Además de ser antiestéticos, pueden llegar a ser dolorosos y problemáticos, pero con un poco de ayuda se pueden eliminar los juanetes o mantenerlos a raya

juanete

Hallux Valgus. Malmstajn. Wikimedia commons.

Se conoce como juanete al bulto que se forma en la desviación articular cuando se produce un desplazamiento del hueso del dedo del pie. Esta desviación se llama Hallux Valgus, y es la que se intentará corregir para hacer una correcta eliminación de los juanetes.

Generalmente cuando empiezan a salir se nota dolor no solo en la zona del hueso que se está desplazando, sino en todo el pie, ya sea en la parte superior (empeine) o en la parte baja (planta del pie). Algunas veces no se suele relacionar este dolor con los juanetes, porque aunque la desviación sea muy poca y a nuestra vista pase casi desapercibida, los pies cargan con todo el peso del cuerpo y nuestra postura y apoyo cambian por completo.

Cuando se suele acudir al médico por este dolor, que al principio no sabremos localizar muy bien de qué es, lo normal es que nos revise el pie y nos mande a hacer alguna radiografía para descartar alguna rotura. Una vez nos hayan hecho esto y se eliminen las demás posibilidades, el diagnóstico es Hallux Valgus

¿Por qué salen los juanetes?

Origen hereditario. Lamentablemente, si nuestros padres han sufrido por causa de los juanetes, las probabilidades de que nosotros también lo hagamos, es mucho mayor.

Un uso inadecuado de calzado. Los zapatos en punta, estrechos, con tacón o que nos queden muy justos (de talla), también ayudan a que se produzcan, ya que la postura normal del pie se ve afectada y los dedos tienden a desplazarse.

Pies planos.

Enfermedades que deformen los huesos. Como la artritis reumatoide.

El pie egipcio. Aquel en el que el dedo gordo es más largo que los demás, es el tiene más posibilidades de sufrir juanetes.

Cómo podemos eliminar los juanetes o prevenirlos

Una vez que detectamos que la desviación comienza a manifestarse, existen correctores para eliminar los juanetes o prevenir que vayan a más.

Correctores nocturnos

Hay varios modelos de estos correctores . Al ser para  uso nocturno son de material rígido y sirven para tirar un poco del dedo gordo hacia afuera, es decir, para corregir el efecto de la desviación y eliminar los juanetes.

Su uso es simple. Antes de acostarnos hay que lavar el pie para evitar que tenga restos de sudor y el corrector se impregne de bacterias y malos olores. Generalmente lleva dos cintas: una que se pone alrededor del pie (pasa por el empeine y por la planta del pie), que deberá sujetarse de forma que el corrector no se mueva ni se deslice al movernos mientras dormimos; la otra cinta va alrededor del dedo gordo, que se ajustará para ejercer en él un pequeño tirón para alejarlo del resto de dedos y llevarlo a la que debería ser su posición correcta, es decir, que esté derecho. Esto tendremos que ir haciéndolo poco a poco para eliminar los juanetes y evitar lastimarnos o generarnos un mal mayor. Por la mañana retiraremos el  corrector y a ser posible lo limpiaremos para tenerlo listo y usarlo nuevamente por la noche.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Correctores de día

Existen también correctores de silicona  muy suaves que se pueden usar durante el día. Hay modelos que van entre los dedos de los pies o que protegen el juanete y tiran del dedo .

Para evitar el dolor en los juanetes

Si no queremos utilizar un corrector pero queremos evita el dolor producido por el juanete, existen también varias opciones: tiritas para evitar las rozaduras en el juanete o discos acolchados para separar el pie del zapato .

A lo largo del día el dolor que causan los juanetes va aumentando, pero existen algunos trucos para aliviarlo, como por ejemplo darse masajes en el pie para mejorar la circulación, de vez en cuando  (conviene que sea con sales, que ayuda a relajar y bajar la inflamación) hacerse una limpiezaexfoliación para evitar rozadoras y aplicarse aceite de lavanda (que tienen propiedades anti-inflamatorias) antes de acostarnos.

Esto ayudará a que el juanete no crezca y posiblemente con la constancia podamos llegar a eliminar los juanetes. De no ser así, habrá que recurrir al médico para que nos aconseje la solución, que muchas veces pasa por la cirugía, pero sólo si el dolor tiende a ser muy fuerte o la postura se ha visto demasiado alterada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.