¿Cuál es tu Bond favorito? Compara y elige.

Es el agente secreto más famoso de la literatura y del cine, y cumple los cincuenta y tres años en plena forma. Es todo un icono, la imagen del triunfador, de la elegancia y del glamour pero también del que se juega la vida en cada plano, hasta haciendo el amor con una preciosa señorita en camas de sábanas de seda.

Hasta este año 2015, en el que se ha estrenado este 6 de noviembre Spectre, la última entrega con el inglés Daniel Graig, y que es la número 24 de la saga, Bond ha estado encarnado por seis actores, cada uno con su estilo y sus particularidades.

Vamos a dar un breve repaso a cada uno de ellos.

Para muchos el primer Bond protagonizado por el escocés Sean Connery es el mejor y el más auténtico. Apareció en Agente 007 contra el Dr. No, y su imagen elegante, sofisticada, atractiva, agradable y divertida –es todo un hombre- nadie la puede olvidar. Quizá lo que le sobren sean sus tintes machistas, sólo eso, si no sería el Bond perfecto.

Después vino Roger Moore, un tipo demasiado guapo, que siguió teniendo toda la distinción y clase, aunque su semblante casi siempre irónico, cínico, le hacía menos cercano, más alejado al espectador. De todos modos, es un Bond que es el preferido de muchos y no hay nada que objetar, porque no está nada mal.

Tras una incursión del modelo australiano George Lazenby que no lo hizo mal en una única cinta titulada 007: Al Servicio secreto de su majestad, el agente fue encarnado por el galés Timothy Dalton.

Timothy cumplía, llenaba el traje, pero no le daba al personaje la frescura y la gracia que Bond debía tener. Dalton es un actor que borda lo trágico, el drama puro y duro, y por eso hizo de Bond un ser demasiado trascendente, y con el que todo resultaba demasiado serio, decisivo. No se le recuerda sonreír mucho. Además las dos cintas que hizo son las más flojas de toda la saga, y eso no le ayudó en nada.

Y después llegó en los 90 el que puede ser el Bond más perfecto de todos. El irlandés Pierce Brosnan le dio todo lo que el agente secreto necesitaba, y además le dio un poco más de humanidad y de sufrimiento. Brosnan es el más perfecto porque borda la acción, es divertido, es encantador, todo lo masculino que hay que ser, posee clase y elegancia, y además todo lo hace en su justa medida. No se le puede reprochar ni un detalle.

Y llegó Daniel Graig en el siglo XXI, el actual James. Daniel hace sufrir demasiado a Bond, es la humanización total del agente y personaje. Daniel hace muy bien las escenas de acción y se da de tortazos a las mil maravillas, aunque se echa en falta la distinción, el porte y el saber estar que debe tener este personaje. Graig puede ser guapo y tener un cuerpazo, pero no tiene glamour ni puede ser Bond. A pesar de todo, el bueno de Graig cae bien, resulta simpático con su mirada agradable de buena gente, y con su sonrisa y su movimiento de labio superior. Es un tipo agradable y eso gusta. Pero Bond es mucho más.

Por último, un deseo, una indicación, una sugerencia. Que Bond sea encarnado definitivamente por George Clooney que, aunque no sea británico, lo tiene todo para ello, y podría ser otro James encantador y maravilloso. Resultaría otro perfecto junto a Connery y Brosnan, los que han sabido, verdaderamente, llevar guardado con suficiencia y categoría en su pantalón la licencia para matar.

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Rating del autor
41star1star1star1stargray

Etiquetas

Sobre el autor

Jorge Curiel

Twitter Facebook Email

Jorge D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 publicó su libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis).En 2018 participó en la antología "Castilla, puerta de la Historia" (MAR Editor); y en septiembre del mismo año apareció el libro de relatos "Media hora" (Apache Libros).Durante 2019 participó en dos antologías solidarias: "Equilibrar los tiempos" (TarQus), y en "Ella" (Ayuntamiento de Valladolid).En 2020, Ediciones Vitruvio publicará su tercer poemario "Las Manos del Sueño".Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.