El ámbar: una gema mágica con muchas propiedades

El ámbar, también conocido como succinita, es una de las más conocidas del mundo y ese color del sol que le acompaña no deja indiferente a nadie. Es utilizado básicamente en la joyería pero la magia que desprende es amplísima, pues sus propiedades terapéuticas la convierten en una de las más apreciadas.

A pesar de que muchos califican al ámbar como una piedra natural, no es sino una resina fosilizada de árboles coníferos (entre los que se encuentra el pino), del período oligoceno y es por eso que en su interior se encuentren tanto insectos como plantas.

Se descubrió y empezó a usarse hace más de 6000 años y desde entonces ha sido uno de los cristales más utilizados en todas las civilizaciones. Así, en la griega por ejemplo se le conocía como “la esencia o el néctar del sol al ponerse” y también “elektron” porque, según los expertos de piedras y gemas, “al frotarlo contra la lana produce electricidad estática y de ella deriva la palabra electricidad“. Sin embargo,  en épocas antiguas “era común usar en la magia representaciones de órganos reproductores y en el Renacimiento, se decía que aumentaba la belleza de las mujeres que portaban“.

Noda - Pendientes de plata y ámbar esféricos

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

¿Cómo surge el ámbar?

Es el resultado de un proceso natural muy lento. Los pinos de la época prehistórica desprendían resina y con ella arrastraban algunas plantas que crecían en sus troncos, pequeños insectos o incluso flores. Esa resina acababa cayendo al suelo y sepultándose. Con el pasar del tiempo, se fue solidificándose hasta acabar convirtiéndose la pieza que hoy en día nos podemos encontrar en cualquier joyería o en cualquier obra de arte.

El ámbar: usos y propiedades

No hace falta remontarnos a épocas tan lejanas y antiguas para hablar de todo lo que el ámbar puede dar de sí. Como te he comentado anteriormente, es uno de los cristales más utilizados en la joyería y no son pocas las marcas que hacen uso de él en sus fantásticos diseños. Pero no solo es usado en este campo, sino que por sus características y su dureza que, según el editor de la web minerales saludables, es similar a la del oro, puede ser muy fácil trabajar con él y por ello, otros campos como la industria de la perfumería (como preservante) o el del barniz se rinden ante este mágico fósil, utilizándolo constantemente.

Además de estos usos también se le atribuyen diferentes propiedades terapéuticas, esotéricas y especiales, al igual que a otras piedras naturales como la amatista, la perla, el ágatael lapislázuli o el jade, entre muchas otras, y es una de las más utilizadas en la terapia de cristal (de la que ya hablaremos en otro apartado).

Son muchos los que hablan de las bondades de este cristal mágico y la mayoría de ellos coinciden en que, como dice el editor de Gemselect, “alivia el estrés, facilita la expresión y disipa la tensión nerviosa“. Sin embargo no son pocos los que le atribuyen muchas propiedades más. Así, según La revista Buena salud, “Revitaliza el organismo en general y el órgano del cuerpo sobre el que se coloque, en particular. Absorbe los influjos negativos presentes en un ambiente y se puede utilizar para limpiezas energéticas“. Para Juan Esteban Jorge, colaborador de la web innatia, sin embargo, que coincide en la existencia de interesantes curativos en el ámbar, va mucho más allá al asegurarnos “que es muy positivo  para todo lo que es el tracto digestivo, incluyendo el hígado, la vesícula y páncreas“.

Otras publicaciones como Remedios populares también aportan más datos acerca de la magia que desprende el ámbar al asegurar que, “levanta el ánimo al proporcionar optimismo y refuerza la vitalidad física“, además de mencionarnos que es usada también para reequilibrar el corazón, el abdomen y la parte inferior de la espalda. Gotitas de ámbar por su parte, incide, y muy acertadamente en mi humilde opinión, en que el ámbar no es un tratamiento por sí solo, sino que está visto que debido al Sucsanae “ayuda a mejorar ciertos malestares o problemas físicos y entre ellos destaca problemas respiratorios y de garganta como los catarros, las alergias inflamaciones de amígdalas o asma; los problemas bucales como la caries, gingivitis o encías sangrantes; las cerebrales y del sistema nervioso, los problemas circulatorios, el estrés o los padecimientos del aparato digestivo y urinario“. No son los únicos pues la Revista Mujer y la web Eslado se manifiestan también en este sentido, y esta última, además, puntualiza que puede beneficiar a personas que tienen algún problemas de tiroides.

Como puedes ver, el ámbar además de poder engalanar nuestros cuellos, muñecas o dedos puede aportarnos también algunos pequeños beneficios de cara a nuestra salud, y algunas publicaciones como 20 Minutos la incluyen entre junto a la piedra luna o la malaquita como una de las gemas más valoradas por sus propiedades curativas y espirituales. Por ello, si aún no tienes claro qué regalar en estas navidades, puedes aprovechar para comprar alguna pequeña joya o alguna pieza que contenga ámbar y sorprender con algo original.

Limpieza y cuidados del ámbar

Por un lado cabe hacer una pequeña diferenciación en cuanto a la limpieza y cuidados del ámbar como joya y por otro los rituales para que el ámbar pueda desplegar todos sus efectos.

En cuanto a los cuidados hay que tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Es conveniente guardar las piezas de forma separada a los metales (anillos, cadenas…)
  • El ámbar es sensible a los productos químicos por lo que hay que tener cuidado a la hora de echarnos perfume o crema, así como con los productos de limpieza cotidianos.
  • Se recomienda no poner los cristales de ámbar cerca de un punto donde desprenda calor ni tampoco que le den los rayos de sol directamente
  • Y para su limpieza, se puede hacer con un pequeño paño húmedo. Y si además quieres que brille, se recomienda que a un paño se le vierta unas gotitas de aceite de oliva y se frote el ámbar secándolo con otro paño seco.

Rituales con el ámbar

  • Para eliminar la negatividad: basta con contar con una vela blanca y algunas cuentas de ámbar. Enciendes la vela colocándola en el suelo. Te sientas frente a ella y haces un círculo con las piezas de ámbar que tengas a tu alrededor. Y según Piedras y gemas, solo basta con que te concentres y te cierres a toda energía extrema.
  • Baño protector: Tendrás que llenar la bañera de agua caliente y meter dentro 9 piezas de ámbar. Te metes dentro y no salgas hasta que se enfríe el agua. Sacas las piezas de ámbar y las llevas contigo allá donde vayas hasta el siguiente baño.

Advertencia: Las piedras naturales nunca se pueden utilizar como sustitutivo de tratamientos médicos convencionales sino como algo aternativo.

Noda - Juego de 3 piedras de genuino ámbar báltico

Amazon España: EUR 19,60

Amazon Reino Unido: £16.26

Amazon Estados Unidos: EUR 19,60

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.