Crítica de “Vice”: El vicepresidente y el vicio del poder

“Vice”, del realizador Adam McKay, es una ácida disección de la ambiciosa figura del ex vicepresidente Dick Cheney que no ahonda lo suficiente en los motivos que lo impulsan a tomar control de sus decisiones políticas. Estelarizan Christian Bale, Amy Adams y Sam Rockwell.

Decía el filósofo francés Edmond Thiaudière que “La política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular”. El intercambio de diálogos y pactos con aliados, la convocatoria de asistentes en mítines y la participación de debates con los cuales las propuestas gubernamentales y las ideologías buscan captar los votos electorales para lograr encabezar un cargo público a costa del cumplimiento de las promesas de campaña dirigidas a la sociedad.

El mandato presidencial de George W. Bush (2000- 2009) en Estados Unidos estuvo marcado por el conservadurismo compasivo, paternalismo representado como eufemismo de inclusión social y prosperidad económica. Con Richard Bruce “Dick” Cheney, la era W. Bush estuvo sumergida en polémicas como una activa participación de multinacionales y corporaciones petroleras, la invasión a Irak con el pretexto de captación de petróleo y medidas gubernamentales como la federalización del poder.

La figura de Cheney, su carrera en el Partido Republicano y su desempeño tras las sombras como influyente ejecutor de estrategias políticas es el objeto de retrato de “Vice” (2018), sátira que enfatiza en los métodos oscuros para conglomerar el poder ejecutivo.

Trama de “Vice”: La discreción política de Dick Cheney

El ascenso en la política de Richard Bruce “Dick” Cheney (Christian Bale), quien al ocupar el cargo de Vicepresidente de Estados Unidos durante la gestión presidencial de George W. Bush (Sam Rockwell) se convirtió en uno de los políticos más influyentes de la historia moderna del país, contando con el apoyo de su esposa Lynne (Amy Adams).

El Vicio del Poder Christian Bale

Vice (2018) MovieFlashbacksBegins Facebook

Crítica de “Vice”: Irregular retrato de un vicepresidente

El realizador Adam McKay retoma el sarcasmo y la ironía desplegados en la debacle financiera mundial en 2008 por la acumulación de viviendas en “La Gran Apuesta” (The Big Short, 2015) para retratar cuatro décadas en la vida de Dick Cheney y la reservada personalidad que le ayudó a afincar sus planes, intercalando el pasado que recapitula alcoholismo, expulsión académica de la Universidad de Yale y su incursión a la política con el Partido Republicano con un presente marcado por el atentado a las Torres Gemelas en 2001 y su asunción como vicepresidente de Estados Unidos.

A su vez, se diseccionan con acidez las estrategias entabladas para concentrar influencias, como los nexos periodísticos como medio de convencimiento y propaganda, la manipulación de la realidad para ocultar errores políticos y perjuicios sociales y el ascenso que conlleva diversos cargos en la carrera de Cheney como Jefe de Gabinete en la era Ford y el hallazgo de un medio de poder conocido como la “Autoridad Ejecutiva”. La iniciativa se convierte en el parteaguas para el desarrollo de las aspiraciones políticas de Cheney, además de contar subsecuentemente con Donald Rumsfeld (Steve Carell) y Colin Powell (Tyler Perry) en el gabinete de W. Bush como mecanismos de apoyo para impulsar la guerra contra Afganistán, acentuando la ironía y la incapacidad de acción inmediata ante inesperados eventos como el referido 11-S.

La narración de voz en off ejecutada por un ciudadano omnipresente resalta aspectos sombríos, chuscos y personales del político, así como contundentes muestras de ejercicio político, su identidad resaltando ironía. McKay diversifica la acidez de la narrativa al entrelazar imágenes de archivo de la guerra en Afganistán y otros eventos históricos, jugando con la esencia documentalista que acentúan el absurdo de los acontecimientos reflejados en decisiones cruciales como las invasiones a Irak y Afganistán y los escándalos, siendo el más notorio el accidente en un día de cacería en el que saldría lesionado Harry Whittington a manos del propio Cheney.

El guion del propio realizador ejecuta también referencias sutiles del poder, como cañas de pescar que atrapan peces (el anzuelo simbolizando la captura sobre el más débil), falsos finales que se burlan del conformismo, explicaciones agudas de la función de gabinetes a modo del juego Monopoly y un sketch que satiriza las vertientes del poder (el menú de un restaurante que ofrece negocios políticos). No únicamente enfatiza en el maquiavelismo profesional de un vicepresidente que utilizó la inexperiencia e ineptitud de su jefe para habilitar intereses personales, sino también en la exploración de una pizca de su humanidad. Su vida familiar es la válvula de escape que permite mostrar un poco de afecto ante la carga de vileza y sordidez política, con la aceptación de la homosexualidad de su hija Mary (Alison Pill) en pos del escrutinio público y el afecto hacia su esposa, la calculadora Lynne, quien mueve los hilos de las decisiones de Cheney por medio de ambición e inteligencia.

“Vice” no pertenece a la formalidad de retratos presidenciales como los realizados por Oliver Stone en “JFK” (1991) o “Nixon” (1995). Su enfoque subversivo representa, con un irregular humor negro y dispersa en su desarrollo, a los excesos, el oportunismo, el enriquecimiento ilícito y el ejercicio del poder sin medir consecuencias de pérdidas humanas derivadas de estrategias bélicas, sin afianzar las motivaciones del proceder del “vicepresidente” estelar.

La Gran Apuesta [DVD]

Amazon España: EUR 9,99

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 9,99

El Vicio Del Poder Blu-Ray [Blu-ray]

Amazon España: EUR 16,99

Amazon Reino Unido: £16.40

Amazon Estados Unidos: EUR 16,99

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
Crítica de “Vice”: El vicepresidente y el vicio del poder
Rating del autor
31star1star1stargraygray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.