Consejos prácticos para buscar pareja en las webs de contactos de internet

Hoy está socialmente aceptado buscar pareja por internet, pero encontrar a la persona adecuada no es tan fácil como parece…

La web Meetic

Meetic.

Cada vez son más las personas que recurren a las webs para buscar pareja de internet. Las utilizan personas de todas las edades y niveles socioculturales. Existen diversas razones para utilizarlas, sobre todo por el intenso ritmo de trabajo de la vida moderna, que deja a mucha gente sin tiempo libre para conocer a nuevas amistades, y por tanto forjar relaciones.

Por suerte, la red abre nuevas posibilidades, hasta el punto de que ha revolucionado las formas tradicionales de conocer a la persona indicada. Pero cuidado, no es oro todo lo que reluce. Para no sucumbir, merece la pena tener en cuenta diversos consejos y recomendaciones para utilizar las webs de contactos.

Consejo 1: mantener la calma

En realidad, y a pesar de las particularidades de internet, lo cierto es que se deben seguir unas pautas muy similares a las que se tendrían en cuenta en la vida real. Por ejemplo, puede parecer que el ritmo va mucho más rápido, pues enseguida se conoce a gente dispuesta a quedar. Pero aquí, como en el mundo exterior, las prisas tampoco son buenas. Casi siempre, los interlocutores presionan para conocerse cuanto antes. Pero… pocas veces merece la pena el tiempo que se va a invertir.

Conviene conocerse, charlar con tranquilidad, y conversar un poco para saber qué es lo que nuestro nuevo amigo busca o espera de la web (sin agobiarle con un cuestionario). A veces, quien parecía nuestra media naranja en un momento determinado, en pocos minutos resulta que tiene intereses opuestos a los nuestros o simplemente no congeniamos nada. Con un poco de ‘palique’ nos ahorramos tener que desplazarnos y pasar una tarde, a veces incómoda, con alguien que no nos cuadra. También puede pasar al revés, alguien que en el primer minuto nos resulta poco interesante, tras un rato dialogando resulta que merece la pena. Lo importante no es que se compartan los mismos gustos y aficiones –aunque eso puede resultar muy útil– sino que se establezca cierta conexión. Y esto sólo nace con bastante paciencia.

Por regla general, encontrar a alguien para un encuentro fugaz, es muy sencillo. Pero si se quiere establecer una relación duradera, es imprescindible invertir mucho tiempo. No conviene dar por supuesto nada. Es preciso asegurarse de que la otra persona busca lo mismo que tú, para que ninguno de los dos quede decepcionado.

Consejo 2: escuchar a la otra persona

Imagen de "Vacaciones en Roma".

“Vacaciones en Roma”.

Cuidado, pues internet no refleja del todo cómo es realmente la otra persona. Online es posible hacerse una idea bastante equivocada, y se supone que lo importante es como sea el otro/la otra en la realidad, pues se busca una relación de carne y hueso, no comunicarse para siempre a través de un chat. Muchas veces, uno cree haber encontrado a su media naranja por las conversaciones a través de internet, pero cuando conoce a la otra persona tomando un café, resulta que le aburre.

Aunque estar del todo seguro de cómo es el otro viene a ser imposible, sí que se puede tratar de hacerse una idea. Y discriminar cuando se tenga claro que no nos llama la atención. Por ejemplo, en el caso de alguien grosero y ultramachista que desde el principio nos agote, de quien se puede estar seguro de que no resulta interesante en el minuto 1. Atención porque a veces se puede conversar con gente educada, inteligente, atractiva, etc., pero con la que no existe conexión por razones incomprensibles. No es culpa de nadie, pero se precisa buscar a otro. No se sabe bien cómo funciona la química.

Sobre todo se debe tener en cuenta un consejo: no dejarse embelesar, y tratar de leer con atención lo que se nos dice para sacar conclusiones positivas. Y atención a los timadores. En internet abundan los tipos que pretenden únicamente sacar tajada a personas emocionalmente débiles que pueden ser más vulnerables. Cuidado con los “soy rubio de ojos azules, estaré mañana contigo para darte hijos arios si me envías dinero para el avión…”.

Consejo 3: cuidado con la imagen de uno mismo que se ofrece en internet

Muchas veces, el usuario de este tipo de webs está tan atento a cómo es la otra persona, que se olvida de qué está ofreciendo él a su vez. Podría ocurrir que se diera con la persona ideal pero que ésta saliera espantada, pues, ¿cómo se nos percibe?

Cuidado con las actitudes negativas. Lloriquear porque se tienen muchos problemas suele tener como resultado que todo el mundo huya. No se trata de que si uno ha tenido un día un contratiempo se lo calle, pues se puede necesitar un poco de consuelo. Pero si sólo se habla de cosas malas, y nuestra vida es un mar de lágrimas, repeleremos a todo el mundo. Cuidado especialmente con hablar demasiado de la anterior pareja, eso sólo puede significar que aún estamos enganchados, y conviene olvidarla, antes de iniciar una nueva etapa. Hacer bromas puede estar bien, pero cuidado, si sólo nos quedamos en risas, podemos acabar cansando y pareciendo frívolos.

Consejo 4: las mejores webs especializadas en buscar pareja

Fotograma de "Casablanca"

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en “Casablanca”

¿Cuáles son las mejores webs para encontrar a alguien especial? Las gratuitas a veces no son las mejores, pues encontrar a alguien que se lo tome en serio puede resultar difícil. Las de pago a veces son un timo.

Meetic suele dar buenos resultados, pues al menos la utiliza mucha gente realmente interesada en encontrar pareja. Sus precios no son excesivos, y su principal virtud es que permite buscar a la carta  según gustos, ver fotos, charlar, etc.

No sólo se encuentra el amor en este tipo de webs, sino que a veces surge en sitios inesperados. Por ejemplo, en foros temáticos, donde se intercambian impresiones, y a veces se organizan quedadas entre los miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.