Consejos para planchar de forma correcta y más rápida

Consejos para planchar de forma correcta, y tratar de sobrellevar (en la medida de lo posible) que se trata de una de las tareas más horribles del hogar.

Para ir elegante resulta fundamental llevar la ropa sin arrugas. Por desgracia, conseguirlo conlleva enfrentarse a un trabajo ingrato, largo y pesado. Además, no resulta sencillo cuando se carece de práctica, pues el método cambia en función de los tejidos y del modelo de plancha. ¡Cuidado con quemar nada!

Para tratar de que esta labor resulte más llevadera, y sobre todo llevarla a cabo con mayor eficacia, recopilamos una serie de recomendaciones y consejos para planchar.

Cómo planchar, según el tipo de prenda

Philips GC8650/80

Centro de planchado Philips GC8650/80.

Por norma general, se empieza por las áreas grandes, y se termina en las esquinas. Al pasar la plancha, siempre se debe tener ésta en movimiento, pues en caso contrario se producirán quemaduras. Cuando se dé con una arruga complicada de aplanar, es preciso apretar el botón del vapor. Los pliegues se pueden sostener con un clip. Para las mangas, se usa una tabla para mangas. Se suelen planchar ambos lados (así queda mejor el conjunto), salvo en el caso del algodón y el rayón sedoso, que se deteriorarían.

Cada prenda es un mundo. Pero más o menos se puede realizar una clasificación general por clases, para tener una idea de cómo se debe proceder con cada una.

Jerseys. Se colocan en la tabla en su forma original. Se tiene que poner atención para no deformar la prenda.

Faldas y pantalones. Siempre se planchan primero por el revés y después por el derecho. Los pantalones con raya se abordan enfrentando las costuras de cada pierna. Conviene ir de arriba a abajo, empezando por la cintura. Se recomienda utilizar un trapo húmedo.

Camisas. Tradicionalmente se empieza por los puños. Después, mangas, cuellos  canesú y espalda. Se termina por la pechera.

Recomendaciones prácticas para planchar

Análisis del Centro de planchado Philips GC8650/80

Recomendaciones.

Se termina antes, y los resultados son mejores con una buena máquina de calidad. Si se tiene que planchar un enorme volumen de ropa conviene recurrir a los modernos centros de planchado, que permiten realizar esta tarea con gran comodidad, y como van equipados con un depósito de agua, no requieren que se pierda tiempo recargando.

Antes de ponerse manos a la obra conviene revisar la etiqueta de la ropa. Explica cómo proceder en cada caso, lo que resulta muy importante en el caso de prendas delicadas. Se debe llenar el depósito, mejor con agua destilada o embotellada, pues así se evitan acumulaciones de minerales en la máquina. Se puede aromatizar, por ejemplo con unos tallos de lavanda en el líquido. Algunas personas utilizan almidón, que aplican antes de pasar la plancha, pero por regla general se desaconseja, pues es un poco sucio, y con las máquinas más modernas resulta innecesario.

Se recomienda comenzar por la ropa más sensible, que admita menor temperatura, y posteriormente el resto, según se va calentando el electrodoméstico. Para la delicada es bueno a veces poner una toalla encima, para que reciban menos calor.

Es importante colgar, sobre todo las camisas y blusas, en una percha, nada más terminar con ellas. En caso contrario, podrían volverse a arrugar y será como si no se hubiera hecho nada. Conviene airearlas, o sea dejarlas fuera un tiempo, antes de meterlas en el armario.

Trucos de la abuela para planchar

Repasamos algunos consejos tradicionales que sirven de gran ayuda:

Algunas personas meten la ropa, recién seca, en el frigorífico, durante 10 minutos. Aseguran que esto les hace la tarea más cómoda.

Para las arrugas más resistentes, se puede poner un papel de aluminio sobre la tabla de planchar, y sobre la prenda un paño húmedo, con una gota de amoniaco. Después se pasa la máquina.

Evitar los botones metálicos, pues se rompería la plancha. Mejor rodearlos.

Asegurarse al acabar de limpiar bien la plancha. Se debe esperar un rato después de apagarla, para que se enfríe, y después se puede pasar por encima una esponja humedecida con agua caliente con detergente.

Al planchar un traje al vapor, se debe pasar el cepillo después.

Los cuellos de los polos resultan difíciles de dejar bien. Se les puede poner unas gotitas de vinagre antes de pasarles la plancha.

Para quitar las marcas que a veces deja la plancha, se utiliza poner en el tejido agua oxigenada mezclada con un poco de agua del grifo. Después se aplica vapor, estirando la prenda al máximo, y se plancha por el revés, con un trapo encima.

Centros de planchado recomendados

La tecnología moderna permite facilitar mucho el trabajo, y que los resultados sean mejores. Repasamos un par de centros de planchado, de los más vendidos y aconsejados por los usuarios. Se puede comprar online, a través de Amazon, pinchando en los enlaces.

1. Phillips GC 8650/80. Uno de los mejores, por su potencia, y su excelente relación calidad-precio. Se tarda en planchar la mitad que con un aparato convencional.

2. Rowenta DG8520 Perfect Steam Eco. Centro de planchado, 5 bares, autonomía ilimitada, vapor continuo a 120g/min. Lígero, cómodo, se calienta enseguida y es de buena marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.