Si París bien vale una misa, Budapest merece, sin duda, una visita. La capital húngara se precia por ser una ciudad con un vastísimo patrimonio cultural bañada por el Danubio, retratado por pintores y descrito por multitud de escritores que ensalzan su belleza.

Puente de las Cadenas en Budapest

Vista nocturna del Puente de las Cadenas – Foto de Blizniak

Budapest tiene sus orígenes en 1873 tras la unificación de las dos ciudades que se orginaron entorno al Danubio: Buda y Pest, esta última la base de lo que es actualmente la ciudad moderna.

La zona de Buda: Palacio Real y Puente de las Cadenas

La zona de Buda alberga numerosos lugares considerados como Patrimonio de la Humanidad, como por ejemplo el barrio del Castillo donde se ubican el Palacio Real y los museos más importantes de la ciudad como el de Historia, La Biblioteca y la Galería Nacional, además de contemplar una vista única del paso del Danubio por la ciudad y la maravillosa iglesia de Matías, de más de 700 años de antigüedad y coronada por una torre gótica donde reposa el difunto rey Bela III.

Excelentes ofertas para conocer Budapest. Entra aquí

 

Tambien en Buda se sitúa geográficamente el Monte Gellert a cuya falda se encuentra la Ciudadela y el famosísimo balneario Gellert, escenario de multiples anuncios televisivos y rodajes cinematográficos.

Y como balconada idónea para contemplar dos de los lugares más emblemáticos de Budapest: el Parlamento y el famoso Puente de las Cadenas se debe acceder al conocido Bastión de los Pescadores, la antigua muralla medieval que circundaba parte de la ciudad.

Bajando por las inclinadas calles del barrio del Castillo se desemboca en el Puente de las Cadenas, que data del año 1849, escenario ideal para la observación nocturna por su espectacular iluminación que engalana el Palacio Real y el Bastión de los Pescadores, ubicados al fondo.

La zona de Pest: Parlamento y Plaza de los Héroes

Pero es el Parlamento de Budapest el edificio emblemático por excelencia de la capital húngara a orillas del Danubio y ya en la zona de Pest. De estilo neogótico cuenta con más de 700 salas y, en su momento, llegó a ser el más grande del mundo.

Parlamento de Budapest, uno de los más grandes de Europa

El Parlamento desde Buda – Foto de Blizniak

Y de arte neoclásico nos encontramos la Basílica de San Esteban, gemela en altura con el Parlamento. En su interior se conserva la mano momificada del fundador del estado magiar, el rey Esteban.

Y como guinda del pastel en la zona de Pest se encuentra la Avenida de Andrassy con casi tres kilómetros de longitud y con cierto parangón con la Avenida de los Campos Elíseos de París, urbanizada copiando el modelo de los bulevares franceses.

La avenida desemboca en la Plaza de los Héroes presidida por el Memorial del Milenio con las estatuas de los líderes de todas las tribus magiares. Durante el recorrido de Andrassy encontraremos la Ópera Nacional y el Museo de la Casa del Terror, que recoge documentos, archivos escritos y fotográficos del exterminio nazi durante la II Guerra Mundial y de la ocupación soviética.

Vista nocturna de la Plaza de los Héroes de Budapest

Plaza de los Héroes – Foto de Anniserfleck

Por último destacamos el Mercado Central, de esplendorosa belleza por su construcción y ubicación, a la vera de otro de las magníficos puentes que decoran el paso del Danubio por la ciudad, el Puente de la Libertad.

Y para abundar en una información más detallada sobre la capital húngara y sus vecinas imperiales Praga y Budapest en Amazon se pueden adquirir a precios muy interesantes las guias que aparecen debajo de estas lineas.

Budapest (Guias Visuales)

Amazon España: EUR 30,50

Amazon Reino Unido: £36.68

Amazon Estados Unidos: EUR 30,50

     

Guía Azul Praga, Viena, Budapest (Guias Azules)

Amazon España: EUR 118,99

Amazon Reino Unido: £101.41

Amazon Estados Unidos: EUR 118,99

 

 

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.