“El maestro de esgrima”, de Pedro Olea

El maestro de esgrima es una película española de 1992 basada en la popular novela del autor Arturo Pérez-Reverte. Nominada a 11 premios Goya y ganadora de 3 de ellos, El maestro de esgrima es una película fiel a su novela y que narra los sucesos políticos de España a finales del siglo XIX bajo una historia que también involucra intriga, duelos, y asesinatos.

Ficha técnica

Título original: El maestro de esgrima
País: España
Director: Pedro Olea
Guión: Pedro Olea, Antonio Larreta, Francisco Prada
Fotografía: Alfredo F. Mayo
Música: José Nieto
Producción: Altube Films, Origen P. C.
Año: 1992
Género: Drama histórico
Duración: 84 min
Reparto: Omero Antonutti, Assunta Serna, Joaquim de Almeida, Miguel Rellán

Sinopsis

Ambientada en un Madrid de 1868, El maestro de esgrima nos muestra al protagonista, Don Jaime Astarloa; maestro de esgrima de jóvenes nobles que consideran este ‘arte’ como un mero deporte y pasatiempo.

Un día, se presenta una misteriosa mujer; Adela de Otero, buscando sus servicios. Dice querer aprender a realizar “la estocada de los doce escudos”, una estocada creada por el propio Jaime.

Sin estar seguro de querer enseñar a una mujer, poco a poco, Jaime y Adela entablan una relación más estrecha que solo la del alumno y maestro.

Con Madrid en plenos disturbios políticos, Don Jaime se verá involucrado en una trama de intriga y asesinato por un escándalo que podría salir a la luz.

No sólo Jaime deberá comprender lo que ocurre y salir vivo de la situación, sino que también se dará cuenta que ignora el verdadero motivo por el que Adela acudió a el.

 

El maestro de esgrima: La novela de Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte es un autor y periodista español, miembro de la Real Academia Española y conocido, más que nada, por su saga de Las aventuras del capitán Alatriste. 

El maestro de esgrima fue una de las novelas que le ayudaron a obtener reconocimiento literario y artístico junto a El club Dumas y La tabla de Flandes.

La novela fue escrita en 1985 y publicada en 1988.

En ella, nos muestran a Don Jaime Astarloa como un hombre que cree en la lealtad y el honor de los caballeros, así como también tiene su particular visión de la esgrima como una forma de arte y de entender la vida misma.

El maestro, avanzado de edad, recuerda los tiempos en que los duelos se combatían con espada en mano y no con pistolas ruidosas de pólvora.

Es un hombre clásico y solitario que dedica su tiempo a encontrar “la estocada perfecta”, y a enseñar a los jóvenes nobles a entender la esgrima como algo más que solo un deporte de ricos.

Gracias a esta novela, Jaime Astarloa es un personaje icónico de la novela española contemporánea.

La novela de El maestro de esgrima está escrita en un tono literario de Realismo, basada en un contexto socio-político-histórico de España a finales del siglo XIX.

Arturo Pérez-Reverte nos sumerge en una historia de conspiración, intriga, y crímenes, donde el acero de la espada posiblemente pueda ser tu única guía y arma.

 

El maestro de esgrima: Conflictos en España e ideales olvidados

Lo interesante de la película de El maestro de esgrima es la forma en que va mezclando los géneros.

Empieza por un drama con trasfondo político en el que hay grupos de inconformistas que buscan revelarse contra la corona de los Borbones, y causando disturbios en la capital, hasta los giros inesperados y el suspense final que se vive en la película.

El film nos presenta a Jaime Astarloa (Omero Antonutti), un maestro de esgrima reconocido por haber creado una estocada mortal y la cual no suele enseñar a nadie.

Es un hombre que busca los ideales olvidados de una España en la que no llega a reconocerse; el honor, la lealtad, y el significado de ser un caballero.

Ve el arte de la espada como una filosofía de vida, y la cual compara constantemente en forma de retórica y metáfora.

