Cometa 67/P Churiúmov-Guerasimenko podría tener vida extraterrestre

Científicos detectan que el cometa 67/P podría albergar formas de vida extraterrestre. El Churiúmov-Guerasimenko es un cometa que está siendo explorado por el módulo Philae de la misión Rosetta, de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de acuerdo a recientes análisis astronáuticos, podría llevar consigo formas de vida alienígena. Esto es lo reportado por el diario The Guardian, de acuerdo a la opinión de respetados expertos.

Vida extraterrestre en el cometa 67/P

De manera que, la presencia de criaturas microbianas extraterrestres, explicaría la negra capa abundante en sustancias orgánicas y ciertos gélidos lagos captados en determinadas zonas del cometa 67/P Churiúmov-Guerasimenko. La nave espacial Rosetta de la ESA ha obtenido del 67/P, muestras de elementos orgánicos a partir de partículas virales, cuya procedencia u origen aún no se ha determinado.

Lamentablemente ni la sonda Rosetta, ni el módulo espacial Philae cuentan con instrumentos adecuados para corroborar el posible hallazgo de vida extraterrestre en el cometa 67/P Churiúmov-Guerasimenko. Sin embargo, los científicos continúan tratando de profundizar en este potencial descubrimiento. En este mismo sentido, el astrónomo Chandra Wickramasinghe sostiene que las personas deberían tomar una mayor conciencia de la plausible existencia de formas de vida alienígena en otros planetas.

Misión Rosetta en el cometa 67/P

La misión Rosetta, que inició en el mes de agosto del 2014, cuando la sonda de la ESA comenzó una trayectoria directa al cometa 67/P, se tenía previsto que terminara en diciembre del año en curso. No obstante por los grandes resultados obtenidos, la ESA dio a conocer el pasado mes de junio que la misión Rosetta se prolongará hasta septiembre del año 2016.

Para entonces la sonda que gira alrededor de nuestra estrella se hallará excesivamente lejos del Sol, para que su sistema de energización solar pueda mantenerse activado. De modo que los nueve meses que le restan a la misión Rosetta le dará la oportunidad a los astrónomos de analizar el cometa 67/P Churiúmov-Guerasimenko conforme se aleja del Sol. La sonda misma podría terminar aterrizando en la superficie del bólido espacial para culminar su misión astronáutica de manera excelente. Esto fue informado por el portal Science News.

Módulo Philae en el cometa 67/P

El módulo Philae de la misión Rosetta fue el primer artefacto humano en posicionarse en la superficie de un cometa. Este artefacto consiguió hacerlo de atribulada manera y en una zona donde llega escasa luz solar, por lo cual su actividad ha sido intermitente. Ha sido capaz de enviar a la Tierra algunas fotografías y efectuar breves análisis del suelo del cometa, cuando las baterías de la Philae lo han permitido. De cualquier manera gracias a estos análisis de la ESA se está cada vez más cerca de corroborar la existencia de vida microbiana extraterrestre, en este caso en la superficie del cometa 67/P Churiúmov-Guerasimenko.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.