El jade, una piedra natural dotada de interesantes propiedades

El jade es una de las piedras naturales más conocidas. De color verde, en la mayoría de los casos, es utilizada básicamente en la joyería y en la ornamentación pero también es apreciada en otros ámbitos como la litoterapia, pues es una de las consideradas “gemas mágicas” a la que se le atribuyen diversas propiedades.

Esta piedra verde que tanto llama la atención y de nombre jade, tal como decíamos anteriormente, es utilizada en la joyería pues se trata de una de las piedras semipreciosas que más gusta, tanto por sus características como por su precio, ya que no es tan costosa como la esmeralda o el diamante. También conocida como la reina de las gemas, está dotada de una resistencia increíble, pues se dice que tiene más fuerza que el acero y que “varias civilizaciones antiguas lo utilizaron para hacer hachas, cuchillos e incluso armas, para luego, poco a poco, empezar a ser considerada como una piedra simbólica usada en adornos y objetos religiosos“.

Aristocrazy, Eddie Borgo o Harmony  son algunas de las exclusivas firmas de joyería que trabajan con piedras naturales y preciosas como la perla, la piedra luna o la amatista y entre las que también se incluye el jade.

El jade: su historia y concepto

El jade fue una gema muy utilizada adoptando diferentes significados en función de la época y pueblo que hacía uso de ella: así, en el Antiguo Egipto fue considerada como un elemento muy valioso por sus propiedades curativas. Sin embargo, en Asia Occidental se ha ido utilizando como amuleto desde el año 4000 A.C, haciendo que, poco a poco, se fuera extendiendo esa idea por otros lugares como Armenia, Turquía o por los árabes y aún siga persistiendo.

El pueblo Maya, por su parte, utilizaba el jade para crear utensilios y armas pues para ellos era “la piedra de la creación“. Los aztecas lo usaban, de la misma forma que los anteriores, para las armas, además de para curar enfermedades renales. Los Maoríes, como protección y para los pueblos prehispánicos también tenía su propio significado, pues se decía que “concentraba las fuerzas de lo divino y era un símbolo de vida“.

Incluso, y como anécdota, según asegura el editor de la web piedras y gemas, fue “utilizado en diversas ocasiones para crear instrumentos musicales como gongs, órganos de campana y xilófonos“.

Cuando hablamos del jade, concepto de origen español, a muchos nos viene una misma idea a la mente: piedra natural de color verde, unas veces más claro y brillante y otras más oscuro. Pero hay que advertir que, aunque este color sea el más conocido y también el más utilizado, puede “tener coloración blanca en diferentes tonos y pueden ser también de color púrpura, rojo, azul, marrón, negro y amarillo, así como la existencia de tres clases: Imperial, Comercial y utilidades“, según Valentina Gama de Tendencias en joyería.

El jade auténtico y sus yacimientos

A la hora de comprar joyas de jade hay que fijarse muy bien porque en el mercado existen algunas piedras parecidas (imitaciones como el cuarzo de aventurina, mármol opaco de dolomita o Serpentina, entre otros) y que posteriormente son vendidas como verdaderas. Los jades reales son el jade de jadeíta y el jade nefrita.

La mayor parte del jade mundial se encuentra en yacimientos de las minas de Columbia Británica pero no es el único lugar, ya que, aunque en menor cantidad, también existe en países como Australia, Taiwán o Estados Unidos. Sin embargo, la que más interés genera es la proveniente de la antigua Birmania y más concretamente de Myanmar, así como Rusia o México (aunque no existe demasiada cantidad en estos últimos).

Guizhou Anillo de Jade pPurple

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Bling Jewelry- Collar de plata de ley

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

El jade: usos y propiedades

Como ya se sabe, el jade es utilizado básicamente en joyerías. Las firmas utilizan esta gema natural en sus originales creaciones haciendo que sus colgantes, anillos, pulseras o pendientes tengan “ese no se qué” que hacen que se nos vayan los ojos y queramos hacernos con alguna de ellas, y quizás es ahora el momento adecuado para autoregalarte o regalarla pues las navidades están muy cerca.

Pero no solo la joyería hace uso de esta piedra natural y semipreciosa sino que muchos artesanos,  sobre todo en oriente y como prueba el templo buda de Jade originario del año 1882 que alberga dos estatuas realizadas en jade, esmeraldas y ágatas, trabajan esta gema para sorprender con sus increíbles creaciones. Y no pocas veces acaban subastándose estas verdaderas obras de arte tal como lo hace esta web.

Sin embargo, el jade es mucho más. Si hablábamos anteriormente acerca de las propiedades que se le atribuían en otras civilizaciones, no podemos pasar por alto los beneficios que aún hoy en día se le presumen. Así, según Hebe Bravo, colaboradora de Innatia, algunas de las principales son las siguientes:

  • Atrae la buena suerte, por ello se utiliza con frecuencia en amuletos.
  • Elimina las malas vibraciones de nuestro hogar y se basa en lo que dice el Feng shui, pues de acuerdo con esta, el jade en la forma de objetos decorativos ayuda a limpiar los ambientes de energías negativas.
  • Ayuda a mejorar nuestro estado emocional, ya que esta piedra se asocia al 4º chakra o el conocido como chakra del corazón.
  • Atrae la buena suerte
  • Incrementa la concentración así como la energía y la salud en general.

Además de Hebe Bravo, también hay muchos otros expertos en el tema que aseguran que esta piedra natural, y muy especialmente el jade verde, es muy utilizada para prevenir enfermedades y problemas de salud. Trata los riñones y las glándulas suprarenales, fomenta la fertilidad y ayuda en el parto, además de equilibrar los fluidos corporales y proporciones de agua-sal.

Están comprobados los beneficios que aporta y de hecho es uno de los minerales utilizadas en la litoterapia.

¿Qué se entiende por litoterapia?

Se hablará en otro apartado de ella ya que es un tema muy extenso y del que tratar más en profundidad, pero a modo de introducción podríamos decir que  consiste en la utilización de piedras, gemas, cuarzos (entre los que se incluyen el ágatael lapislázuli) y cristales para obtener un efecto terapéutico. Eso sí, siempre de manera alternativa y para nada como sustitutiva de los métodos convencionales. Blog de farmacia, Salud ccm o Elcuerpo.es son algunas de las páginas especializadas en salud que dan esta misma definición de la litoterapia.

Y el jade, tal como se desprende de todo lo anterior, es una de las varias piedras utilizadas en la litoterapia ( de la misma forma que la perla, el ámbar , la malaquita o el cuarzo rosa) pues, se cree que brinda fortaleza física y emocional y se dice  que le relaciona con la longevidad y el éxito de los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.