Crítica de “Brooklyn”, con Saoirse Ronan

“Brooklyn”, adaptación de la novela del irlandés Colm Toibin de mano de Nick Hornby, es una simple, pero cálida historia de adaptación de una joven inmigrante en Estados Unidos. Estelariza Saoirse Ronan.

Las peripecias que se enfrentan al abandonar el hogar familiar para iniciar un camino personal son variadas en sus diferentes perspectivas. Algunas son superadas para encontrar el espacio adecuado para proseguir una vida propia. Cambiar de vivienda a otro país es el paso más arriesgado en el que es inevitable deslindarse de un modus vivendi para adoptar y asimilar otro diferente, sin olvidar las raíces del lugar en el que se creció.

Brooklyn” (2015) retoma un poco este último aspecto, agregando también una sencilla fábula sobre la toma de decisiones y oportunidades.

Trama de “Brooklyn”: Inmigración y división de amores

En la década de los cincuenta, la joven irlandesa Eilis Lacey (Saoirse Ronan) emigra a los Estados Unidos en busca de una mejor calidad de vida. En su adaptación, en la ciudad de Brooklyn, conoce a Tony (Emory Cohen), muchacho italiano del que se enamora y mantiene un sólido romance. No obstante, la noticia de un delicado incidente familiar la obligará a regresar a su país natal, debatiéndose en cuál lugar debe permanecer.

Crítica de “Brooklyn”: Romance convencional y simplista, pero carismático

Brooklyn (2015), con Sairse Ronan

Brooklyn (2015), southernconservatism tumblr

La inmigración irlandesa a tierras estadounidenses desde mediados del siglo XIX ha consolidado pequeñas comunidades que perduran en la actualidad en variados distritos. La búsqueda de oportunidades continúa representando el idealismo del sueño americano, aunque no está exento de representársele bajo la perspectiva del infortunio y la desgracia, como los atisbos oscuros de la pobreza en “Las Cenizas de Angela” (Angela´s Ashes, 1999), la delincuencia y la pérdida material en la irregular “Un Horizonte Lejano” (Far And Away, 1992) o la intimista perspectiva sobre el desempleo y el intento por encontrar encanto en un complicado entorno de “En América” (In America, 2002).

John Crowley (Boy A, Intermission) se aleja de la tangente del desaliento y las malas rachas en el cambio de vivienda para abordar en “Brooklyn” un lado optimista en el establecimiento en un país distinto al lugar de origen. Basada en la novela de Colm Toibin, dicho proceso está bajo la perspectiva de una muchacha incapaz de encontrar en su pueblo natal Enniscorthy el mejor futuro para ella a causa de las convencionalidades de la localidad, en el que destaca su falta de buena suerte en su círculo social y en su opresora jefa de la tienda de abarrotes (Brid Brennan).

El realizador irlandés, a manera estética, modesta y un tanto elegante, realiza el paulatino cambio en el entorno, uno pequeño, gris y carente de matices en Irlanda, adquiriendo en la citada Brooklyn mayor amplitud en el entorno, belleza y tonos luminosos y cálidos. El contraste entre ambos lugares influye en el desarrollo de Eilis, captado en la atención al detalle de su rostro, uno en el que el desarreglo y la timidez inicial va transformándose conforme pasa su estancia en Estados Unidos hacia una imagen madura, con alta autoestima y gozando de un amor que fue incapaz de encontrar antes de marcharse de Irlanda, vestida a lo último de la moda cincuentera y dueña de su propio destino.

Nick Hornby (encargado de adaptar el libro), de una manera sencilla y convencional, peca con un poco de ensoñación al confeccionar el proceso de adaptación con nuevas oportunidades que llegan demasiado fácil, tanto en un trabajo mejor remunerado en una consolidada tienda departamental y en la ayuda del amable sacerdote Flood (Jim Broadbent). La ausencia de incidencias típicas de ciudad resta credibilidad a los contrastes sociales que existen en el mundo, en particular en un agitado distrito como es aquel al que se hace referencia.

Saoirse Ronan, siendo la columna principal del relato, plasma eficaz y sutilmente el viaje interno que atraviesa Eilis, quien después de obtener el futuro de ensueño, tendrá que tomar una importante decisión tras regresar a Irlanda, encontrando buenas opciones laborales y amorosas que fue incapaz de encontrar en el pasado. No obstante, la atención al detalle de la psicología del personaje estelar terminar por relegar a los secundarios que la acompañan, aquellos que aprenden a atestiguar el cambio de vida, volviéndolos un tanto unidimensionales como el conservadurismo de la dueña de la casa de huéspedes (Julie Walters), la sacrificada hermana de Eilis, Rose (Fiona Glascott) o el nuevo pretendiente irlandés Jim (Domhnall Gleason).

Muy predecible y correcta en su realización, aunque alejada de la cursilería y el exceso del melodrama, “Brooklyn” logra el cometido de empatizar con el romance que se presenta y es más que un poema de amor a los orígenes o a una pareja enamorada al tratar una clásica transformación personal atribuida a las circunstancias y a la toma de decisiones.

Brooklyn (CONTEMPORANEA)

Amazon España: EUR 9,45

Amazon Reino Unido: £8.58

Amazon Estados Unidos: EUR 9,45

Brooklyn (Original Motion Picture Soundtrack)

Amazon España: EUR 9,99

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 9,99

Las cenizas de Ángela (EMBOLSILLO)

Amazon España: EUR 9,50

Amazon Reino Unido: £12.51

Amazon Estados Unidos: EUR 9,50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.