Dieta para equilibrar tus hormonas

Estudios de Harvard revelan la importancia entre tus hormonas y la quema de grasas. Varias hormonas controlan la pérdida de peso, al igual que tu metabolismo, y hasta tu apetito. Vamos a ver los beneficios de seguir una dieta que restablezca tus hormonas y que no te sabotee los esfuerzos que haces para bajar de peso.

La dieta hormonal: Restablecimiento de las hormonas

Las hormonas son las sustancias bioquímicas que tenemos como organismo multicelular y que tienen relación con el comportamiento de tu mente y cuerpo. Es por eso que hay que seguir una dieta que las mantenga en su línea.

Ellas recogen grasa, energía, lidian con el estrés, y ayudan a mantener la grasa muscular.

Si equilibras tus hormonas, te sentirás más ligero, enérgico, y de buen humor.

Hay alimentos que, sin saberlo, pueden desestabilizar nuestras hormonas y nos provoca la sensación de ‘antojo’ cuando tu cuerpo no tiene la necesidad de comer. Para ello, hay que empezar por comer los alimentos correctos y desintoxicar tu cuerpo.

Hay que saber comer y cuándo. Si comes teniendo las hormonas desequilibradas, y comes cuando no debes, es probable que perder peso te sea difícil.

La dieta hormonal: Comer lo que el cuerpo necesita

1.- Primero, deberíamos evitar los alimentos altamente glucémicos. O sea, el pan blanco,  productos horneados y procesados, y los refrescos. Más que nada, alimentos que sean altos en hidratos de carbono y azúcar.

Para mantener un buen nivel en nuestras hormonas, hay que comer cosas con fibra. Por ejemplo, avena, frijoles, plátano, alcachofas, pasas, etc. Ayudan a tu tracto intestinal y te protegen de la irritación.

Hay que sumar el beber agua, un litro por lo menos al día, para que tu cuerpo pueda ir eliminando las toxinas.

2.- Comer 5 veces al día cada 4 horas es lo recomendable. Cuando comemos de más, o abusamos de los carbohidratos, la insulina se dispara. Esto hace que acumules grasa y se rompa el músculo.

Si comes proteínas, ellas liberan el glucagón. Se libera si los niveles de insulina están bajos y utiliza la grasa para elevarlos.

Por ello hay que hacer tres comidas fuertes y dos entremedias (de cantidades pequeñas). Son los ‘atracones’ lo que ocasiona que las hormonas se disparen y tengas problemas de insulina, depresión, u obesidad.

Básicamente, hay que comer bien y en cantidad razonable, pero no pasar hambre tampoco.

Los porcentajes ideales en las comidas principales (3 veces al día) es de 40% de carbohidrato, 30% de proteína, y 30% de grasas.

Con carbohidratos hablamos de frutas y verduras. No de pan, masa, harinas, etc. Son los carbohidratos ‘buenos’ los que mantienen la insulina en su nivel.

En proteínas entra el pollo, pavo, pescado, queso fresco, algunos cortes de res, huevo, y productos lácteos descremados.

Las grasas mono insaturadas son las que nos ayudan. Por ejemplo, las aceitunas y los frutos secos (no de bote).

3.- No olvidemos intentar hacer 30min de ejercicio al día. Para los sedentarios, hacer un esfuerzo de salir a caminar si es posible. O hacer cualquier actividad necesaria del día (conducir, ir a la compra, etc.) e intentar no estar en una posición por más de 20min (sentado, o recostado, y sin moverse).

Dieta hormonal

Verduras, image by sergio

La dieta hormonal: Reducir la grasa del cuerpo

Es el desequilibrio hormonal lo que provoca grasa acumulada en ciertas partes o ‘fat spots’.

Repasemos cómo evitarlo.

1.- Grasa en la espalda y debajo del sujetador. Esta acumulación puede ser por niveles bajos de tiroxina, que regula el metabolismo celular. Para reducirlo, hay que comer alimentos ricos en yodo; pescado y verduras de ‘hoja verde’.

2.- Michelines. Estos aparecen por un nivel alto de insulina (exceso de azúcares y carbohidratos). Hay que reducir su consumo y comer más fibra.

3.- Brazos flácidos o con ‘grasita debajo’. Las ‘bingo wings’ aparecen por niveles bajo de testosterona. Aunque sea una hormona masculina, las mujeres la tenemos en una cantidad baja.

La cantidad se reduce con la edad, así que hay que consumir alimentos de tipo ácido grasos como el aguacate y el pescado azul. También consumir flavonoides (manzana, soja, té verde, y frutos rojos), el resveratrol, y el polifenol (vino tinto).

4.- El trasero. Una cosa es tener un trasero grande por constitución física y otra que sea grande por la acumulación de grasa. Si tienes exceso de grasa es porque tus niveles de estrógeno están altos.

Para bajarlos, debes comer verduras crucíferas (brócoli, coliflor, y col) que son fitoquímicos y bloquean el estrógeno. También semillas de lino y sésamo ayudan por sus polifenoles.

5.- Vientre. Para los que tienen ‘barriga’, eso es porque están produciendo mucho cortisol (la ‘hormona del estrés’). Toda la energía extra que acumulamos, y que no puede ser liberada, se transforma en grasa y glucosa.

Hay que comer espinacas, cítricos, nueces, frijoles, y berenjena. Suma hacer algo de ejercicio y tratar de llevar las situaciones más ‘relax’.

dieta hormonal

Plato de fruta, image by Evandro O Souza

La dieta hormonal: Consejos rápidos

1.- Evitar comer pan es duro para muchos. De ser así, intenta no consumir más de una rebanada al día, y mejor si es en el desayuno.

2.- La fruta está bien con moderación. No es necesario consumirla en exceso. Y hay que tener cuidado en no preferir hacernos zumos y batidos, ya que se convierten en más azúcar y poca fibra. Es mejor comer los pedazos de fruta tal cual.

3.- Es mejor beber té (caliente o helado, y no de sobre), agua, cerveza sin alcohol, agua con sabor (natural, no de sobre), y así evitar los refrescos. También puedes tomar algún zumo natural, e incluso un vaso de leche si es lo que te gusta.

4.- Comer albahaca, o hacer infusiones con sus hojas, ayuda a nivelar las hormonas. Baja el cortisol, mejora la claridad mental y estado el de ánimo.

5.- El aceite de coco natural virgen extra para los problemas de la tiroides, acelera el metabolismo, y protege contra enfermedades del corazón. 2 cucharadas al día es beneficioso.

Así que, con todo el conocimiento que ahora tienes, puedes empezar a preparar tu propia dieta en base a ello y según los alimentos que te gustan comer (conforme a lo hablado anteriormente).

Recuerda comer de forma equilibrada, respetar los horarios de comida, no quedarte con hambre, y crear un buen hábito para tu cuerpo.

dieta hormonal

Pescado con verdura, image by Evan Wathington

Os dejo con un enlace a más consejos y tips para saber qué comer en la dieta hormonal y los beneficios que tiene.

La formula hormonal (Spanish Edition)

Amazon España: EUR 22,70

Amazon Reino Unido: £29.16

Amazon Estados Unidos: $30.01

El poder del metabolismo

Amazon España: EUR 20,37

Amazon Reino Unido: £21.75

Amazon Estados Unidos: $27.34

La dieta Alea

Amazon España: EUR 15,20

Amazon Reino Unido: £18.99

Amazon Estados Unidos: $19.93

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *