El aporte del árabe al español: palabras españolas de origen árabe

1

El árabe, después del latín, es la lengua que aportó más léxico al español. Los vocablos árabes forman parte de nuestro idioma con marcada influencia en ámbitos como el comercial, militar, agrícola, científico, cultural y administrativo.

Influencia del árabe en el español

Palabras árabes en la lengua española. Imagen por Chris Miller

La dominación árabe en la península ibérica comenzó en el año 711 con el asentamiento de grupos que provenían del norte de África y de Oriente y se prolongó durante ocho siglos. Fueron muchos años de continuo intercambio de costumbres, cultura y lengua.

Las palabras de origen árabe también dejaron sus huellas en la gramática española: hay adverbios, verbos, interjecciones, locuciones adverbiales, dichos, expresiones y refranes que son arabismos.

Términos árabes en ámbitos comerciales

La actividad comercial permitió la introducción de técnicas agrarias, como el sistema de riego, y de nuevos cultivos: acelga, alcaparra, alcachofa, albaricoque, alfalfa, azafrán, azúcar, berenjena, zanahoria.

La comunicación que se mantenía a través del mar Mediterráneo consentía la llegada al sur de España de alhajas, canela, almíbar y jarabes, que pagaban derechos de aduana y que seguramente tenían una tarifa.

Para las transacciones comerciales era necesario un sistema de pesas y medidas (fanega y quintal) y la mercadería tenía que pagar impuestos (aranceles).

Influencia del árabe en ámbitos militares, administrativos y científicos

Los árabes realizaban obras públicas para recaudar impuestos, sus pueblos se organizaban en aldeas, las poblaciones se dividían en barrios y el presidente del ayuntamiento se llamaba alcalde. Construían fortalezas (alcázar) y la vigilancia se hacía desde la atalaya (lugar elevado).

La zaga era la retaguardia de las tropas, por eso hoy se utiliza la palabra rezagado para hablar de alguien que viene o llega detrás y zaguero para referirse al futbolista que juega como defensa.

Uno de los aportes más significativos para la ciencia fue la introducción del concepto del cero. El trabajo científico dejó términos como alambique, alcohol, algoritmo, alquimia, álgebra, alcaloide.

La toponimia árabe: origen y significado de los nombres propios de un lugar

Este grupo es realmente numeroso ya que hay toponimias que se refieren a accidentes geográficos, nombres propios y apellidos.

Uno de los topónimos más conocidos es Alcalá, el castillo: Alcalá de Henares (Madrid), Alcalá de Moncayo (Zaragoza); Alcalá del Río (Sevilla).

Wadi en árabe significa río, de aquí que haya tantos topónimos que comienzan con esta forma: Guadalquivir (wadi al quivir = el río grande), Guadalajara (río de piedras), Guadalaviar, Gaudalén, Guadarrama, Guadalquivir.

Apellidos de origen árabe son Almodóvar, Buñuel, Luque, Anaya, Almeida.

Verbos, adverbios, preposiciones e interjecciones de origen árabe

Si bien los sustantivos españoles de origen árabe son muy numerosos, no sucede lo mismo con los verbos y adjetivos, que son escasos: acicalar, haragán, mezquino, y preposiciones solo existe una: hasta.

La interjección ¡Arre! se empleaba para incentivar a los camellos para que marcharan. De esta interjección deriva el verbo arrear. La palabra ojalá significa “Si Dios quiere” y se usa para expresar deseo.

Zutano, fulano, mengano y perengano son arabismos

Estos “indefinidos” nunca existieron como personas, son producto de la fantasía popular. Son vocablos árabes que se utilizan para referirse a una persona cuyo nombre no se conoce o no se quiere mencionar. El significado de fulano es “un tal”, de mengano “quien sea”, zutano viene de citano (del latín sabido) y el origen de perengano es incierto, se supone que puede venir de la mezcla de Pérez y mengano.

¡Hala!, ¡Hala!, llegamos al final. La lengua española puede hacer alarde del legado que le han dejado los árabes. Es una alhaja que debemos cuidar; es nuestra tarea.

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Haz la operación aritmética: *