En Italia llega la Befana en vez de los Reyes Magos

La Befana es un mítico personaje con aspecto de anciana que, en Italia, entrega regalos a los niños buenos el día de la epifanía.

El término Befana deriva del greco epipháneia que significa “fiesta de la aparición”. Su origen proviene de tradiciones mágicas precristianas y en la cultura popular se funde con elementos folclóricos y cristianos. La Befana trae regalos en recuerdo a los entregados por los reyes magos al niño Jesús.

Imagen de la Befana

Es representada con una falda oscura y amplia, un delantal con bolsillos, una bufanda, un pañuelo o sombrero en la cabeza y un par de chinelas viejas. Por lo general, todas las prendas presentan coloridos remiendos o parches. Aparece cabalgando en una escoba, se detiene en los techos de las casas, baja por las chimeneas y distribuye los regalos en los calcetines o medias dejados por los niños.

La tradición dice que le deja regalos a los niños buenos y carbón (simboliza el negro del infierno o la energía de la tierra) a los niños que han sido caprichosos.

Simbolismo de la Befana

Su origen está ligado a tradiciones paganas relativas al año transcurrido. Representa la finalización de las fiestas natalicias, finalización del año solar e inicio del año lunar. Los antiguos romanos pensaban que era guiada por Diana, diosa lunar de la vegetación, mientras otros decían que era guiada por la divinidad Satia (del latín satiaetas = saciedad) o Abundia (de abundancia).

La iglesia condenó con rigor tales creencias, definiéndolas como fruto de influencias satánicas, pero el pueblo continuó creyendo en la Befana.

Historia de la Befana

Antiguamente, la duodécima noche después de Navidad, se celebraba la muerte y el renacer de la naturaleza, a través de la figura pagana de la madre naturaleza. La noche del 6 de enero, la madre naturaleza cansada por haber entregado todas sus energías durante el año, aparecía en forma de vieja que volaba en una escoba. La naturaleza seca de ese período era pronta para ser quemada y así poder renacer de las cenizas como joven naturaleza.

En muchas regiones de Italia, se siguen diversos ritos purificadores similares a los de carnaval: se elimina el maleficio de los campos encendiendo grandes fogatas o quemando muñecos de paja con forma de vieja.

La Befana coincide con ciertas tradiciones, con la representación femenina del viejo año, pronta a sacrificarse para hacer renacer un nuevo período de prosperidad.

Leyenda de la Befana

Según la historia popular, los Reyes Magos, cuando llevaban los regalos al niño Jesús no encontraban el camino y pidieron información a una anciana. Pese a la insistencia de los Reyes Magos, ella no fue capaz de salir de su casa para indicarles la dirección correcta. Arrepentida luego de no haber ido con ellos, preparó una cesta con dulces y salió a buscarlos, sin encontrarlos. Así fue que se detuvo casa por casa regalando dulces a los niños que encontraba con la esperanza de que fueran el niño Jesús. De aquí que gira el mundo, haciendo regalos, en busca de perdón.

La Befana hoy

En la cultura italiana actual, la Befana no es vista como símbolo de un tiempo pasado, sino como una especie de abuela buena que premia a los niños.

Existe un estribillo que describe la vestimenta de la Befana; el día de la epifanía se escucha por las calles italianas:

“La Befana viene di notte

con le scarpe tutte rotte

col cappello alla romana

viva viva la Befana!“

 

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.