Entrevista a la pintora Carmen Navas

Carmen Navas, pintora. Granadina de La Alpujarra, se afincó desde muy pequeña en Madrid.  El Museo del Prado fue su rincón favorito. Allí comenzó a soñar con la pintura. Y en ello está. Cuando se pone delante de un cuadro suelta rienda a su imaginación.  Juega con lo real e imaginario. Y lo plasma con mucho color. Inquieta, luchadora y testadura. Se gana la vida como diseñadora. Tiene un doble reto: vivir de la pintura y hacerlo en España.

-Carmen Navas, ¿cien por cien autodidacta?

Para mí, pintar es algo innato. Desde que era pequeñita ya dibujaba. En el colegio ganaba muchos premios que se convocaban. A los 12 años me escapaba al Museo del Prado. Me quedaba extasiada al ver tantas maravillas colgadas en las paredes. Hubo un cuadro que me marcó. ‘Mujer en la ventana’ de Salvador Dalí. Tenía 13 años.

– ¿Usted vive de la pintura?

Ya me gustaría. Soy diseñadora y vivo de ello, pero no me resigno a poder lograrlo a través de la pintura. Soy muy cabezona y lo voy a conseguir. Por eso sigo pintando y expongo mis cuadros, pero no vendo lo suficiente como para poder vivir de la pintura. En Estados Unidos he realizado varias exposiciones y me ha ido muy bien. Quizás allí pudiese lograr mi sueño y dedicarme en exclusividad a la pintura, pero me he propuesto conseguirlo en España. Aquí me atan muchas cosas. Tengo mi vida, mi familia.

-Ha repetido exposición en la II Muestra de Arte América Contemporánea, ¿le enorgullece ser la pintora con más cuadros expuestos?

-En abril, que fue la primera, expuse un cuadro y ahora han sido cinco: ‘Entre Diálogos’, ‘De Compras’, ‘De paseo por La Vera’, ‘Entre Mares’ y ‘Mi pequeño chiquitín’. Este tipo de Muestras son una gran oportunidad para los pintores en nuestra lucha por  darnos a conocer. Tenemos unas paredes para poder mostrar durante unos días nuestra sensibilidad, lo que queremos transmitir a través de la pintura. La Muestra empezó el 16 de noviembre y finalizó el 30. Aparte del público la han visitado galeristas y coleccionistas.

Entrevista a la pintora Carmen Navas - Exposición de sus cuadros

Carmen Navas, pintora

-¿La mujer es su fuente de inspiración?

Me encanta pintar mujeres, como también, pintar hombres, pero la inspiración en todo artista: escultor, pintor, etc, va por etapas. Son momentos que te ayudan a madurar artísticamente. Yo tuve mi momento para bodegones, paisajes y actualmente es la mujer. Próximamente, tendré otra fuente de inspiración. Renovarse. No queda otra cosa.

-Mujeres potenciadas con color, mucho color…

-La estética femenina se presta más al color. La ayuda a resaltarla y a ganarse la atención y complicidad del público.

Cuadro Entre Diálogos

Sirenas

-Mujeres, como sirenas que pueden verse en ‘Entre Diálogos’ , ¿que pretende transmitir?

-Me encantan los seres mitológicos. Dicen que las sirenas no existen. Yo no las he visto, pero es cierto que existen. Cuando pinto me gusta jugar con la imaginación, con lo que es y con lo que no es, con lo real y ficticio. El mar, el mundo submarino me parece fascinante como las luces y sombras. Dicen que los sueños no se cumplen, pero existen. Son surrealistas. Pero la pintura, como lo que es el arte en general, tiene un gran poder. Todo lo que podemos pensar y plasmarlo luego en un lienzo existe, tiene vida.

-¿Usted se decanta por el acrílico?

-Más por la técnica mixta. Me gusta utilizar la tinta, el pan de oro, pero es cierto que he apostado en mis últimas obras por el acrílico.

-En diciembre tenemos nuevas Elecciones Generales, ¿espera que los políticos echen mano de una vez a los artistas?

-Es una pena ver cómo en otros países se potencia, ayuda y mima a los artistas. Aquí es triste vernos lo que nos cuesta para salir adelante. Sientes impotencia. Sobre todo cuando, como en mi caso, una galerista me dijo hace unos meses viendo mis obras en una exposición que no entendía que cómo yo no podía vivir de la pintura. En España algo no funciona. Estamos desatendidos. Necesitamos que nos apoyen y esperemos en un futuro próximo a la pintura, escultura y a todas las artes se les dé la importancia y apoyo que se merecen. La cultura es un bien para la sociedad. Una parte de nuestro ADN. Es un legado que hemos heredado, que nos enriquece, que ha pasado de generaciones a generaciones y que tenemos que contribuir a ampliarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.