Reseña de De novias, esposas y otras cosas de Stanislaw Jaroszek

De novias, esposas y otras cosas es el segundo libro de cuentos publicado por Stanislaw Jaroszek, escritor polaco, quien ama el español y por eso escribe en nuestro idioma.

Conocí a Stanislaw Jaroszek hace casi tres años cuando viajó a la Ciudad de México para presentar el libro En la 18 a la 1. Escritores de Contratiempo en Chicago, obra de autores de distintas nacionalidades, que residen en la ciudad Chicago. Si bien no es de extrañar que mexicanos, ecuatorianos y autores de otros países latinoamericanos hayan decidido escribir y publicar en español, me llamó la atención que Jaroszek, quien es originario de Polonia fuera uno de los ponentes y nos ofreciera, además del cuento publicado en dicha antología, su primer libro de cuentos: Jaleos y denuncias, publicado por Ediciones Vocesueltas.

Ahora Jaroszek ha reunido once cuentos bajo el título De novias, esposas y otras cosas, publicado por El BeisMan, en el que con la brevedad que le caracteriza nos relata historias que tienen que ver con las relaciones amorosas y con las que ya han dejado de serlo, un poco porque el amor es ciego y un mucho porque los enamorados en ocasiones no quieren ver lo evidente.

Un escritor que dejó atrás tierra y familia, mantiene viva su herencia cultural y la enriquece con la estadounidense y latina

Las otras cosas de las que nos habla Jaroszek tienen que ver con la vida cotidiana de personas que han llegado a vivir a Estados Unidos con la ilusión de mejorar sus condiciones de vida. Muchas lo logran, otras sólo enfrentan una realidad cruda y cruel y se sienten impotentes en su soledad, en un ambiente competitivo, a veces hostil y a veces nada más indiferente.

En la obra del escritor polaco está presente la memoria de quien ha dejado atrás su tierra y su familia, pero no ha renunciado a su herencia cultural, la cual se ha enriquecido con las cosmovisiones diversas de colegas escritores, maestros, alumnos y personas que se cruzan en su camino. Todas las miradas del escritor son traducidas en historias que narra con humor y amor.

Los cuentos de Stanislaw Jaroszek, quien fue seducido por el idioma español, por las costumbres y tradiciones de los hispanohablantes, muchos de ellos mexicanos, con quienes convive y comparte alegrías y sinsabores, nos obligan a reflexionar sobre las decisiones que tomamos, las oportunidades que aprovechamos, lo que dejamos atrás o a lo que no estamos dispuestos a renunciar.

Ficción y realidad se mezclan en la obra de Jaroszek

En su cuento “La gran fuga” dice que “un buen escritor no debiera escribir más que un libro en su vida, porque no podría cuidar a todos sus personajes”.  Quizá tenga razón Favio, el personaje de la historia, pero Jaroszek sabe que mientras sus cuentos sean leídos, sean compartidos, los lectores se harán cargo de cuidarlos y él podrá seguir creando historias con personajes que se parecen mucho a él, a las novias y esposas de las que nos habla, a los Rambo que buscan trabajo en la entrada de un gran almacén especializado en materiales de construcción, a los maestros que interactúan con sus alumnos a ritmo de rap, a las vecinas que parecen meterse en todo pero están clamando por un poco de compañía, al hijo que por fin conoció en persona a su padre y pensó que tal vez hubiera sido mejor que se quedara en la fotografía.

De novias, esposas y otras cosas se antoja un regalo para cualquier ocasión, para aquellos familiares y amigos cercanos a nuestro corazón pero lejanos geográficamente, para quienes aman las historias sencillas con las cuales es fácil identificarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.