A su vida entra Adela de Otero (Assumpta Serna), una mujer noble que busca que Don Jaime sea su maestro y le enseñe la famosa estocada.

Jaime y Adela, image by the moviedb

Jaime y Adela, image by the moviedb

Jaime se niega rotundamente, primero que nada, por el hecho de que sea una mujer (como era lógico).

Adela se empeña en demostrarle lo que vale como tiradora (duelista, esgrimista…). Y teniendo un duelo de práctica, deja en claro sus habilidades y con ello le convence de ser digna de ser su aprendiz.

Jaime accede a dejar sus prejuicios a un lado y darle clases en secreto; por discreción a ambas reputaciones y rango.

La relación de ambos personajes está dirigida y escrita para ser creíble (lo cual se agradece), sin embargo, me hubiese gustado que se profundizase un poco más.

O sea, que se llevase el tema con más calma para su desarrollo, pero no me molesta la forma en que lo han tratado.

Da la sensación que el tiempo corre y que no pueden contarlo todo pero, por lo menos, está tratado lo mejor posible para que el guión nos cuente esa transición de la relación alumno-maestro a la sensación de deseo entre ambos.

Jaime con su filosofía de vida y Adela con su misterio y elocuencia al hablar (puesto que es una mujer culta además de excelente tiradora), son dos personajes con química y que, aparentemente, se complementan.

Sin ánimos de hacer un spoiler, la seducción que ejerce Adela sobre Jaime está justificada más adelante, y de ahí que también sea creíble lo rápido que va ocurriendo la transición para unir a los personajes de esa forma.

Otro tema que está llevado de forma alterna, pero con background importante, es el trasfondo político que luego tiene que ver con una carta que causa toda la parte de intriga y muerte.

El personaje de Agapito Carceles (Miguel Rellán) es clave en este tema puesto que se opone al gobierno y participa en manifestaciones, así como creando panfletos contra los Borbones.

Su personaje es quien más introduce a este tema debido a su amistad con Jaime, y es recordado por una escena en la película (con cierto humor) en la que explica que España necesita una revolución y ‘cortar cabezas’.

Lo mejor de la película es que el guión se mantiene sobrio, clásico, con actos bien definidos, personajes bien construidos y creíbles, más algunos twist que están bien logrados.

Puede que el final sorprenda a algunos, y a otros no, pero creo que el guión encarrila todo y guía de forma correcta para llegar a ese clímax y a una estupenda escena de duelo final.

Don Jaime debe atravesar una situación peligrosa y valerse de sus ideales para desentrañar la conspiración en la que se ve involucrado, demostrando que la edad y la experiencia aveces pueden estar a tu favor.

En general, es como visualizar una novela sin complejos ni pretensiones.

 

El maestro de esgrima: Una producción de nivel y fiel adaptación

Si en algo están de acuerdo los lectores de la novela (y no es fácil complacerlos), es que la película es una fiel adaptación.

Varios diálogos han sido conservados de forma fiel a la novela, lo cual también da un “toque” al film porque da esa sensación de mezcla entre narración literaria y de guión. No es molesto en sí, da más ambientación, aunque a lo mejor alguna que otra frase pueda sonar algo forzada.

Es una lástima que no se profundice más en ciertos personajes que aparecen (como Luis de Ayala, Agapito Carceles, y los criados).

Los actores protagonistas, image by pinterest

Los actores protagonistas, image by pinterest

Esta película representa a aquellas producciones de presupuesto, en género de drama de época, a principios de los noventa. A lo mejor uno no lo ve así ya que hoy en día estamos sobre saturados de series y ‘culebrones’ españoles donde TODO es de época.

Fue una película que estuvo nominada a 11 premios Goya e incluso en otros festivales. Ganó Goya a diseño de vestuario, mejor guión adaptado, y a mejor música.

A nivel estético y de fotografía, me sorprendió. Para ser una película de 1992, y no muy alejada de las pelis ochenteras españolas, los encuadres y perspectivas están bien construidos.

