Crítica de ‘The ridiculous 6’, de Netflix, con Adam Sandler

Adam Sandler es el principal valedor de esta película que parodia los westerns pero que pierde fuelle a medida que avanza.

Hace unos años nos llegó Mil maneras de morder el polvo, una comedia muy gamberra sobre el oeste. El sello de Seth MacFarlane hizo que esa película fuera disfrutable, entretenida y en muchas ocasiones, soltaras una carcajada. Ahora, Netflix, intenta tener su propia parodia del western con The Ridiculous 6, pero no llega, ni de lejos al gamberrismo mostrado por MacFarlane. The Ridiculous 6 empieza bien, con chispa y gracia, pero a lo largo de sus 120 minutos (si, una comedia así dura dos horas) la chispa, la gracia y la frescura se pierden por completo, dejando al espectador incrédulo y pensando que ha estado desperdiciando dos horas de su vida. Y es que, podemos decir que estos seis ridículos son el primer tropiezo serio de Netflix.

The Ridiculous 6, el primer tropiezo de Netflix

adam-sandler-el-elenco-the-ridiculous-6

Adam Sandler y el elenco de The Ridiculous 6 – Foto @NetflixES

Teniendo como valedor a Adam Sandler, la cosa ya puede intuirse que puede ser de naufragio, pero en sus primeros minutos la cinta y el actor están inspirados, incluso con la aparición de alguno de los personajes que van a completar este peculiar elenco la cinta sigue viva. Pero repetir una y otra vez la misma gracia, las mismas situaciones y tirar de los clichés que todos conocemos (la cinta juega a eso, pero no acierta) hacen que pasada media hora, comience a aburrir y el reloj sea un compañero más en la proyección y por desgracia no nos separemos de él. Sandler olvida (es co-guionista) que una película así no debe tomarse demasiado seria así misma, pero en ciertos tramos si que lo hace, se vuelve menos cómica, más extraña e incluso los sucesos se aceleran y no entendemos bien del todo que sucede. Al igual que introducir personajes. Según llegan, se van.

Sandler también coge el papel protagonista, y creedme, dos horas de Adam Sandler es muy sufrido. Al menos se ha rodeado de secundarios que cumplen, en cierta medida, su cometido de compañeros y roba escenas. Este es el caso de Terry Crews, Rob Schneider o Nick Nolte. Estos personajes consiguen que en alguna ocasión soltemos una leve carcajada, en concreto en la escena de la partida de póker, donde Schneider está sublime. El resto pasan sin pena ni gloria, como es el caso de Danny Trejo, totalmente desaprovechado para la ocasión. The Ridiculous 6 es una mala película, llega a aburrir en muchos momentos y no consigue que aguantemos quietos las dos y excesivas horas. El primer gran fallo de Netflix.

Comprar comedias similares a The Ridiculous 6

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.