¿Cómo solucionar los terrores nocturnos de los niños?

Los niños suelen padecer normalmente pesadillas, pero hay otras ocasiones, en las que a los padres les resulta prácticamente imposible consolarlo al tratarse de episodios de terrores nocturnos.

Los terrores nocturnos en los niños son trastornos del sueño que si bien se asemejan a las pesadillas, presentan una gran diferencia al manifestarse de forma espectacular tanto en gestos como en sonido.  Aunque puedan asustar mucho a los padres  porque el pequeño sin llegar a despertarse, está aterrorizado y se sacude en la cama de forma violenta, no deben ser motivo de alarma ni preocupación ya que no se trata de un signo médico subyacente. Se calcula que hasta un 15% de los niños padecen estas alteraciones que comienzan entre el primer año de vida del bebé hasta los cinco años, y desde los cinco hasta los siete, o incluso hasta la adolescencia.

¿Cómo diferenciar un terror nocturno de una pesadilla?

El niño siempre recordará la pesadilla pero nunca el terror nocturno. Después de una pesadilla, el niño estará completamente despierto mientras que tras un episodio de terror nocturno, no recordará nada de lo sucedido salvo el padre o la madre que haya tratado de consolar al pequeño. Durante una noche típica el sueño pasa por dos etapas bien diferenciadas como el sueño lento o NO REM y el sueño rápido o REM, y cada una de ellas se asocia a una actividad cerebral particular. Los niños sufren pesadillas en el sueño REM, es decir, en la fase que se sueña y en el que tienen lugar el movimiento ocular rápido que suele ser entre las 2 y las 6 a.m.; mientras que los terrores nocturnos suelen producirse durante las horas tempranas de la noche en las que no se sueña y no hay movimiento ocular rápido.

¿Qué puede causar los terrores nocturnos?

Son muchas las causas a las que puede atribuirse este comportamiento nocturno. Según la Asociación Española del Sueño (ASENARCO), una de las razones más habituales es que existan antecedentes con esta alteración en la familia, ya que el 80% de los niños con terrores presenta esta característica. Otra causa que puede justificar la aparición del terror nocturno es el desarrollo inmaduro del cerebro, lo que provoca episodios de hiperactivación del sistema nervioso central durante el sueño que se expresan así. Por eso, al niño le cuesta despertarse completamente del sueño al no estar su cerebro totalmente maduro. También conviene tener en cuenta que la fiebre y determinados medicamentos, pueden derivar en este tipo de episodios nocturnos al aumentar la fases del sueño profundo y provocando que sean aún más profundas.  La falta de sueño y los horarios irregulares provocan que el sueño sea más profundo y por tanto, invitan a la aparición del terror nocturno. Las consecuencias son lógicas ya que la falta de sueño deriva en insomnio, somnolencia diurna y alteraciones del sueño en toda la familia.

Niña pequeña que llora.

El miedo a la oscuridad provoca el llanto. Autor: Crimfants

¿Cómo reaccionar ante los terrores nocturnos?

Ante todo, no debemos asustarnos. Cuando escuchen los gritos del pequeño, los padres no deben acudir a la habitación del niño y encender todas las luces. Bastará con entrar a tientas y encender una luz tenue para que el niño no asocie la oscuridad al miedo, y pueda conciliar el sueño fácilmente. Si estuviera despierto, hay que consolarle con palabras de ternura y sin hacerle preguntas que le inviten a recordar el mal momento. En el caso de que permaneciese todavía dormido mientras se sacude y grita, lo mejor es esperar a que el episodio finalice y no acercarse a él ya que la situación podría empeorar. Es aconsejable hablar de forma calmada y colocarse entre el niño y cualquier cosa, que pudiera provocar algún daño a éste.

Precauciones

Conviene adoptar algún tipo de prevención como si se tratase de un sonámbulo ya que los niños que padecen terrores nocturnos en ocasiones, se bajan de la cama. Por ello, es recomendable recoger todos los juguetes u objetos que pudieran estar en el suelo ya que podría tropezarse. En el caso de que vivas en una vivienda con varias plantas, coloca una cerca protectora en la parte superior de las escaleras; asegúrate de cerrar todas las ventanas así como las puertas que comuniquen con el exterior.

Dalber Luz nocturna, malva

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Buenos consejos para manejar el sueño

Seguir una serie de normas nos ayudarán a mantener una buena higiene del sueño y a prevenir la aparición de alteraciones nocturnas tanto en los niños como en los adultos. Su cuerpo y su mente lo agradecerán. ASENARCO nos recomienda las siguientes:

  • Es importante mantener siempre un horario regular para levantarse y acostarse.
  • Adoptar buenos hábitos alimentarios con una dieta rica en frutas y verduras, evitando las grasas de origen animal.
  • Practicar algún tipo de ejercicio de relajación antes de acostarse puede favorecer un sueño de calidad y duradero.
  • Evite o reduzca al máximo los excitantes y bebidas gaseosas antes de acostarse como el café, el té o el chocolate.
  • Siga con sus hijos una rutina de descanso tras la cena como el cepillado de dientes, ponerse el pijama y leer un rato, si es posible. De esta forma, el niño conciliará el sueño fácilmente y los terrores nocturnos comenzarán a distanciarse en el tiempo.
  • Es fundamental que el dormitorio invite al descanso por lo que se recomienda que el entorno sea apacible y con una temperatura que ronde entre los 18 y los 20 grados.

Soluciones para acabar con el miedo nocturno

El miedo a la oscuridad siempre ha existido pero no todos los niños lo acusan igual. Si las alteraciones nocturnas son frecuentes, te recomendamos las luces quitamiedos con los que pondrás remedio fácilmente al temor que tu hijo pueda sentir hacia la oscuridad, y con ello, lograr que el sueño sea más placentero. Los modelos pueden variar según la edad del niño. Para un niño que tenga entre cuatro y seis años te recomiendo una luz quitamiedos de Spiderman pero si prefieres que sea una luz más clásica también las puedes encontrar en tonos azules y rosas con figuras lunares. Pero si queréis quedaros más tranquilos, os garantizo que la relajación de vuestro bebé la conseguiréis rápidamente con un eficaz proyector de estrellas que ilumine con una tenue luz la habitación de vuestro bebé. Os gustará tanto, que tal vez os quedéis a dormir con él. A mí me dio un buen resultado.Ya me contaréis!

Philips Minnie Luz nocturna, 0.06 W, Rojo

Amazon España: EUR 12,99

Amazon Reino Unido: £8.99

Amazon Estados Unidos: EUR 12,99

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.