Hay unos planos generales que juegan con espejos de fondo. También se juega con varios planos simétricos y bellamente encuadrados pareciendo pinturas clásicas.

Hasta me atrevo a decir que el tono de los colores, la iluminación y composición, me recuerdan un poco a cuando miro cuadros del pintor del siglo XVII, Diego Velázquez (Las Meninas, Las hilanderas), dentro de esa simetría y geometría también.

El maestro de esgrima

Las Meninas, de Diego Velázquez

Algo que me ‘chirrió’ un poco fue tanta explicación de movimientos a la hora de las clases de esgrima. Y con esto me refiero a que hay movimientos sencillos que no son necesarios ser nombrados, más que los importantes.

Y sobre todo, por el hecho de que Adela se supone que ya debería conocerlos, y un profesor no nombraría cada cosa (hasta lo más sencillo y mínimo) en una clase verdadera. O eso pienso yo.

Entiendo que, obviamente, esto es una táctica para intentar que el espectador entienda mejor y aprenda de esgrima, pero hay cosas que simplemente podrían ser omitidas y mejor nombrar movimientos más clave e importantes que tanta palabrería en nombres.

Para los que se lo preguntaban, la película no contiene escenas sexuales ni desnudos. No creo que hubiese aportado mucho (tanto si hubiese sido así en la novela o no). Sobre todo, por la forma en que Jaime es un caballero y ambos personajes se respetan mutuamente, aunque haya un sentimiento de deseo, más no consumar nada.

Uno de los contras que tiene el film es el tema del sonido. Como era normal, la película fue doblada y, por ello, la sincronización del sonido con los labios tiene pequeños defectos.

Por lo mismo, el tono de los actores puede sonar un poco más falso puesto que las voces no están ‘viviendo el momento’ de forma real en una interpretación.

Por último, algunas interpretaciones de actores dejan mucho que desear y otras son un tanto sobre actuadas. Pero, ¿quién va a decir lo contrario cuando en los noventa muchos actores lo hacían? Y estoy hablando de actores españoles reconocidos como Penélope Cruz, Eduardo Noriega, Antonio Banderas, Victoria Abril, Marisa Paredes, Carmen Maura…

En fin, que sobre actuaciones habían, da igual si hoy en día son grandes actores o no.

el maestro de esgrima

Adela de Otero, image by pinterest

Lo que otros lectores dicen es que la apariencia de Don Jaime Astarloa (en la novela) no es como la del actor físicamente. No obstante, no ha sido algo grave y de lo que se quejen en sí.

El director, Pedro Olea (Akelarre, La conspiración, Tiempo de tormenta), dejó la película en alto y en mismo nivel que su novela (tomando en cuenta el año en el que fue filmada, su presupuesto, y tiempo de duración).

No se ha hecho ningún remake de esta película y el público sigue rogando porque sea así. Prefieren un clásico intocable a una posible película que no estaría a la altura de la novela por intentar hacerla sobresalir en otros temas.

En mi opinión, no esperaba nada de esta película y terminó por sorprenderme. Disfruté de ese breve viaje a la España de 1868, de personajes interesantes y consistentes, duelos bien coreografiados, una composición de fotografía aceptable, y de un guión con diferentes toques de género.

Me quedo con tres frases memorables de la película:

  • “El dinero es despreciable, pero nos ayuda a vivir”
  • “Dios tolera lo intolerable…No es un caballero”
  • “Una mujer debe rodearse de cierto misterio si quiere conservar su atractivo”

Os dejo con un trailer de la película en castellano:

El maestro de esgrima (Spanish Edition)

Amazon España: EUR 8,50

Amazon Reino Unido: £10.06

Amazon Estados Unidos: $10.93

El maestro de esgrima (DVD)

Amazon España: EUR 14,95

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 14,95

MANUAL DE ESGRIMA CLAVES PASO A PASO

Amazon España: EUR 18,95

Amazon Reino Unido: £23.36

Amazon Estados Unidos: $23.85

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *