Qué es y cómo colocar el papel pintado

Más pronto o más tarde tenemos que enfrentarnos a la decoración de nuestra casa. Ya sea por alquilar o comprar una nueva vivienda o por dar un toque diferente a nuestro hogar, ese momento llegará y deberemos decidir qué materiales usar y el papel pintado debe estar entre nuestras opciones.

Dar un punto diferente a nuestra casa es algo necesario y recomendable cada cierto tiempo. No solo cambiar algunos muebles, sino también dar un punto diferente, y porqué no atrevido, a nuestras paredes. Si decidimos cambiar la decoración de nuestra casa, hay muchas formas de llevar a cabo ese cambio y una de las que debemos tener en cuenta es el papel pintado.

¿Qué es el papel pintado?

El papel pintado nos permite elegir entre una amplísima variedad de diseños y estilos a un precio razonable y usarlo como una forma de transmitir nuestro estilo y personalidad a través del papel de nuestras paredes. Los estampados son tan variados que será difícil no encontrar un papel que encaje en la idea decorativa que tengamos en mente.

El papel pintado como tal, llega a Europa en el siglo XVII y, desde ese momento, se ha convertido en uno de los estándares más habituales para decorar las paredes de nuestra casa y huir del anodino color blanco. La llegada, en los últimos tiempos, de nuevos materiales y de diseños más actuales, han permitido recuperar este tipo de decoración que, probablemente, tuvo su auge en los años 70 y que hasta hace un tiempo era una decoración “viejuna” y pasada de moda. Es más, la pujanza del papel pintado se demuestra en muchos estilos vintage que recuperan los modelos más clásicos y tradicionales de este producto.    

Comprar papel pintado barato

Ejemplo de pared con papel pintado

¿Por qué decorar con papel pintado?

Hay muchas ventajas a la hora de usar este material. Por un lado, las nuevas técnicas de impresión han permitido tanto abaratar su precio como ofrecer una gran variedad de diseños. Por otro lado, su colocación no es excesivamente difícil y con un poco de maña y paciencia, cualquier persona puede decorar sus paredes con un papel pintado que transmita su personalidad y gustos.

¿Dónde comprar papel pintado de calidad?

Probablemente sea el asunto que más atención requiere por nuestra parte. Una simple búsqueda en Google nos puede reportar un importante número de tiendas que ofrecen este producto, pero la mejor opción para comprar papel pintado barato puede ser la web Wallcover.

Son muchas ventajas las que ofrece esta web como la posibilidad de disponer de una calculadora on-line, con la que podremos saber cuántos rollos de papel necesitamos comprar. Basta con introducir las medidas de la habitación que queremos decorar y el sistema nos indicará cuánto papel necesitamos.

También existe la posibilidad de solicitar muestras de los papeles que más nos gustan de forma que por un precio reducido (2 euros por muestra), podremos comprobar la calidad del papel y el resultado en nuestra pared.

Además, la web dispone de diferentes filtros que nos facilitarán la vida a la hora de elegir nuestro papel pintado. Si ya tenemos una cierta idea en nuestra cabeza, por ejemplo un papel con figuras geométricas, podremos evitar revisar cientos de diseños que poco o nada tienen que ver con lo que queremos hacer. Hay filtros por el fabricante, por el color, por las características, por el diseño… en definitiva, toda una serie de herramientas que nos permitirán elegir de forma fácil y sencilla qué papel pintado usaremos para dar un punto único y diferente a nuestra casa.

Cómo colocar el papel pintado

La colocación del papel pintado es relativamente fácil pero hay que tener algunos materiales y un poco de paciencia. Lo primero es contar con una pared lisa, seca y limpia, lo que puede exigir algún tipo de preparación previa (por ejemplo tapar agujeros o quitar el gotelé).

El papel pintado viene en tiras y la colocación se basa en colocar tira tras tira. Es fundamental colocar la primera tira de forma correcta por lo que siempre se aconseja usar como guía una esquina. Si la primera tira queda torcida, el resto de la decoración quedará así. También es aconsejable ir encolando las tiras poco a poco, como mucho dos o tres, de forma que el trabajo vaya siendo progresivo.

A partir de ahí no tenemos más que ir añadiendo tira tras tira teniendo especial cuidado en respetar el diseño del papel para empalmar, sobre todo en el caso de dibujos geométricos, cada tira de forma correcta. Siempre tenemos que dejar papel por la parte superior e inferior, posteriormente lo cortaremos con un cutter y usaremos un cepillo de tapicero para alisar el papel una vez que lo hayamos colocado en la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.