El hijo de Frankenstein (1939), de Rowland V. Lee

1

Con ‘El hijo de Frankenstein’ empieza a fraguar la saga, que se completaría en siete películas, la que quizá sea la primera en la historia del cine.

Un año antes Carl Laemmle Jr. decide vender la Universal, y sus nuevos dueños optan por ya no hacer más películas de terror. Sin embargo, una reposición exitosa de Drácula, de Browning y de Frankenstein, de Whale, en cines de Los Ángeles, les animan a los nuevos productores a intentar una secuela más con el personaje principal de la compañía.

Whale se desentiende – o la productora nunca lo considera, quién sabe – y la dirección recae en Rowland V. Lee, prolífico realizador desde la época del cine mudo, que ese mismo año ya había realizado La torre de Londres, junto con Boris Karloff y Basil Rathbone, también para la Universal. Así, también Rathbone es contratado para esta película, en un papel que en principio había sido pensado para Peter Lorre.

Sinópsis de El hijo de Frankenstein

Luego de fallecer Henry Frankenstein, su hijo, Wolf (interpretado por Basil Rathbone), se muda junto a su esposa Elsa y su pequeño hijo, Peter, al castillo que fuera del primero. Al arribar al pueblo se enfrenta a la hostilidad de los lugareños, desconfiados por el crimen perpetrado por su padre, y con que alguien está viviendo en el laboratorio destruido del mismo (el laboratorio había sido destruido por el monstruo al final de la última entrega, La novia de Frankenstein, pereciendo (supuestamente) él mismo entre los escombros).

Se trata de Ygor (interpretado por Bela Lugosi), un antiguo profanador de tumbas, que robaba cadáveres para su padre, y que había sobrevivido a la horca, con el cuello roto, pero a quien no se podía juzgar dos veces por el mismo delito, por lo que los lugareños supersticiosos le consideraban maldito, o haber hecho pacto con el demonio.

Ygor había estado viviendo en las ruinas del laboratorio, que se hallaba sobre una fuente de azufre hirviente, desde que encontrara el cuerpo del monstruo entre los escombros, en estado lamentable pero aún vivo (en todo caso, empezamos a enterarnos de que es inmortal).

Ygor le descubre el monstruo a Wolf, quien se obsesiona con mejorar al monstruo, para demostrarle al mundo que su padre no estuvo equivocado y así limpiar su buen nombre. Pero Ygor quiere al monstruo para sus propios propósitos, que es el de vengarse de aquellos que le llevaron a la horca, abusándose del sentido de amistad que éste tiene. No obstante, el monstruo se halla ahora lo suficientemente amargado como para procurarse sus propios crímenes, no obedeciendo siempre a Ygor, y desatando el caos.

Lugosi, Karloff y Rathbone - Imagen by Universal Pictures

Lugosi, Karloff y Rathbone – Imagen by Universal Pictures

Similitudes y diferencias con Frankenstein y La novia de Frankenstein

En esta ocasión, la producción parece más querer sostenerse en la estelaridad del elenco, que en otras cuestiones. Quizás el guión no sea tan flojo como parece, a pesar de ciertas insustancialidades respecto de sus antecesoras (por ejemplo, no se plantea en ningún momento qué ocurrió con “la novia”, siendo que en la anterior había muerto bajo los escombros del laboratorio, junto con el monstruo).

Pero la puesta parece falta de dirección, poniendo los actores lo mejor de sí en sus interpretaciones, para que no zozobre. Uno podría pensar que de haber otra vez dirigido James Whale, hubiera profundizado aún más el aspecto marginal de personajes como los del monstruo e Ygor.

Bela Lugosi descolla en éste, el que quizá sea el mejor personaje que realizara en su carrera, el de lunático rasputinesco, que no mide consecuencias, ni para sí ni para los demás.

Boris Karloff se pasa la mitad de la película repitiendo mohínes y gestos de sus anteriores interpretaciones del monstruo, hasta que de pronto empieza a evidenciarse una actitud mucho más concentradamente amarga y resentida, sosteniendo un último vestigio de humanidad en su relación con Peter, el hijo pequeño de Wolf, y en su atribulada amistad con Ygor.

Una mención especial merece Lionel Atwill, como el Inspector Krogh, un acomplejado policía a quien le falta un brazo, por causa del monstruo, que le atacó cuando era un niño. Sus discusiones con Wolf Frankenstein son de lo mejor de la película. Atwill seguiría apareciendo en películas de Frankenstein, en adelante, siempre en el papel de policía o de burgomaestre.

Curiosidades

Originalmente, Peter Lorre iba a ser quien interpretara a Wolf Frankenstein, siendo luego relevado por Basil Rathbone.

El personaje de Ygor fue creado especialmente para Bela Lugosi, siendo que su amigo Karloff intercedió por él para que trabajara en esta película, dado que Lugosi se veía falto de trabajo a causa de su problema de adicción a la morfina.

En España esta película se llamó La sombra de Frankenstein.

Mel Brooks se basó mayormente en esta parte de la saga para su realización paródica de El joven Frankenstein (1974), siendo desopilante su interpretación del Inspector Krogh.

créditos

Rowland V. Lee (dirección y producción)
Wyllis Cooper (guión)
Frank Skinner (música)
George Robinson (dirección de fotografía)
Ted J. Kent (edición)
Jack Otterson (dirección de arte)
Russell A. Gausman (escenografía)
Vera West (vestuario)
Jack P. Pierce (maquillaje)
Fred Frank (asistente de dirección)

Elenco:

Basil Rathbone (Baron Wolf von Frankenstein)
Boris Karloff (el monstruo)
Bela Lugosi (Ygor)
Lionel Atwill (Inspector Krogh)
Josephine Hutchinson (Elsa von Frankenstein)
Donnie Dunagan (Peter von Frankenstein)
Emma Dunn (Amelia)
Edgar Norton (Benson)
Perry Ivins (Fritz)
Lawrence Grant (Burgomaestre)
Lionel Belmore (Lang)
Michael Mark (Ewald Neumüller)
Caroline Frances Cooke (Mrs. Neumüller )
Gustav von Seyffertitz (pueblerino)
Lorimer Johnston (pueblerino)
Tom Ricketts (pueblerino)

El Jovencito Frankenstein - Blu-Ray [Blu-ray]

Amazon España: EUR 11,99

Amazon Reino Unido: £10.89

Amazon Estados Unidos: EUR 11,99

Especial para “fans”:

Universal Monsters - Figura de acción (Diamond Select Toys APR141979)

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: £110.69

Amazon Estados Unidos: -

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Haz la operación aritmética: *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.