Crítica de “Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2”, el final de la saga

La última entrega de la obra cinematográfica Los Juegos del Hambre, adaptación de la trilogía literaria distópica de Suzanne Collins, llega al fin a la gran pantalla después de cuatro años para despedirse por todo lo alto tras el enorme éxito obtenido con las anteriores películas: Los Juegos del Hambre, Los Juegos del Hambre: En Llamas y Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1, llegando tanto a jóvenes como a adultos.

Este punto final a la saga ha tenido su estreno el pasado 20 de noviembre a nivel mundial, con la excepción de que en España la fecha de salida se ha visto atrasada al día 27 para no competir en estreno de cartelera con la nacional Ocho Apellidos Catalanes. No obstante, esto no ha supuesto ningún problema para los mayores fans de la obra, pues los días 20, 21 y 22, en diversos cines de empresas como Cinesa, Yelmo, Kinépolis se pudo disfrutar de una maratón de películas de la saga; concretamente, de las dos últimas entregas, es decir, las dos partes que adaptan el último libro de la obra: Sinsajo.

Ficha técnica de Sinsajo – Parte 2

  • Título original: The Hunger Games: Mockingjay – Part 2
  • Duración: 137 minutos
  • Dirección: Francis Lawrence
  • Producción: Lionsgate, Color Force
  • Guion: Danny Strong (novela: Suzanne Collins)
  • Reparto principal: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Sam Claflin, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Donald Sutherland, Natalie Dormer, Julianne Moore

Sinopsis de Los Juegos del Hambre

Sinsajo - Parte 2 - Análisis, crítica, ficha técnica

Crítica de Sinsajo – Parte 2 Image by BagoGames

La historia nos sitúa en un mundo ficticio en el que un país llamado Panem ha sido dividido en distritos y han de seguir la dictadura del denominado Capitolio y su presidente, Snow. Con motivo de una revolución que se formó como intento de derrocar este retorcido sistema, carente de derechos humanos y con devastadoras divisiones de clases sociales, y para que sirva como recordatorio de la autoridad y poder absoluto del Capitolio, cada año se organiza un evento en el que un chico y una chica de entre 12 y 18 años han de participar en los llamados Juegos del Hambre: una batalla a muerte que tiene lugar en una arena especial, cuyo principal propósito es salir victorioso y, por supuesto, vivo. Una joven del Distrito 12, Katniss Everdeen, se presenta voluntaria para participar en lugar de su hermana pequeña, quien había sido elegida, y se verá envuelta en todo un infierno viviente.

Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2 nos sitúa en el desenlace de una historia ya desarrollada en las tres anteriores entregas. Por tanto, es recomendable haber visto dichas películas antes de continuar leyendo este artículo. No obstante, no se destripará nada de esta última parte, ni tampoco detalles concretos de anteriores partes.

La lucha por el cambio y la justicia

Crítica - Katniss Everdeen en Sinsajo - Parte 2

Jennifer Lawrence como Katniss Everdeen

Como bien es sabido en este punto de la historia, Sinsajo – Parte 2 sigue centrándose en el desarrollo de la sublevación contra el Capitolio, o más en concreto contra el presidente Snow, con un ejército de ‘rebeldes’, así llamados por Snow, ya formado, dispuestos a hacer lo que esté en sus manos para buscar justicia; para acabar con un sistema que únicamente busca el bienestar de los ricos y la desgracia de los pobres; para acabar con el “hambre”, tanto con los propios Juegos del Hambre como con la injusticia y el lamentable modo de vida que rodea a los distritos; para acabar con la muerte de inocentes. Sin embargo, no es solo el grupo de rebeldes el que mueve ficha; el presidente Snow contraataca mediante daños tanto físicos como psicológicos, como se ha podido ir observando tanto en En Llamas como en Sinsajo – Parte 1. Pero esta sucesión de ataques y contraataques no hace más que avivar aún más el fuego de la rebelión, especialmente en la protagonista Katniss Everdeen, la chica en llamas, ahora llamada “el Sinsajo”, dada a la vida de manera exquisita por Jennifer Lawrence, con una interpretación que hace que el espectador se sienta en el mismo Panem a su lado, como un rebelde más, viviendo cada acontecimiento al máximo. Pero, como cabía esperar del personaje, no solo se dedicará a seguir órdenes de la presidenta Alma Coin, líder de los rebeldes; a nuestra protagonista se le da mejor ir por libre. Así es como será testigo de determinados acontecimientos que tienen lugar en esta última película, no solo referentes a la rebelión, sino también a sus aliados y amigos, e incluso a sí misma.

El don de la palabra, la reacción a la acción y la moral

A lo largo de la saga, queda marcada la importancia del diálogo, del “saber hablar”, pues las palabras a veces pueden tener más fuerza que los actos, como en muchas ocasiones demostraba Peeta Mellark, y en Sinsajo – Parte 2 no es una excepción, con la diferencia de que esta vez harán uso del poder del lenguaje para otras metas; frente al Capitolio, prácticamente solo les queda actuar a nuestros protagonistas; es por eso que el desenlace es una de las partes más frenéticas de la saga, en contraste con Sinsajo – Parte 1, pero sin que pierda todo lujo de detalles, tanto en las relaciones desarrolladas entre los personajes como en la guerra final, en las estrategias llevadas a cabo y en el “juego” final del presidente Snow en el Capitolio para frenar a los rebeldes y acabar con ellos, además de atractivos diálogos que van sucediéndose tanto durante la acción como durante los cortos momentos de “tranquilidad”. Es, sin duda, la parte más dura y oscura de la historia, pues eso es lo que conllevan las guerras.

