Crítica de “Hasta el último hombre”, de Mel Gibson

Duración de Hasta el último hombre: 131 min.
País Estados Unidos.
Director: Mel Gibson
Guión: Robert Schenkkan, Randall Wallace y Andrew Knight.
Música: Rupert Gregson-Williams.
Fotografía: Simon Duggan.
Reparto: Andrew Garfield, Vince Vaughn, Hugo Weaving, Teresa Palmer, Sam Worthington, Luke Bracey, Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Matt Nable, Nathaniel Buzolic, Ryan Corr, Goran D. Kleut, Firass Dirani, Milo Gibson, Ben O’Toole.

Creo que una vez más Mel Gibson lo ha conseguido. Con su quinto largometraje ha logrado realizar como director otra cinta memorable, y ya van unas cuantas, en la que el espectador se embarca en una aventura repleta de emoción inolvidable. Gibson es un director lleno de talento, brío y fuerza, y con esta nueva cinta demuestra otra vez que estamos ante uno de los grandes directores norteamericanos actuales.

Hasta el último hombre cuenta la historia basada en hechos reales del soldado norteamericano Desmond Doss, que se alistó en el ejército para servir a su país en la Segunda Guerra Mundial, y que como detalle a destacar, es que pertenecía a la religión adventista del séptimo día y, por lo tanto, odiaba la violencia y no podía ni quería usar armas, convirtiéndose en el primer objetor de conciencia en la historia de los Estados Unidos que recibió la Medalla de Honor del Congreso. Pero aun así, sin poder ser un soldado convencional, sirvió a su país siendo médico y enfermero en la primera línea de batalla, y hasta logró ser un héroe de guerra al salvar la vida de muchos de sus compañeros en un acto heroico en la batalla de Okinawa contra los japoneses.

Hasta el último hombre: Una epopeya realizada por un coloso pacifista

La cinta narra de manera clara, sencilla, emocionante y sobria todos los avatares de la infancia y primera juventud de este hombre ejemplar, y el espectador va conociendo el porqué de su convicción a la no violencia y de su fe en el Dios cristiano. También el espectador se estremece al contemplar las dificultades y las trabas que le pusieron en el ejército ante su condición sorprendente e incomprensible de ejercer el pacifismo, ningún daño a otro ser humano.

Después la película, en su última parte, se centra en el campo de batalla, en el enfrentamiento contra el ejército japonés para ganar Okinawa. La filmación del combate es muy realista e impecable, con un montaje nervioso, vibrante y perfecto, que trasmite toda la crudeza de la guerra, con una clara influencia de Salvar al Soldado Ryan.
Por todo ello es un espectáculo muy recomendable, llena de sensibilidad y de grandes interpretaciones, que ensalza la amistad y el compromiso, y que toca la fibra sensible de los espectadores, seguro que muchos se irán llorando de la sala. Se trata de otra epopeya de este director maravilloso, que logra crear monumentos cinematográficos que quedarán en la historia del cine. Al acabar, muchos espectadores aplaudieron. Y es normal.

Etiquetas

Sobre el autor

Jorge Curiel

Twitter Facebook Email

Jorge D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 apareció su nuevo libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis). En 2018 ha participado en la antología "Castilla, puerta de la Historia" (MAR Editor); y en septiembre del mismo año ha aparecido su último libro de relatos "Media hora" (Apache Libros).Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.