Crítica de “La Poesía es cosa de burros”, de David Acebes Sampedro: Ensayos de un “Poeta Cuántico”.

Título: La Poesía es cosa de burros.

Autor: David Acebes Sampedro.

Piediciones.

190 páginas.

Algún lector se sorprenderá al leer en este libro de pequeños ensayos y segundo libro publicado en solitario de su carrera, que su autor David Acebes Sampedro (Valladolid, 1976) se defina a sí mismo como “Poeta Cuántico”. Pero no solo por ello. Además sorprende que este escritor tan personal e interesante que además es poeta, poeta visual, relatista y crítico literario– adopte a la poesía y a la literatura términos matemáticos que a priori parecen tan alejados a ella como los Fractales (objetos geométricos cuya estructura se repite a diferentes escalas), la llamada Paradoja Cuántica de Schrödinger, o La Teoría del Caos.

¿Es curioso al menos, verdad? Pero lo que también sorprende es que el lector comprueba que todo esto no son vanos y vacíos juegos mentales o artificiosos desvaríos de un escritor intelectual, sino que lo que logra Acebes es abrirle al lector la mente para que compruebe que todo está relacionado, y que el mundo de las letras y los terrenos de la ciencia más analítica no se encuentran tan distantes, y que ni mucho menos son enemigos. Que tanto las Letras como la Ciencia, lo único que hacen es reflexionar sobre lo que somos y sobre lo que nos rodea.

La Poesía es cosa de burros: Tan didáctico como agradable

Pero este conjunto de ensayos no solo tienen asuntos con esa engañosa apariencia intelectual como los explicados. Además, Acebes hace un recorrido con soltura, sencillez y cierto humor por todo aquello que le interesa: desde homenajes a escritores tan queridos para él por su originalidad y valentía como Vicente Luis Mora y Leopoldo María Panero, o a cineastas como Buñuel, o sobre uno de sus poetas vallisoletanos más admirados y poco conocidos como César de Medina Bocos, o al que es uno de sus grandes referentes el pintor y escritor Salvador Dalí; como hasta un ensayo dedicado al cantante astur Nacho Vegas, músico que admira.

El lector disfruta y aprende con todo esto, y le interesa la opinión del autor sobre muchos temas más, pero también agradece que Acebes se atreva a contar con emoción aspectos y detalles de su vida personal con sus queridas hijas, y que relaciona sorprendentemente enseguida con el “hecho literario” y con todo aquello de lo que quiere reflexionar. Y acierta de pleno al apuntar esos asuntos cotidianos y personales, que insuflan al libro de una ternura y de una cercanía que ayudan a que el lector se acerque con mucha más confianza y comodidad a este escritor y a este agradable libro.

La Poesía es cosa de burros: Libro para todo tipo de públicos

No se puede decir otra cosa que recomendar este conjunto de breves ensayos. Porque son textos amenos que se leen con placer; porque enseñan muchas cosas que el lector descubrirá sin dificultades porque el autor lo hace de una manera clara y muy sencilla, logrando aquello de “enseñar deleitando”, sin caer en la fría y vana erudición; y porque son un claro homenaje y un canto de amor al mundo de la literatura, del arte y del conocimiento. Acebes es una mente lúcida y analítica, pero también un alma emocional y noble, al que le interesa todo lo que hay más allá de las apariencias y de lo establecido.

La Poesía es cosa de burros deja en el lector un agradable sabor de boca. Editado con una cuidada labor, es de ese tipo de libros amables que despiertan tan buenas sensaciones, que hasta puede crear la chispa de vocaciones lectoras, o incluso abrir la mente para observar la vida desde otro punto de vista, de una forma crítica, más profunda y, sin embargo, también divertida.

8.0

      Etiquetas

      Sobre el autor

      Jorge Curiel

      Twitter Facebook Email

      J. D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 apareció su nuevo libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis).Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

      Haz la operación aritmética: *