Consejos y recomendaciones para pesarse con una báscula que mida el porcentaje de grasa corporal

La bioimpedancia supone el método más fiable para saber si estamos en forma, si estamos haciendo suficiente deporte y si la dieta que seguimos funciona, pero, conviene tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones para pesarse con una báscula que mida el porcentaje de grasa corporal con el fin de obtener datos lo más exactos posibles.

Mejores básculas.

Tanita BC-601 Segment, uno de los modelos más recomendados.

Calcular el porcentaje de grasa corporal resulta muy útil para comprobar cómo evoluciona el proceso de pérdida de peso. Existen diversos métodos para lograrlo;

El más utilizado sería la medición de los pliegues cutáneos, esto es, el espesor de un doble pliegue de piel y tejido adiposo subcutáneo comprimido. Aunque se utilice para ello un plicómetro cada persona tomaría las muestras de forma distinta, por lo que los resultados pueden variar demasiado.

El sistema más fiable consiste en utilizar máquinas de pesaje hidrostático de alta tecnología, que sin embargo resultan bastante caras, por lo que sólo las tienen los hospitales más sofisticados.

Por otro lado, se puede recurrir a las modernas básculas de bioimpedancia, quizás no tan exactas, pero asequibles a todos los bolsillos. Por desgracia, muchas veces los datos pueden resultar un poco caóticos, cuando el aparato ofrece cifras muy distintas de un día para otro. Para conseguir un resultado lo más optimizado posible conviene tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones para pesarse con una báscula que mida el porcentaje de grasa corporal. 

¿Cuándo pesarse en una báscula de bioimpedancia para medir el porcentaje de grasa corporal?

En primer lugar, no se obtienen los mismos resultados al pesarse a distintas horas del día. Siempre se ha considerado el mejor momento justo al levantarse, cuando el cuerpo pesa menos, al haber transcurrido ocho o diez horas sin haber comido. Todas las calorías de los alimentos ingeridos el día anterior se han metabolizado para estimular las funciones corporales básicas, como la respiración y el mantenimiento de la temperatura corporal.

Pero ojo, esta hora no sirve con las máquinas que calculan el porcentaje de grasa corporal, pues su funcionamiento se basa en que miden la cantidad de agua del cuerpo, por ser conductora de electricidad, mediante la aplicación de una pequeña corriente (así, cuanto más grasa tenga su cuerpo, más resistencia tendrá el flujo eléctrico al recorrerlo). Por eso conviene decantarse por la última hora de la tarde, justo antes de la cena, cuando el nivel de hidratación se ha normalizado.

Por suerte para quienes trabajen por norma general justo en ese intervalo, no hace falta llevar esta regla a rajatabla. Pero sí que se debe comprobar el peso siempre a la misma hora. De esta forma, se tienen como punto de referencia las primeras mediciones, así que se puede saber si se está avanzando.

Otros trucos y consideraciones a tener en cuenta para pesarse

Bascula electrónica

Bascula electrónica.

Por la misma razón, conviene desnudarse casi por completo, o cuanto menos siempre llevar puesta la misma ropa, debido a que al cambiarla por otra, es posible que se escoja una que no pese lo mismo. Y por supuesto, se utilizará siempre el mismo aparato, pues algunos son más fiables que otros.

Mejor ir antes al cuarto de baño, para disminuir los líquidos del interior del cuerpo. Tampoco hay que pesarse antes de practicar ejercicio, los valores cambian por el sudor perdido, ni por supuesto después de comer, cuando se han ingerido alimentos. Para las mujeres, los datos cambiarán bastante durante el período menstrual. En caso de optar por esos días, no conviene desanimarse por los resultados, ya que no son reales. No se deben ingerir bebidas alcohólicas de ningún tipo ni diuréticos, ni utilizarse cremas corporales desde veinticuatro horas antes de realizar la bioimpedancia. No se puede haber ido a la sauna 12 horas antes.

Por supuesto, retire todos los objetos metálicos en el cuerpo, como por ejemplo joyas, anillos, pulseras, relojes y similares.

Depende del aparato que sea, pero se suele obtener un peso inferior colocándose justo en el centro del mismo. Por esta razón lo mejor es ponerse siempre en el mismo sitio. Los expertos también sugieren no pesarse a diario, por motivos psicológicos. De esta forma, los datos serían muy similares, por lo que parece que no se está avanzando, lo que desmotivaría a cualquiera. Mejor hacerlo una vez por semana, para saber si se tiende a bajar o a subir el peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.