Citroën C4 Cactus. Innovador y económico

El Citroën C4 Cactus puede decirse que hereda todo el ADN de la marca. Citroën siempre ha volcado en sus vehículos parte de su genio innovador, aunque en los últimos tiempos  este genio se haya mantenido bastante más tiempo en la botella.

Citroën C4 Cactus-1

La gama de colores del Citroën C4 Cactus ayuda a destacar su personalidad

 

El lanzamiento de la marca DS, que en estos momentos puede decirse que es la tercera del grupo PSA, y el vehículo del que ahora hablamos, son el resultado de aplicar buenas dosis de imaginación a sus diseños.

Apoyado en la plataforma del C4, el C4 Cactus es un nuevo integrante de la familia que se caracteriza por su aire de todo camino, que en cierta medida le permite circular por pistas y caminos de tierra sin tantos problemas como en un vehículo convencional. Sus enormes llantas y su generosa altura al suelo le proporcionan esta agilidad de movimientos.

Citroën C4 Cactus-2

Los Airbumps se emplean para proteger las esquinas y la zaga.

 

El Citroën C4 Cactus es un vehículo de 4,16 m de longitud, 1,73 m de anchura y 1,48 m de altura. Sus 2,60 m de distancia entre ejes y el haber desplazado las ruedas hacia las esquinas le proporciona una excelente habitabilidad, con un  maletero de 358 litros.

Una estética peculiar

Este vehículo  sorprende sobre todo por su estética. No ya solo por sus líneas originales, con un frontal que se sale de lo corriente. Llama la atención por los panelea que adornar sus laterales, los denominados Airbump, que proporcionan una elevada protección contra los desagradables golpes producidos por las puertas cuando a aparcamos en batería. Esos protectores, o más bien su misma técnica, se utiliza también para proteger las esquinas de la carrocería y el portón trasero. Los Airbump son unas estructuras de plástico formadas por varias células flexibles que sirven para amortiguar los golpes.

Citroën C4 Cactus-3

El interior es un ejemplo de sencillez de líneas y funciones. Fuera distracciónes

 

Pero además, el Citroën  C4 Cactus ofrece innovación en cuanto entramos en su interior. Sorprende también su estilo, simple y descargado, con un salpicadero bajo y del que se han eliminado buena parte de los mandos tradicionales, que pasan directamente a una pantalla táctil central, lo que disminuye las distracciones. Este diseño ha obligado a reubicar el airbag del pasajero, que en este nuevo Citroën baja desde la zona superior del parabrisas. Además cuenta con unos asientos delanteros muy cómodos y grandes, que pueden unirse en el caso de que elijamos versiones con cambio automático.

Citroën C4 Cactus-4

La pantalla táctil central de serie incluye mandos como el de la climatización.

 

Como inconvenientes podemos citar la ausencia de división en el respaldo posterior al abatirlo, con lo que disminuye la funcionalidad, y que los cristales de las puertas posteriores no descienden y unidamente pueden abrirse por el método de compás.  Otro aspecto que enriquece al C4 Cactus es la variedad de tonos de carrocería y la gran cantidad de combinaciones posibles, entre techos, carrocería, color de los espejos retrovisores y acabados de las llantas.

Uno de los aspectos que más ha contribuido a mejorar la agilidad y los consumos de este vehículo, ha sido la importante reducción de peso. El C4 Cactus pesa hasta 200 kg menos que la versión del C4 equiparable. Sin embargo, dispone de sistemas de ayuda a la conducción muy útiles. Podemos disfrutar del sistema de aparcamiento automático. Nos permite arrancar en pendientes sin que el vehículo caiga hacia atrás o ilumina el interior de la curva con la ayuda de las luces antiniebla.

Motores avanzados y eficientes

Para el C4 Cactus la elección de motores ha sido bastante sencilla. No han tenido más que ir a las estanterías de la marca y elegir los que más se adecuan a la personalidad del modelo. Como estamos ente un vehículo especialmente sencillo y que busca economía de adquisición y funcionamiento, se han elegido como motores de gasolina dos versiones del tricilindrico de 1,2 litros de cilindrada con potencias de 82 y 110 CV para los que se han homologado unos consumos medios  a partir de 4,3 y 4,7 litros respectivamente.

Citroën C4 Cactus-5

Los asientos delanteros pueden tener las banquetas unidas, pero sólo en las versiones automáticas.

 

Los motores diésel responden a una estructura de cuatro cilindros, con 1,6 litros y proporcionan 92 y 100 CV, estando el primero siempre acompañado por un cambio automático pilotado. Sus consumos son de 3,5 y 3,4 litros respectivamente.

Los precios del Citroën C4 Cactus, siempre con cinco puertas, arrancan desde los 15.750 euros del 1.2 PureTech 82 CV Live, hasta los 22.050 euros del eHDI 92 CV ETG6 Shine Edition Moonlight.

 

Citroën C4 Cactus-6

La capacidad del maletero de 358 litros resulta correcta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.