Consejos y recomendaciones para comprar sillones y asientos de masaje eléctricos

Existe en el mercado un amplio abanico de masajeadores eléctricos. Los más comunes y asequibles son los de mano, pues los sillones y asientos de masaje eléctricos tienen un precio elevado. Pero estos últimos, ¿merecen la pena? ¿Qué ventajas ofrecen? A la hora de decidir comprar uno, puede ser de utilidad tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones.

Por suerte para todos aquéllos (en realidad el común de los mortales) que no pueden permitirse el lujo de acudir a un profesional todo lo que les gustaría, cada vez se amplía más la gama de sillones y asientos de masaje eléctricos destinados a procurar el máximo bienestar. Desde talaso-pies eléctricos, que ofrecen los beneficios de un baño de hidromasaje para pies, hasta almohadas que emiten vibraciones, y en general todo tipo de masajeadores de mano eléctricos. Están a la venta modelos para todas las necesidades, gustos y potenciales económicos.

Entre todos los artículos que se pueden encontrar se llevan la palma los sillones y asientos de masaje eléctricos, que son los reyes de este tipo de aparatos, pues ofrecen el sumun de la relajación. Si se dispone de la pasta suficiente, te lo llevan a casa, y sólo es necesario tumbarse y elegir el programa que se desee… ¡con un mando a distancia! Entonces se recibe un completo masaje de la cabeza a los pies. La vida puede ser bastante grata, al menos en algunas ocasiones.

Criterios que se deben tener en cuenta a la hora de comprar un sillón de masaje

Asiento de masaje Shiatsu

Medisana 88930 MCN.

Tras valorar las ventajas y desventajas de los masajeadores eléctricos conviene seguir una serie de criterios antes de adquirir nada.

Puesto que se trata de un artículo caro, lo primero a tener en cuenta sería la relación calidad-precio. Oscilan entre los 40€ y los 250€ aunque muchas veces los baratos no sirven para gran cosa, por lo que no merecen la pena. Por otro lado, no siempre pagando más sube la calidad del masaje. Como en cualquier otro producto, se debe mirar la marca, pues algunas tienen un mayor prestigio que otras.

Otro aspecto a considerar de los sillones y asientos de masaje eléctricos es su tamaño, pues consisten en un respaldo (a colocar sobre nuestro sillón habitual) que posteriormente debe almacenarse en algún lugar. Suelen medir como media unos 80 x 16 x 48 cm, un volumen considerable. También es importante el peso, pues rondan los 8 Kg, lo que supone cierta incomodidad a la hora de trasladarlos de un lugar a otro.

HoMedics SGM-425H-2EU

Respaldo de masaje Shiatsu con nodos Technogel.

Pero el criterio más importante sería su adecuación a las necesidades de cada persona. Si se tienen dolencias en la zona cervical, extremidades, espalda o glúteos se debe comprobar si el electrodoméstico realiza masajes localizados en estas zonas. En este caso también se debería consultar al especialista, pues pueden existir contraindicaciones y utilizar un modelo determinado podría llegar a ser perjudicial.

Por último, influyen también los gustos y el criterio personal. Existen aparatos que imitan (más o menos) el estilo de masaje shiatsu, pero también otros que quizás nos satisfagan más.

Algunos modelos de asientos de masaje y sillones de masaje eléctricos aconsejables

Por si sirve de ayuda, repasamos 5 de los modelos más vendidos o recomendados de diferentes marcas, Medisana, HoMedics (éstas dos son las más prestigiosas en este campo), Beurer, Health and Wellness y AEG. Se podrían adquirir pinchando en los enlaces. Aconsejamos utilizar Amazon, por la calidad habitual del servicio que ofrecen, y también por su rapidez.

HoMedics SGM-425H-2EU. Respaldo de masaje Shiatsu con nodos Technogel. Uno de los mejores modelos del mercado, sin estar entre los más prohibitivos, pues no llega a los doscientos euros. Técnicamente avanzado, se inspira en la ancestral técnica japonesa, que utiliza la presión rítmica de los dedos para estimular el “chi” (la energía vital) y así aliviar la tensión y el estrés. Las bolas que dan el masaje están fabricadas en gel, y además se pueden parar donde se quiera para masajear un punto concreto.

Medisana 88930 MCN. Asiento de masaje Shiatsu. Lo más importante es que se puede elegir un masaje en tres modalidades: toda la espalda, o la parte superior o inferior de la misma. Aparte, ofrece tratar el cuello por separado. La función de calor resulta bastante relajante. Es regulable y se adapta a diversas estaturas.

Masajeador Beurer MG260. Un buen modelo fabricado en cuero, de los más modernos del mercado, por lo que funciona mejor que otros más antiguos. A pesar de su precio, algo elevado, merece la pena por su eficacia y porque está fabricado en cuero. Estéticamente es agradable de ver, lo que supone una ventaja, pues aunque pesa más o menos igual que los otros aparatos (unos 9 kilos), a veces puede ser un inconveniente moverlo de un lado a otro, así que es mejor dejarlo casi siempre en el salón.

Health and Wellness MB4144. Masajeador de espalda y cuello Shiatsu Deluxe con función de calor. Especialmente concebido para el alivio del dolor, se trata de un buen producto, de gama media. Cuenta con vibración regulable, reposacabezas y función calor para liberar la tensión muscular. Bastante completo, aunque por su diseño resulta más recomendable para personas altas, pues quienes tengan un tamaño medio deberán utilizar un cojín para utilizar el masajeador del cuello.

AEG Respaldo masajeador MM 5568. Uno de los más económicos, si bien sus prestaciones no son equiparables a los otros modelos, pues en realidad sólo vibra. Su masaje no es igual, ni por asomo. Lo bueno es que esta colchoneta incluye función térmica, y  6 áreas de aplicación con velocidades regulables, por lo que ofrece cierta capacidad de relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.