Consejos para tomarse correctamente la tensión arterial en casa

1

Tomarse la tensión arterial (TA) en casa es bastante sencillo con los modernos tensiómetros, e incluso resulta recomendable por varias razones. No hace falta tener un título de enfermería para ello, pero sí que es necesario seguir una serie de pautas y recomendaciones.

Se tiende a creer que lo mejor es medirse la presión arterial con la asistencia de profesionales. Pero estas mediciones tienden a ser insuficientes, pues en casos de hipertensión y otras situaciones conviene realizar un seguimiento más intenso del que permiten las visitas ocasionales a la clínica o a la farmacia.

Además, no siempre es lo mejor, por la denominada “Hipertensión de bata blanca”, que provoca que muchos pacientes se pongan demasiado nerviosos cuando están siendo observados por un facultativo, enfermero o farmacéutico, por lo que la medición no sirve para nada. Otras veces se toma de forma precipitada, cuando el sujeto acaba de llegar de la calle, sin reposar previamente, o se realiza en un lugar demasiado lleno de gente. La tranquilidad del hogar puede resultar muy beneficiosa.

Aspectos a tener en cuenta antes de medirse la tensión arterial

Cómo elegir el mejor tensiómetro del mercado

Tensiómetro electrónico.

Sin un buen cordero el cocinero poco puede hacer, y sin un buen aparato, el esfuerzo de tomarse la tensión en el domicilio propio no sirve para nada. Por ello, se deben tener en cuenta una serie de consejos para comprar un tensiómetro. Básicamente, se debe optar por el que proporcione mayor exactitud, y que cuente con un manguito del tamaño del brazo de la persona. Conviene comprarlo online, pues sale más barato.

Una vez que se dispone de uno, es preciso tomar la tensión cuando la persona esté relajada. Mejor permanecer sentado, pues en caso contrario las cifras suelen elevarse unos 10 mmHg.

Resulta importante esperar 30 minutos cuando se ha estado haciendo deporte, después de comer, o si se ha fumado. También es necesario esperar ese tiempo si se ha consumido un café o cualquier producto que contenga cafeína, como la Coca-Cola. Se debe tener la vejiga vacía. Si se ha estado realizando algún esfuerzo de cualquier tipo (también intelectual), o la persona se siente alterada o nerviosa por cualquier factor, conviene permanecer en reposo entre cinco y diez minutos.

La tensión se tomará todos los días a las mismas horas, para poder comparar los resultados. A lo largo de la jornada los valores fluctúan, por lo que se impone sobre todo medirse a primera hora de la mañana, cuando los valores suelen ser más altos.

Consejos para tomarse correctamente la tensión arterial

Cómo tomarse la tensión en casa

Consejos para tomarse correctamente la tensión arterial

Si la persona es diestra, debe tomarse la tensión en el brazo izquierdo, mientras que los zurdos usarán el derecho. A veces conviene medir los dos y quedarse con los valores más altos (si bien, si se hace esto varias veces, uno ya sabe sobradamente cuál de las dos extremidades le conviene medir). Se coloca a la altura del corazón, apoyado en una mesa o en el típico brazo del sillón. Los pies deben estar cómodamente apoyados en el suelo, y a ser posible, siempre que se mida la tensión se debe estar en la misma posición.

Tras arremangarse (y comprobar que ninguna prenda oprima el brazo), se coloca el manguito sobre la piel, entre el codo y el hombro, pero sin que éste aprete demasiado. Con los tradicionales fonendoscopios se debe bombear la pera y escuchar los latidos, etc. Todo esto no es necesario con el tensiómetro, que detecta electrónicamente el pulso, simplemente apretando el botón. Los datos de la tensión arterial aparecerán en la pantalla. Como es tradicional, las lecturas se dan mediante una combinación de dos números. El primero mide la presión arterial sistólica, y el segundo la diastólica. Los valores de normalidad serían de 140/90, para personas mayores de edad.

No resulta conveniente hablar ni moverse mucho durante la medición.

Suele medirse la tensión dos veces como comprobación. Se desecha siempre la que haya salido más baja. Algunos aparatos guardan los datos, lo que resulta muy útil para poder anotarlos después cuando se acuda a la consulta del doctor.

Importante: siempre resulta recomendable solicitar al médico que compare las lecturas que se han tomado en  casa con las del consultorio.

Comprar un tensiómetro electrónico online

Un ejemplo de un aparato recomendable (por su precisión, que es lo que importa) y homologado para tomarse la tensión en casa podría ser el Medisana MTS, uno de los más vendidos del mercado. Los tensiómetros de brazo como éste, siempre ofrecen mayor fiabilidad que los de muñeca. Cuenta con dispositivo de memoria que almacena hasta 60 mediciones. Sencillo de manejar, sus cifras tienen un tamaño lo suficientemente grande como para que pueda ser utilizado sin problemas por personas mayores o con visión defectuosa. Además, su precio es lo suficientemente asequible para todos los bolsillos. Se puede adquirir en Amazon en el siguiente enlace.

También cuenta con una gran aceptación, el modelo OMROM M2 Classic. Ofrece una aceptable relación calidad-precio, y ofrece también bastante exactitud. También se puede comprar en Amazon en el siguiente link.

Omron M2 Classic - Tensiómetro

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: £50.54

Amazon Estados Unidos: -

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Haz la operación aritmética: *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.