Elegir tu primera guitarra. Tipos, precio y características

1

Para todos aquéllos que han decidido iniciarse en el mundo de la guitarra, bien sea por la influencia de aquél melenudo guitarrista de rock o del lánguido cantautor, van los siguientes consejos que le permitirán elegir el instrumento que les acompañará en su aprendizaje.

En el momento en que alguien decide aprender a tocar la guitarra, el primero de los problemas con el que se encuentra es seleccionar dentro del abanico de tipos, modelos y precios, el que más se puede adaptar a sus necesidades para conseguir que el aprendizaje resulte ameno y satisfactorio.

Este artículo es una guía genérica para ayudar en la compra de esa primera guitarra, para ello empezaremos hablando de los diferentes tipos que te puedes encontrar en la tienda y acabaremos dando consejos para adaptar la compra a tus necesidades.

Tipos de guitarra que existen en el mercado

Siendo muy simplista, a la hora de comprar nuestra primera guitarra, podemos diferenciar tres tipos básicos: la guitarra clásica o española, la guitarra acústica y la guitarra eléctrica.

Las diferencias básicas no solo radican en el sonido del instrumento sino también en la fabricación, peso, tamaño y posibilidades que ofrecen.

  • La guitarra clásica o española: está compuesta de un cuerpo hueco que recoge y amplifica el sonido de las cuerdas, generando las notas.
Guitarra clásica o española

Guitarra clásica o española

Suele combinar cuerdas de nylon y metal, siendo la más suave de tocar y la más ligera y cómoda.

El recorrido del mástil permite el acceso sin problemas a los doce primeros trastes, equivalentes a una octava, siendo complicado, sobre todo para un principiante poder ejecutar notas más allá de esa primera octava.

  • La guitarra acústica: genera su sonido del mismo modo que la clásica, pero generalmente suele incorporar un fonocaptor en su interior que nos permite enchufar la misma a un amplificador, en el caso de que lo necesitemos.

Las cuerdas de la misma son de metal, y debido a la tensión generada, incorpora dentro del mástil una varilla de metal o alma.

Al ser sus cuerdas metálicas, ejercen mayor fricción sobre los dedos del guitarrista.

La gran ventaja sobre la guitarra clásica es que el recorrido del mástil y la forma del cuerpo, permite acceder a un mayor número de trastes y por lo tanto de sonidos.

  • La guitarra eléctrica: su principal característica es su construcción sobre una pieza sólida de madera, lo que la hace la más pesada de las tres.

Suele tener un mástil con un recorrido superior a la guitarra española y acústica, consiguiendo de este modo la posibilidad de ejecutar una mayor cantidad de notas.

El gran inconveniente de este tipo de guitarra es la necesidad de enchufar la misma a un amplificador, porque al carecer de caja de resonancia, apenas se puede apreciar su sonido.

La gran ventaja que ofrece este tipo de guitarra, es la posibilidad de modificar su acción con efectos incorporados al amplificador o multitud de pedales que nos permitirán escuchar un sonido más distorsionado, con retardo, reverberación o eco, lo que disparará nuestras posibilidades casi hasta el infinito.

Chuck Berry y su guitarra semi-acústica con caja de resonancia y pastillas. Photo by Örebro

Chuck Berry y su guitarra con caja de resonancia y pastillas.
Photo by Örebro

Existe una variación de la guitarra eléctrica, muy utilizada en la música Jazz y en el Blues, que es la semi-acústica, que incorpora además de unas pastillas, un cuerpo hueco que amplifica el sonido.

Precios, marcas y sitios de compra de la guitarra

Los precios de cualquiera de los tipos de guitarra van desde los 50 euros hasta los 15.000 o más, en función de su construcción, sus características y su historia.
Siempre hay que tener en cuenta que una guitarra mejora su sonido e incluso su precio con los años.

De todos modos, de cara a adquirir nuestra primera guitarra, lo primero que hay que tener claro es si va a ser una afición pasajera o algo que nos acompañará durante nuestra vida.

Si no tenemos muy claro este punto, yo recomiendo adquirir un instrumento que oscile entre 250 y 600 euros, dado que en esa franja ya encontramos una cierta calidad de construcción y de sonido sin necesidad de un gran desembolso.

Guitarra acústica en su estuche

Guitarra acústica en su estuche

Si optas por una guitarra clásica, mi consejo es que busques en marcas como Ortega, Yamaha, Höfner o Admira, ya que en esa gama de precios tiene instrumentos con buenas maderas, buena construcción y un sonido más que notable.
Por ejemplo, el modelo Ortega R131L tiene una calidad aceptable y un precio en torno a los 250 euros, lo mismo puede decirse de la Yamaha CG122MS, Höfner Thomann 60 o la Admira Málaga.


En caso de que tu elección sea una guitarra acústica, la recomendación gira en torno a Epiphone (gama baja de Gibson), Ibanez, Fender o Cort.
Como ejemplos, la Epiphone EJ-200SCE, la Ibanez GM600CE, la Fender CD320, o la Cort Earth 200 3TS.

Earth 200 3TS

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -


Si lo que has decidido es enchufarte a la distorsión de la eléctrica, te recomiendo que el límite inferior esté en unos 350 euros, donde ya puedes encontrar guitarras interesantes en fabricantes como Cort, Ibanez, Epiphone o Jackson.
Por ejemplo, una elección acertada y en torno a los 400 euros, sería la Cort M600, la Ibanez AGB200, la Epiphone Les Paul Standard o la Jackson Adrian Smith SDX.

X-11 BCS EMG

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

El mejor lugar para adquirir el instrumento es en una tienda de música, porque allí se puede probar el instrumento.
Aun así, internet nos ofrece la posibilidad de adquirir nuestra guitarra online y siempre que nos ciñamos a ese rango de precios y a esas marcas, conseguiremos un buen instrumento para los primeros años de práctica en el mundo de la guitarra, teniendo en cuenta que a través de la misma red se pueden encontrar ejemplos de su sonido.

La elección final de la guitarra más adecuada

Una vez conocidas las características generales y precio, el último factor a tener en cuenta y el más importante es, qué tipo de música quieres interpretar con tu guitarra.

Si lo que deseas es tocar flamenco, rumba o música clásica, tu elección debería ser una guitarra española.

Si quieres cantar a la vez que tocas la guitarra o realizar acompañamientos acústicos basados en acordes y ritmos, deberías decantarte por una guitarra acústica, aunque la clásica también te puede servir para este tipo de música.

Y por fin, si tu pretensión es tocar solos de guitarra, utilizar distorsiones y efectos o tocar música Rock, Heavy, Blues o similares, evidentemente habrías de adquirir una guitarra eléctrica.

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Haz la operación aritmética: *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.