Crítica del capítulo 6×08 de Juego de Tronos – Nadie

Con la sexta temporada de Juego de Tronos ya acabada encaramos las críticas de los tres capítulos que teníamos pendientes de comentar. Empezamos por Nadie, emitido a las 3 de la mañana del 13 de junio por Canal + Series, en estreno simultáneo al de Estados Unidos y en el que se resuelve la trama protagonizada por Arya Stark durante esta temporada.

Ficha Técnica

  • Título original: No one.
  • Director: Mark Mylod.
  • Productores y guionistas: David Benioff y D. B. Weiss (basado en Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin).
  • Productora: HBO.
  • Duración: 55 min.
  • Música: Ramin Djawadi.
  • Montaje: Katie Weiland.
  • Director de fotografía: P.J. Dillon.

Puede consultar el personal y el reparto completo en la IMDb.

También pueden encontrar los análisis de los capítulos anteriores en los siguientes enlaces:

De los capítulos 8 y 9 de las temporadas de Juego de Tronos, se suele esperar mucho, puesto que suelen funcionar como la traca final para dejarnos con la boca abierta. Sin embargo, este Nadie parece que se ha quedado un tanto descafeinado. Sin más preámbulos, vamos a comenzar a comentarlo por el orden geográfico que solemos seguir, no sin antes recordar que, si no han visto el capítulo, Spoilers are coming.

Aguasdulces

Tiempo dedicado: 7:54 + 11:56 min aprox.

Brienne de Tarth (Gwendoline Christie) y Podrick Payne (Daniel Portman) llegan al asedio (esta vez sí parece un campamento serio y una patrulla les sale al paso porque están vigilando, al contrario de lo que hacían los Frey). Se produce el reencuentro entre el escudero y Bronn (Jerome Flynn), quienes se ponen al día. El chico le dice que está aprendiendo a luchar y Bronn, aunque pueda parecer cruel con él, decide curtirle en marrullerías puesto que le ve un poco verde todavía, sobre todo para los tiempos que se avecinan, y así darle más recursos para sobrevivir.

A ninguno de los dos se les escapa que hay cierta tensión romántica entre Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) y Brienne, o puede que Bronn tenga que cumplir la cuota de cada capítulo de Juego de Tronos de hablar de sexo, (aunque también lo hacen en la primera escena de El Perro).

Dentro de la tienda dicha tensión es notable. Se nota que los dos se respetan, confían el uno en el otro (y puede que algo más). Sin embargo, están en bandos contrarios y sus intereses colisionan. Quizás pudiera no parecer inteligente por parte de Brienne revelar los planes de los Starks a Jaime, pero el Jaime que se reúne con ella no es el cruel que nos muestran en otras ocasiones. De ahí que acceda a las peticiones de la caballera y le regale su espada definitivamente.

Juego de Tronos 6×08 Nadie Brienne Podrick Pez Negro

Brienne (Gwendoline Christie) y Podrick (Daniel Portman) tratan de cumplir la misión que les dio Sansa, pero no contaban con la tozudez del Pez Negro (Clive Russel) || Juego de Tronos HBO

Después de que Jaime le permita entrar a la ciudad sitiada para lograr el apoyo del Pez Negro (Clive Russel), Brienne se da de bruces con la tozudez del Pez Negro, que no se fía de ella por ser amiga de Jaime Lannister y no quiere ni escucharla. Insistiendo, logra que por lo menos lea la carta y, aunque sí que aprueba las intenciones de Sansa Stark, que le recuerda a su sobrina, no está dispuesto a renunciar a su hogar. Es uno de esos duelos dialécticos que la serie brinda de vez en cuando y siempre son de agradecer. Brienne, como siempre, trata de lograr por todos los medios su misión, pero vuelve a no obtener éxito y manda un cuervo para avisar a Sansa (del que no sabemos si llega, porque no se vuelve a comentar nada de él).

En la siguiente escena, Jaime, que ya le ha dado tiempo a Brienne de intentarlo, se dispone a poner en marcha su plan. Visita a Edmure Tully (Tobias Menzies) en la tienda donde está atado e intenta ser amable, pero Edmure sabe buscarle las cosquillas al Matarreyes tocando su honor y Jaime también juega bien sus cartas hablándole al cautivo de su familia. Resulta muy acertada la comparación que hace Jaime entre Catelyn y Cersei. Aquí, Jaime sí que recuerda por fin a su evolución en los libros, con dudas sobre si hace las cosas bien o no, pero también demostrando que no le importa cargar con la fama de ser malo si ello sirve para lograr su fin. Más si es un buen fin, como evitar un derramamiento de sangre innecesario y poder volver a la capital junto a Cersei cuanto antes. Así que cuando la conversación se va de madre, no tiene reparos en amenazar a Edmure con matar a su bebé, aunque dudo de que en realidad fuera a hacerlo.

Juego de Tronos 6×08 Nadie Jaime Lannister Edmure Tully

A Jaime Lannister no le importa cómo intimidar a Edmure Tully para lograr que termine ya el asedio a Aguasdulces || Juego de Tronos HBO

Convencido Edmure de que es mejor rendirse (o temiendo que Jaime cumpla su amenaza) es devuelto al castillo y cumple ordenando la rendición, los pendones de peces se descuelgan y son pisoteados por los mismos soldados que defendían la ciudad en su salida y son sustituidos por el león de los Lannister. El Pez negro da por perdido su hogar y ayuda a Brienne y Podrick a escapar para que continúen la lucha.

Esto puede dar lugar a cierto debate. ¿De verdad el Pez Negro muere tan a lo tonto? Deja claro que no le importa morir defendiendo su hogar, pero ya es una lucha perdida. ¿No hubiera sido mejor haber escapado con Brienne y Podrick para vivir y luchar otro día? Por otro lado, hay que considerar que si hubiera salido con ellos en la barca les hubieran perseguido y a lo mejor no hubieran llegado lejos. También se me levantó una ceja con lo rápido que los soldados cumplen las órdenes de Edmure de rendirse, en contra de lo que dice el Pez Negro, que se supone que es un guerrero muy respetado entre ellos. Quizás una pequeña escena con Edmure intentando convencerles de que es mejor no morir ese día, incluido su tío, y convenciendo a este último de que huya para conservar una esperanza, no hubiera estado mal.

Pero el Pez Negro ha muerto, sin que se vea en pantalla, quizás para no empañar su honor. Y Jaime tiene tiempo de despedirse de lejos de Brienne, como deseándose suerte mutuamente. Es la escena más larga del capítulo y resulta muy prometedora porque parece que vuelve a encauzar a Jaime hacia lo que es en los libros (que no es porque tenga que ser así, es que es más interesante a como le ponían últimamente en la serie de Juego de Tronos). Será que Brienne es una buena influencia para él, al contrario que Cersei.

Tierras de los Ríos

Tiempo dedicado: 1:36 + 4:31 min aprox.

Vemos a unos miembros de la Hermandad Sin Estandartes hablando de cómo se liga y cómo uno le mete el dedo por el culo a otro y lo huele, en algo que, parece mentira con el nivel de cosas desagradables que vemos en Juego de Tronos, da un poco de asquete. Y tan concentrados como están en su conversación, no les da tiempo a preparase para el ataque de El Perro (Rory McCann) que ha vuelto para buscar la venganza por la brutal matanza de la comunidad que le había salvado, como vimos en el capítulo 7. Muertes cruentas y duras con frases chulas de Sandor Clegane (“eres una mierda muriendo, ¿sabes?”) en una escena de acción marca de la casa, en la que vemos a uno de los tres jinetes que aparecieron en el capítulo anterior (el último en morir). El primero en morir es un youtuber (DrSteveLove) conocido por imitar las voces de los protagonistas de la serie, realizando un cameo.

En la segunda escena del capítulo protagonizada por el Perro, se encuentra con los otros asesinos, que están a punto de ser ajusticiados por la Hermandad Sin Estandartes por haber arrastrado su nombre por el fango. Beric Dondarrion (Richard Dormer) y Thoros de Myr (Paul Kaye) vuelven precisamente ahora que está a punto de llegar el invierno. El Perro se dedica a recordar varias veces que Dondarrion ha revivido varias veces y a regatear para que le dejen matar a los fugitivos de la manera más dolorosa posible. Finalmente, sólo logra que le dejen ahorcar a dos y quedarse con las botas de Lim Capa de Limón (Jóhannes Haukur Jóhannesson). Una pena la marcha de este actor, fan declarado de los libros y que sabe que su personaje en los libros sigue vivo y no era un traidor. 

Por su parte, Thoros y Beric le vuelven a decir a Sandor Clegane, como hiciera el personaje interpretado por Ian McShane en el anterior capítulo, que está vivo por un motivo y que puede cambiar no tanto de vida como de fin por el que luchar. Parece que se dirigen al Norte a combatir a los Caminantes Blancos. ¿Habrá tenido Thoros una visión que se lo indique? ¿Se encontrarán con Jon y Melisandre, haciendo un cruce entre resucitados y resucitadores? En cualquier caso, es probable que El Perro se una a ellos. No mencionan que sigan hostigando a los Lannister y parece que la aparición de cierto personaje que los lectores de la saga literaria esperaban con muchas ganas no se va a producir.

Desembarco del Rey

Tiempo dedicado: 2:32 + 3:23 min aprox.

Lancel Lannister (Eugene Simon) a la cabeza de un puñado de los guerreros gorriones, llega a la Fotaleza Roja para exigir a Cersei Lannister (Lena Headey) que se presente ante el Gorrión Supremo, por orden de éste. Sin embargo, Cersei dice que hasta aquí hemos llegado y que no va a abandonar la fortaleza hasta el día de su juicio se pongan como se pongan. “Elijo violencia” dice llena de orgullo y la Montaña-zombi (Hafþór Júlíus Björnsson), más conocido como Gregor Clegane, hace un nuevo fatality en Juego de Tronos arrancando la cabeza y la columna a uno de los que osa atacarle. El resto, en vez de intentar atacar todos a la vez, dicen que mejor si eso vuelven otro día que tampoco es que la orden sea tan importante. 

De la miniviolencia (la frase aparecía en los tráilers de la temporada y se esperaba que fuera parte de una escena con un poco más de chicha), podemos deducir que parece que ser Gregor es insensible al dolor, puesto que no le importa que le golpeen.

Juego de Tronos 6×08 Nadie En la corte parecen despreciar a Cersei

En la corte de Desembarco del Rey parece que todos desprecian a Cersei (Lena Headey) || Juego de Tronos HBO

En la siguiente escena de la capital, vemos que se ha reunido a la corte para un anuncio importante. La posición de Cersei está tan debilitada (incluso repudiada por los cortesanos que se apartan a su paso y una buena fotografía nos la muestra en una escena al fondo, pequeña y encajada entre columnas) que no sólo no la dejan ocupar su asiento junto a su hijo, sino que ni siquiera la habían avisado de que el rey se iba a pronunciar. Entonces llega Tommen (Dean-Charles Chapman) y trae la venganza del Gorrión Supremo por la rebeldía de Cersei: anunciar la fecha de su juicio al mismo tiempo que prohíbe el juicio por combate, complicando la situación de su madre gravemente.

Kevan Lannister (Ian Gelder) se sobra con su sobrina, por fin haciendo algo y mostrando emociones, recordemos que Cersei envenenó a su hijo y fue responsable de que se uniera a los Gorriones, aunque tampoco debería estar muy predispuesto a apoyar la decisión del rey precisamente porque la secta captó a su hijo. Es un personaje con el que los guionistas no han sabido jugar durante esta temporada.

La escena termina con Qyburn (Anton Leser), que le cuenta a Cersei que ha tenido un gran éxito en la investigación que le había encargado. Pequeño diálogo que marcará el final de temporada y del que alguna pista ya se había dejado caer, en momentos anteriores de otras temporadas y de esta misma, pero del que no comentaremos más hasta el análisis del último capítulo.

Braavos

Tiempo dedicado: 5:25 + 7:41 min aprox.

El capítulo comienza mostrándonos cómo Lady Crane (Essie Davies) ha hecho caso del consejo de Arya Stark (Maisie Williams) para su monólogo como Cersei, cosechando gran éxito entre el público. Una malherida Arya ha logrado llegar hasta el backstage para pedirle ayuda a la actriz, y milagrosamente no se le han salido las tripas después de cómo la rajó la Niña abandonada (Faye Marsay) en el capítulo anterior. La actriz la cura (justifica que sabe algo de curar heridas, pero para lo que tenía Arya creo que hacía falta bastante más que “saber algo”) la invita a unirse a la compañía, pero Arya rechaza sabiendo que les pondría en peligro. Comenta que quiere ver que hay en el límite del mundo, algo que de momento no parece tener mucho sentido (sobre todo después de ver el final de temporada).

Tras dormirse por el efecto de la leche de la amapola que le da Crane para que sane, estaba claro que iba a llegar más pronto que tarde la Niña abandonada para rematar la faena. Y entra haciendo ruido para que Arya pueda despertar y huir convenientemente. Y herida de gravedad como está, le da para saltar por el balcón, correr a toda velocidad, deslizarse y dar unas cuantas vueltas por las calles y los baños árabes de Girona hasta que se le abren las heridas.

A pesar de lo que los fans querían creer, Arya no tenía ningún as en la manga. En Juego de Tronos hay personajes que planean estrategias que funcionan o no y personajes que sobreviven como pueden. Arya, hasta el momento, es de los segundos. Y siempre se ha sabido mantener de pie sobre las olas, a pesar de todo lo que le ha pasado. Y con la Niña abandonada persiguiéndola incansablemente al único lugar donde sabe que tiene una oportunidad: su escondite donde está su espada. Llega sangrando bastante, pero con suficiente ventaja para encender la vela que tiene en su cuarto con la caja de cerillas que seguro tenía al lado y prepararse para el combate.

