieran mezclado con los neandertales en el oriente medio hace unos 60 mil años, antes de emigrar hacia Europa y el resto del orbe.

No obstante, los análisis realizados con radiocarbono de fósiles de distintos yacimientos en Europa, hacen pensar que las dos especies, neandertales y humanos, mantuvieron contacto en Europa por lo menos durante cinco milenios. Y durante ese tiempo tuvieron cruzas genéticas en muchas ocasiones.

El secreto de los neandertales

En el 2012 en la cueva Oase, territorio rumano, fue hallada esta mandíbula de humano moderno. Data de hace unos 40.000 años, es decir, cuando los neandertales aún no han desaparecido. Desde ese entonces el sitio ha sido objeto de un grupo multinacional de científicos. Estos son los antecedentes de la actual investigación, que reveló que esa mandíbula pertenecía a uno de los primeros humanos modernos que habitaron en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.