Crítica de “¡Huye! (Get Out)”: Terror social de Jordan Peele

“¡Huye! (Get Out)”, ópera prima de Jordan Peele, es un mordaz e inteligente retrato de terror social, atisbado de una sobresaliente comedia negra y pizcas de ciencia ficción.

La generación constante de remakes, secuelas y reboots por parte de la meca hollywodense ha conllevado a que los ámbitos más altos de la industria cinematográfica gocen de una latente falta de creatividad en sus proyectos, muchas veces más preocupados en general millonarios ingresos de taquilla que probar ideas originales.

En las cintas de terror, la mencionada tendencia prosigue, gozando también de un catálogo intransigente que incluye los spin-offs derivados de “El Conjuro” (Annabelle 1 y 2) y la desgastada saga de “The Purge”. No obstante, un puñado de proyectos deslindados del ámbito comercial como “La Bruja” (The Witch, 2015) y “Está Detrás de Ti” (It Follows, 2014), ha logrado llamar la atención gracias a la salida de la vertiente del conformismo y la fórmula tradicional. “¡Huye!” (Get Out, 2017) es uno de ellos, agregando la observación social a través de las señalaciones al racismo.

Trama de “¡Huye! (Get Out)”: Una visita tornada pesadilla

Tras cinco meses de noviazgo, el joven afroamericano Chris (Daniel Kaluuya) acude con su novia caucásica Rose Armitage (Allison Williams) en una estadía de fin de semana en el bosque para visitar a los padres de ella: Dean (Bradley Whitford), un exitoso neurocirujano, y Missy (Catherine Keener), una talentosa psiquiatra.

El ambiente amable y acogedor se tornará una pesadilla al momento que Chris nota extraños comportamientos en los Armitage.

Crítica de “¡Huye! (Get Out)”: Agudo terror social con humor negro

Opera prima Jordan Peele

¡Huye! (Get Out, 2017) 01sentencereviews tumblr

Con “¡Huye! (Get Out)”, el realizador Jordan Peele realiza una ópera prima con la que logra otorgar una atmósfera siniestra a través de la paranoia ante el entorno. El relato de su propia autoría (con experiencia previa como guionista en MADtv y la discreta comedia Keanu) ofrece un prólogo inquietante que asalta la certidumbre por el inesperado secuestro de un hombre de color en las inmediaciones de una colonia adinerada, acomodando poco a poco a través de los detalles los sucesos por venir.

El aspecto técnico enaltece el terror por medio de cuidados planos abiertos que retratan la obscuridad de la casa de campo, séase el atestiguamiento de una atmósfera desconcertante y el comportamiento surrealista de animales y de los habitantes de color (más autómatas que seres humanos independientes) en una zona predominante conformada por gente blanca.

La incomodidad de sus presencias y actitudes, entre ellos la macabra ama de llaves Georgina (destacada Betty Gabriel), adquiere tintes de terror psicológico en la que la hipnosis y el curioso instrumentado utilizado para someter al paciente y sus secuelas, entregan una de las escenas más memorables vistas en los últimos años en una cinta del género.

Así, la trama acompaña a una incisiva perspectiva social hacia el racismo, imperante en Estados Unidos después de la era presidencial de Barack Obama a pesar de las medidas que se han tomado para disminuir la problemática. A Chris le impresionan el buen trato y la aparente falta de prejuicios de la familia de su novia y el recelo natural por el maltrato racial incrementa ante la peculiaridad de los habitantes de la comunidad, conformada por ancianos blancos acompañados por personas afroamericanas que utilizan para sus propios fines, resaltando la crítica hacia la esclavitud y la supremacía de razas.

Manejado en forma de sátira, el humor en el relato es el encargado de desmenuzar la incredulidad de los seres humanos ante aspectos paranormales, destacando la presencia de Rod (LilRel Howery) como el mejor amigo del protagonista, quien funge como el detective pintoresco que comprende la situación a pesar de la incredulidad de sus colegas. Así, el buen ritmo de la trama se beneficia de la conjugación de géneros como el thriller psicológico, las pizcas de ciencia ficción y gore, unificados y sin demeritarse uno y otro en presencia, con el terror del relato, uno que si bien goza de predictibilidad en el clímax de la historia, no pierde interés gracias al desempeño del elenco y la ola de sucesos.

La invasión de misterio en forma de abducción de gente de color en “¡Huye! (Get Out)” alcanza un sobresaliente terror social en la atmósfera de lo incompresible, en las máscaras que portan los seres humanos para ocultar sus verdaderas personalidades, convirtiéndose en el espejo satírico de una realidad de ego de razas que impera en la actualidad.

Keanu [Alemania] [Blu-ray]

Amazon España: EUR 21,99

Amazon Reino Unido: £13.42

Amazon Estados Unidos: EUR 21,99

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
¡Huye! (Get Out)
Rating del autor
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.