Si somos capaces de realizar la suspensión de la incredulidad, nos queda una escena bastante apañada, con Arya tomándose la venganza por todas las palizas que nosotros hemos sufrido con ella a lo largo de la temporada, aprovechando además el entrenamiento con el que tanto sufrió. Así, plantea la lucha a su favor (no será una de las destacadas estrategas de la serie, pero tonta no es) y a oscuras se ensaña con la Niña abandonada, como podemos comprobar a continuación, cuando deja su cara en el templo.

Muerta Lady Crane y la Niña abandonada en su lugar, se entiende que la deuda con el Dios de Mil Rostros y por eso Jaqen H’ghar (Tom Wlaschiha) no la pone ningún impedimento para irse. Es más, la mirada que le echa parece de respeto. Lo que no he llegado a entender es por qué le dice que ya no es nadie. ¿Tenía planeado que matara a la Niña abandonada o muriese en el intento como prueba final? También sabemos que sabe cortar la cara, vio hacerlo a Jaqen en un episodio y lo demuestra aquí. Sin embargo, y después de ver el final de esta temporada de Juego de Tronos, se hubiera agradecido ver algo más durante su formación, como que de verdad, cuando parecía que ya era nadie, le hubiesen cambiado la cara. Pero era una trama que se estaba haciendo bola, como la otra que también ocurre en Essos y que vamos a comentar a continuación, por lo que se agradece que por fin se haya zanjado con Arya volviendo a Poniente, como no podía ser de otra manera.

Si le gusta el personaje de Arya Stark, tal vez le interese el Funko basado en ella con Aguja en las manos o una de 19cm más cercana a Maisie Williams:

POP! Vinilo - Game of Thrones: Arya Stark

Amazon España: EUR 8,75

Amazon Reino Unido: £9.27

Amazon Estados Unidos: EUR 8,75

FIGURA JUEGO DE TRONOS ARYA STARK PVC 19 CMS

Meereen

Tiempo dedicado: 1:53 + 4:11 + 1:38 min aprox.

La ciudad liberada por Daenerys vuelve a cobrar vida tras el plan de Tyrion Lannister (Peter Dinklage) de hacer que los sacerdotes de R’hllor prediquen las bondades de la Madre de Dragones como la elegida de dicha religión en su ausencia. En esta escena, rodada en Peñíscola, asistimos a la despedida del Gnomo y Varys (Conleth Hill), ya parece que buenos amigos y que confían el uno en el otro, aunque el Eunuco sigue teniendo dudas de la alianza con los sacerdotes rojos, algo comprensible después de lo que vimos en el capítulo anterior.

6×08 Juego de Tronos Varys se va a Poniente a buscar aliados para Daenerys

La despedida de Varys (Conleth Hill) y Tyrion (Peter Dinklage) || Juego de Tronos HBO

En la siguiente escena ambientada en Meereen, vemos que Tyrion se ha ganado la confianza (y la amistad) de Gusano Gris (Jacob Anderson) y Missandei (Nathalie Emmanuel), que ya beben y hacen chistes con él. Qué rápido ha encontrado sustitutos para Varys. Sin embargo, su momento de relax se interrumpe por la invasión de los amos. No ha funcionado la tregua que había ideado nuestro enano favorito. Una escena que sirve para mostrar una ligera evolución de los personajes y un giro en la trama (que se veía venir, también lo habían advertido varios personajes), pero que se hace larga.

Tras una notable secuencia de CGI en el que vemos que ha comenzado el ataque a la capital. Ya no es momento de estrategias ni pensar, hay que responder a la ofensiva. Sin embargo, Gusano Gris decide que deben atrincherarse en la pirámide, que es el único sitio que pueden defender. ¿En serio el gran ejército de inmaculados sólo puede mantener la pirámide? ¿No van a defender a la población en las calles? En cualquier caso algo aterriza en el tejado, ¿y quién va a ser sino la única persona del mundo que puede volar a lomos de un dragón? Con la llegada de Dany, los Inmaculados se arrodillan y la khaleesi pone una mirada que parece decir “¿qué narices ha pasado aquí?”. Ya era hora de que volviera y se preocupara de la ciudad que había liberado.

Les dejo con un par de pósters de esta sexta temporada por si les interesa hacerse con uno ahora que ha terminado la misma. Nos vemos en la crítica del siguiente capítulo, por fin, la Batalla de los bastardos.

Póster Game of Thrones - 6ta. Temporada

Póster Game of Thrones - 6ta. Temporada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.