El cuidar la boca, los labios y los dientes conservando la dentadura en perfectas condiciones va más allá de una cuestión de estética. Entre las funciones de la boca, se encuentra la masticación y la salivación. Y si la boca está en malas condiciones no realizará bien estos cometidos, y por lo tanto repercutirá en la salud de nuestro organismo. Y tampoco nos debemos olvidar del cuidado de los labios que son una parte sensible y delicada de nuestro cuerpo a la que hay que prestar la atención necesaria.

Cuidar la boca con la higiene bucal es importante para ayudar a tener unas encías y dientes sanos. Los labios sanos y atractivos deben ser suaves y blandos.

Cuidar la boca y los dientes

Los dientes necesitan fundamentalmente calcio y fósforo, sustancias que se encuentran en abundancia en la leche y sus derivados, en los cereales, las verduras, el pescado y la carne. Por el contrario, estropean el esmalte las bebidas carbónicas y las sustancias azucaradas (pasteles, caramelos, bombones, etc.).

La limpieza bucal es conveniente realizarla después de cada comida, y a poder ser con cepillos de cerda natural que sean suaves para que no se irriten las encías. Los expertos en la salud bucal recomiendan que además de una limpieza adecuada para cuidar los dientes, hay que pasarse la seda dental cada día y visitar al odontólogo regularmente.

Asimismo el cepillo eléctrico Oral-B Vitality ofrece una limpieza superior clínicamente probada comparado con un cepillo de dientes manual normal:

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Masticar manzanas es un buen ejercicio para el fortalecimiento de los dientes y de la mandíbula y así cuidar la boca.

Cuidar la boca: dentífricos para la higiene bucal

Los dentífricos nos ayudan a tener una correcta higiene bucal. Elementos tan cotidianos como la piel de un limón ayuda a limpiar y blanquear los dientes e incluso si se persevera en su aplicación se puede llegar a eliminar el sarro. Es importante enjuagar bien la boca luego de frotar los dientes con el limón.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

El dentífrico de abajo totalmente natural, formulado a base de manzanilla, es idóneo para una limpieza suave del esmalte de los dientes y las encías delicadas, y la menta y hierbabuena de su composición mantienen el aliento fresco:

GEL DENTAL VEGETAL 75ML MENTA WELEDA

Amazon España: EUR 9,99

Amazon Reino Unido: £4.75

Amazon Estados Unidos: EUR 9,99

Otro limpiador sencillo para cuidar la boca y al alcance de la mano además de económico y sumamente fácil de preparar, es la sal común mezclada con agua. Es suficiente con preparar una pasta ligera y humedecer el cepillo de dientes.

Una tercera alternativa para ayudar a cuidar la boca estaría en triturar un fresón y frotan los dientes con su pulpa ya que proporciona un aliento fresco y deja los dientes muy blancos.

Cuidar la boca con enjuagues bucales: refrescar el aliento

Para refrescar el aliento pueden utilizarse infusiones de plantas medicinales como la menta piperita, lavanda-espliego, romero, orégano, salvia, tomillo y toronjil-melisa. Otra posibilidad es la de masticar una ramita de perejil fresco o un clavo seco.

Una receta casera de pastillas refrescantes para el aliento: se necesitan 20 gramos de azúcar glaseada, unos 8 gramos de flores de lavanda y una clara de huevo. Unimos todos los ingredientes batiéndoles hasta conseguir una pasta homogénea, es entonces cuando formamos bolitas con esta pasta y las dejaremos en un sitio seco, hasta que queden sólidas. El resultado son unas deliciosas pastillas que dejan nuestro aliento muy fresco.

Encías sanas para una bonita sonrisa

Además de cuidar la boca, los labios y los dientes, lograr una bonita sonrisa requiere de algo más. Las encías son los soportes de los dientes por eso deben conservarse fuertes y sonrosadas. Se pueden utilizar productos fáciles de preparar para evitar que las encías sangren y duelan tras el lavado de dientes con un cepillo de cerdas duras. Se muestra a continuación un producto que se puede hacer fácilmente:

Se utilizan 3 cucharadas de polvos de levadura mezcladas con 3 cucharadas de sal de cocina, y se guarda el preparado resultante en un frasco con una tapa de rosca. Para su aplicación bastará con diluir una cucharadita de este producto obtenido en medio vaso de agua.

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés), con relación al cuidado de las encías, señala: “La enfermedad de las encías comienza cuando una placa dental se forma a lo largo de y bajo la línea de las encías. Esta placa causa infecciones que afectan a las encías y los huesos que mantienen a los dientes en su lugar. A veces, esta condición hace que sus encías se vuelvan muy sensibles y lleguen a sangrar con más facilidad. Este problema, llamado gingivitis, comúnmente puede ser solucionado cepillándose los dientes y utilizando el hilo dental diariamente.”

Este mismo Instituto, también indica que puede haber otras infecciones de las encías que deben ser tratadas por un dentista, ya que si no se hace así pueden llegar a dañar muy seriamente las encías y otros tejidos que sostienen los dientes.

Cuidar los labios: protectores labiales

A los labios, la mayoría de las ocasiones, no se le presta la suficiente atención. Para que estén suaves nada mejor que la vitamina C, en combinación con la vitamina E.

El frío, la intemperie o el calor también afectan a la piel de los labios, razón por la que deben hidratarse para protegerlos de estas inclemencias meteorológicas. Asimismo también es importante evitar mojarlos continuamente con la lengua, ya que con este mal hábito sólo se conseguirá que se agrieten aún más.

Un bálsamo de miel para labios agrietados: 2 cucharadas de miel líquida y 5 o 6 gotas de agua de lavanda. Se mezclan muy bien los ingredientes y se guarda el bálsamo obtenido en una tarro, para aplicarse en los labios cada noche antes de acostarse.

En definitiva, si se cuida la boca y los dientes correctamente y se mantiene una buena higiene bucal además de proteger e hidratar los labios, todo ello ayudado de una alimentación adecuada, conseguiremos tener una bella y armoniosa sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.