Por otra parte, todo esto nos plantea una moraleja, tanto moral como política, pensamientos que estarán muy presentes en la mente de la protagonista Katniss Everdeen, que se plantean implícitamente en la obra y, muy posiblemente, en los espectadores:

  • ¿Se pueden alcanzar cambios mediante solo palabras?
  • ¿Se puede plantear una democracia en un país acostumbrado a la dictadura?
  • ¿Se puede considerar justo el ojo por ojo?
  • ¿Cómo se puede detener la cadena de odio?

“¿Real o no?”. La duda entre la realidad y la fantasía

Una de las novedades en esta última entrega es la presencia de un contenido aún más psicológico que en sus precuelas, y es que, como se ha mencionado anteriormente, el presidente Snow realiza fuertes ataques psicológicos a sus contrincantes. Tras el rescate de Peeta Mellark al final de la primera parte de Sinsajo, y como puede verse al final de la misma, este personaje sufre serios delirios provocados por ciertos tratamientos del Capitolio, haciéndole confundir lo que es real de lo que no. A lo largo de Sinsajo – Parte 2, son varios los dilemas entre realidad y fantasía que experimenta este personaje. Esta situación agrava en cierto modo la efectividad de los planes de los rebeldes, así como las relaciones interpersonales, pero sin que el deseo de sublevación disminuya; más bien aumenta, al ser partícipes de las atrocidades que puede llegar a cometer Snow.

¿Hay sitio para el romance y el lamento en la guerra? Géneros a destacar

Como Katniss afirma en En Llamas, ella no es capaz de pensar en el amor existiendo asuntos de mayor importancia a su alrededor, algo que influye no solo a su familia, sino a la sociedad; solo puede pensar en las atrocidades del Capitolio y en el peligro del mismo. Sin embargo, es la misma protagonista la que, sin darse cuenta, acaba cediendo al amor varias veces a lo largo de la obra, pero es algo que queda en segundo plano, pues la historia no trata ningún romance a fondo y tampoco se le podría atribuir a esta entrega el género “romance” en particular, sino el contenido distópico y la posterior rebelión. Por su parte, ¿cuenta con drama? Por supuesto, y un drama duro, pero en este sentido es bien realista: no hay tiempo para lamentos en el campo de batalla, no si se quiere sobrevivir, y es que esta película cuenta con un ritmo mucho más elevado que su predecesora, y ni siquiera el espectador va a tener tiempo de derramar lágrimas con momentos emotivos. Es incluso en los momentos de menos acción en los que tampoco pueden descuidarse ni nuestros personajes ni el espectador, ya que se podrán encontrar secuencias con un ligero toque de suspense, que hará que nos quedemos expectantes y nerviosos.

Por tanto, esta última entrega podría etiquetarse en los siguientes géneros: ciencia ficción, thriller de acción y drama.

Una obra cinematográfica plenamente fiel a su novela

Si por algo destaca esta saga, y sobre todo ambas partes de Sinsajo, al tratarse de adaptaciones de un solo libro, es por los detalles que se ofrecen; precisamente, apenas se pierde ninguno de la novela. Es algo que, quizás en formato cinematográfico, pueda provocar que algunos espectadores vean el desarrollo un tanto lento, pero también que los más fanáticos agradezcan que no se pierdan dichos detalles y se cuente todo con la mayor fidelidad posible a la obra original.

¿Habría sido mejor que el último libro, Sinsajo, hubiese sido adaptado en una sola película? Realmente, nunca podrá saberse, pero no cabe duda de que alguna escena habría sido eliminada y que, de este modo, la adaptación habría perdido información y detalles interesantes que aportan trasfondo a los personajes, al universo Panem y al desarrollo de la trama o, en este caso, al desarrollo del desenlace. De hecho, incluso las escenas originales de la película, en las cuales no aparece Katniss (pues la novela cuenta con una narrativa en primera persona desde el punto de vista de la protagonista en tiempo presente), no resultan para nada antitemáticas; se ofrece una mayor perspectiva de la batalla final desde el punto de vista del principal antagonista, Snow, lo cual es un punto a favor para la película, de modo que el espectador es consciente del desarrollo de acontecimientos por ambos bandos.

Crítica de Sinsajo - Parte 2 - Insignia del sinsajo

La insignia del sinsajo de Katniss – Image by Kendra Miller

Por otro lado, el apartado técnico también respeta de un modo extenso cada pequeño rincón de este universo, tanto en vestuarios como en escenarios: la ciudad del Capitolio, el Distrito 13, las macabras trampas de Snow, los mutos, los túneles subterráneos, etc. También han sabido plasmar la importancia de los momentos claves y del clímax de la historia, con esas escenas que, si bien en su novela quedarán siempre para el recuerdo, ahora también serán dignas de recuerdo en su adaptación. Asimismo, su reparto y banda sonora también ayudan al clima de estas secuencias, tanto en la acción como en el drama; tanto en la esperanza como en la desgracia.

En cualquier caso, la producción y dirección de la saga ha cuidado enormemente cada detalle de la obra de Suzanne Collins, lo cual es un punto muy a favor para una adaptación cinematográfica.

El Sinsajo se despide; “que la suerte esté siempre de vuestra parte”

Así pues, en este año 2015 nos despedimos de una saga que ha creado expectación; amada por unos, menos querida por otros, se ha convertido, no obstante, en una de las historias más influyentes en el subgénero distópico orientado, a priori, a un público juvenil; una saga que será recordada durante muchos años por sus grandes logros en taquilla, en ventas y en, cómo no, su mismo contenido y trama; una saga que nos ha enseñado que si se buscan cambios, no basta con desearlos, hay que actuar, y que con esperanza se pueden afrontar todo tipo de dificultades y temores. Desde luego, no pasará desapercibida, como la chica en llamas.

Felices últimos juegos del hambre.

Comprar las anteriores películas de Los Juegos del Hambre

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.