Crítica de “El Recuerdo de Marnie”, la última película de Studio Ghibli

“El Recuerdo de Marnie” es un filme de animación preciosista acompañado por un sencillo, aunque un poco tambaleante retrato de la amistad y la familia.

Considerada como la última producción de Studio Ghibli tras su anuncio en agosto de 2014 de un retiro indefinido por parte de la compañía para replantear su estructura, el realizador Hiromasa Yonebayashi se encargó de “El Recuerdo de Marnie” (Omoide no Marnie, 2014), un filme conocido también como “When Marnie Was There” en su título en inglés que retoma a la amistad como el eje principal y la encargada de detonar una serie de acontecimientos sobre la proveniencia de una familia.

Trama de “El Recuerdo de Marnie”: Amistad en tiempos de sanación

Anna es una solitaria niña de doce años que vive descontenta con sus padres adoptivos en la ciudad de Sapporo. Después de sufrir un ataque de asma en la escuela, su madre decide enviarla con sus tíos Setsu y Kiyomasa a un pueblo cercano para que restablezca su salud. Allí conocerá a Marnie, una misteriosa infanta proveniente de una distante casa en el pantano con la que conocerá el significado de la amistad, así como de un misterio que concierne a su nueva amiga.

Crítica de “El Recuerdo de Marnie”: Encantadora, pero la menos mágica de Studio Ghibli

When Marnie Was There (2014)

El Recuerdo de Marnie, de Studio Ghibli wannabeanimator tumblr

Después de retomar entre el surrealismo y el detalle a la antigüedad de un mito japonés en “La Leyenda de la Princesa Kaguya (Kaguya Hime No Monogatari, 2013), Ghibli se acerca de nueva cuenta a temáticas más accesibles como los fundamentos de la amistad, tal como lo realizado por Hayao Miyazaki con las pericias de una joven bruja en “Kiki: Entregas a Domicilio (Majo no Takkyubin, 1989), el propio Yonebayashi en la coexistencia de humanos y seres mucho más pequeños con “Arrietty y El Mundo de los Diminutos” (The Borrower Arrietty, 2010) y la adversidad en la profunda relación de una chica de preparatoria y un joven aficionado al periodismo en “La Colina de las Amapolas” (Kokuriko- zaka kara, 2011).

Basándose en la novela de la británica Joan G. Robinson, el filme, como es costumbre del estudio, ofrece una animación preciosista y estética que afianza el contrastante ambiente de la aplastante ciudad y los parajes verdes de provincia que será predominante en la resolución de Anna, además de la recreación de la magia en la noche y la apabullante realidad del día.

A su vez, se asoma a los estragos de la soledad y el sentimiento de abandono séase por la orfandad o por la desvalorización personal. Yonebayashi, pecando con un poco de calma en el relato y con clasicismo, muestra la introspección de la estelar sobre la vida, su paulatino aprendizaje en la interacción con personas, su pasión por el arte (en específico, el del dibujo), la salud, la familia y la incomodidad generada en su entorno a causa de la falsa creencia del desamor, quien poco a poco aprende a confiar y en creer en la amistad gracias a una Marnie que en apariencia sólo ella puede ver, con un pasado que es la llave a respuestas sobre la casa del Pantano en la que vive su nueva amiga.

Si bien se entrevé cierta profundidad y fuerza femenina en el desarrollo de Anna (etérea en comparación a las heroínas de Miyazaki), así como en una Marnie alegre y aficionada a las fiestas que refleja dependencia hacia la vida social y es incapaz de enfrentar sus temores más profundos, las esencias mágicas, dramáticas y de ternura se pierden de poco en poco por varios confusos elementos narrativos en una relación tan estrecha que pudiera generarse una malinterpretación en su intención amistosa. Así, la trama se atora en favor de un juego de investigaciones que se torna repetitivo y un tanto predecible en la última parte del relato.

“El Recuerdo de Marnie”, aunque carente de la chispa de ingenio y magia características de otras cintas congéneres de Studio Ghibli,  representa un cierre provisional con broche de plata de la empresa de animación nipona a través de la sencillez y la honestidad de un lazo de amistad que intenta sorprender, pero en vez de ello torna en una liberación hacia la aceptación del amor incondicional de una familia, sin importar su origen.

When Marnie Was There (Blu-ray + DVD)

Amazon España: EUR 44,96

Amazon Reino Unido: £61.95

Amazon Estados Unidos: $21.99

From Up on Poppy Hill (Blu-ray / DVD Combo Pack)

Amazon España: EUR 20,37

Amazon Reino Unido: £9.94

Amazon Estados Unidos: $12.99

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *