Crítica de “Verónica”: el “expediente Vallecas” por Paco Plaza

2

La madrugada del 27 de noviembre de 1992 tuvo lugar un hecho insólito en el barrio madrileño de Vallecas. La Policía Nacional se personó en un inmueble en el que en uno de sus pisos estaban ocurriendo unos sucesos inexplicables que ya llevaban algún tiempo aterrorizando a la humilde familia que allí vivía. Cuatro agentes entraron en la casa y fueron testigos de unos fenómenos paranormales que aún nadie ha podido explicar. Y, por lo tanto, se escribió el primer informe policial español de la historia en el que unos agentes dieron fe de unos hechos que superaban a la razón. Es el denominado "Expediente Vallecas". Uno de los más importantes acontecimientos parasicológicos de la historia española.

Todo empezó a raíz de que Estefanía, de 14 años, uno de los seis hijos de la familia, hiciera una ouija con sus amigas en el colegio. A partir de ahí, y tras supuestamente introducírsele un “extraño humo” por la nariz, comenzaron a suceder en su casa unos hechos que fueron conduciendo a la familia poco a poco a la histeria: muebles que se movían solos, olores repugnantes que aparecían de repente, crucifijos que se caían solos, sombras amenazadoras en distintas partes de la casa, presencias extrañas…

El resultado de todo esto fue la muerte de la joven en extrañas circunstancias el 11 de agosto de 1991. Pero los hechos paranormales no cesaron con su muerte, y la familia sufrió sin cesar hasta que esa madrugada de noviembre de 1992 no aguantaron más y el padre llamó a las fuerzas del orden. Es un caso muy especial y muy interesante.

Verónica: Las peligrosas consecuencias de la ouija

Es obvio que de este hecho tarde o temprano se iba a hacer una película, ya que posee todos los mimbres para crear una obra de terror y suspense que no solo sea interesante, sino que además emocione y llene de verdadera inquietud a los espectadores. Y aquí está el trabajo de Paco Plaza, un estupendo y solvente director español de género con títulos tan destacables como la saga de Rec o El segundo nombre, para intentar entregar al público otro producto que “apriete” la garganta de los espectadores.

Lo primero que hay que decir es que el espectador va a encontrarse con ciertos asuntos en la película que no fueron reales y que pueden descolocarle. Me refiero a cambios en la situación familiar: en la realidad, el padre y la madre estaban muy presentes en la casa (él no había muerto y ella casi no está en casa por su trabajo en el bar como vemos en el film), y la joven protagonista tampoco se tenía que encargar haciendo las labores de casi como una madre de sus hermanos, como también aparece en la película. Como tampoco la muchacha no se llamaba Verónica, sino Estefanía. Es decir, no es un reflejo fiel del estado de esa familia numerosa de seis hijos y muy católica (cuatro hijos en la ficción). La cinta solo parte del suceso, aunque es verdad que refleja con exactitud otros datos ocurridos.

Estos cambios importantes a muchos espectadores les descolocará. Pero lo pasarían por alto –o lo perdonarían– si en el desarrollo de la película se les ofreciera una historia que verdaderamente atrapase, que emocionara y que causaría auténtico miedo y desasosiego. Porque el problema de Verónica es que se queda en una cinta que no entusiasma, que resulta algo fría, y que tenía que haber dado mucho mas.

Debía haberse profundizado en el drama personal de la protagonista, hacer entender mejor el sufrimiento de su soledad y su desamparo. Y hasta, quizá, conceder alguna importancia a los agentes que entran en esa casa, darles más protagonismo para lograr mayor sustancia y cuerpo a la historia.

Se podría objetar que los espectadores no tienen por qué saber las circunstancias reales de esa familia porque tampoco es necesario; y es verdad, no es obligatorio ir con los deberes hechos a la sala. Pero si alguien entra sin saber nada, o muy poco, de aquel suceso, lo que desea es que, aparte de encontrarse con una buena cinta de terror y de casa encantada que no le permita ni parpadear, se informe y aprenda sobre el hecho mismo, aunque no se refleje hasta el más mínimo detalle. Eso sí, hay que destacar la dirección artística, el reflejo de unos años, y el homenaje a la música de Héroes del Silencio: un grupo indispensable del pop en español.

Etiquetas

Sobre el autor

Jorge Curiel

Twitter Facebook Email

Jorge D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 apareció su nuevo libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis). En 2018 ha participado en la antología "Castilla, puerta de la Historia" (MAR Editor); y en septiembre del mismo año ha aparecido su último libro de relatos "Media hora" (Apache Libros).Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

2 Responses

  1. Ángeles

    Enhorabuena por esta critica que nos has hecho sobre la película de terror que esta expuesta en las carteleras de los cines. Pues bien no la he visto pero me ha encantado la manera que nos has descrito lo ocurrido en verdad a esa familia del famoso barrio de Madrid .
    Había oído algo sobre el tema pero muy por encima ahora me queda mucho más claro la desesperación que tuvo que sufrir esa humilde familia .
    A todo ello solo podría añadir que hay razones que la mente no entiende y es muy difícil entender y mucho más casos como estos que supero la razón de cualquier persona.
    Gracias por tu reseña sobre ella , y si puedo veré la cinta .
    Un abrazo .

    Responder
    • Jorge Curiel

      Muchas graciass, Ángeles!! El tema te interesará, seguro. Y espero que la película, también. Muchas gracias. Un fuerte abrazooo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.