Beneficios de la relajación

2

Las técnicas de relajación aportan importantes beneficios a la salud. Aprender estrategias de relajación muscular y técnicas de control de la respiración sería un buen mecanismo para combatir problemas de ansiedad, bien de tipo generalizado, o en casos particulares de patologías específicas que menoscaban la calidad de vida de las personas que las padecen. El efecto combinado de este tipo de técnicas, con el ejercicio físico y una alimentación equilibrada  constituyen un importante conjunto de factores de protección y prevención de enfermedades de diversa índole.

Los ejercicios de relajación, como se conocen de forma genérica y coloquial, pertenecen a las llamadas técnicas de control de la activación en psicología; entre las mismas pueden distinguirse diferentes estrategias para lograr la relajación, fundamentadas en mecanismos subyacentes de diversa índole: la relajación muscular, el control de la respiración o la meditación. Las tendencias más actuales en este ámbito tienen una marcada influencia oriental en el que el pensamiento budista y la meditación como base esencial para lograr el control de la activación serían los pilares que sustentan dichas estrategias.

La relajación diferencial o progresiva

Esta tecnica es una de las pioneras ya que supone un hito y antecedente para las técnicas de relajación posteriores. El procedimiento fue desarrollado por Jacobson, en los años 30, y se fundamenta en tratar de lograr que la persona aprenda a identificar aquellas señales de tipo fisiológico procedentes de sus músculos cuando se encuentran en tensión para que, posteriormente, ejecute una serie de habilidades aprendidas para reducir dicha tensión. De esta manera la relajación que consiga, a nivel muscular de una parte específica de su cuerpo, podrá ser generalizada a su organismo.

El procedimiento requiere práctica, supone que la propia persona aprenda a tensionar-relajar sus músculos de manera progresiva. Para ello tienen que darse auto-instrucciones, concentrándose en ellas y en aquellas sensaciones que se vayan experimentando. Para lograr todos estos objetivos es necesario que se den una serie de condiciones:

  • un ambiente tranquilo
  • una temperatura confortable
  • llevar ropa cómoda
  • adoptar una postura relajada
  • auto-instrucciones pausadas

Los programas de relajación diferencial se dividen en varias partes en las que se realizan recorridos detallados por todos los grupos musculares, practicando ejercicios de tensión y relajación. Una vez  que se practican y repasan los citados recorridos, el último paso consistiría en efectuar ejercicios de generalización y relajación. Esto supone ,ya, que la persona se muestre capaz de controlar la tensión-distensión muscular y que conozca y controle las sensaciones interoceptivas de su propio organismo.

Efectos de la relajación en el organismo

A nivel fisiologico se obtienen muchos beneficios al utilizar las técnicas de relajación. De forma general, se observa una disminución de la tensión y el tono muscular, un aumento en el funcionamiento del sistema inmunológico y una disminución del nivel de azúcar en sangre. Desde el punto de vista endocrino se logra una disminución de los niveles de colesterol y de ácidos grasos en el plasma sanguíneo y un descenso en la secreción de noradrenalina y adrenalina; también disminuye la liberación de corticoesteroides.

La relajación logra que disminuya la activación cortical en el sistema nervioso central y, desde el punto de vista del sistema nervioso autónomo, se reduce la activación del sistema nervioso simpático. En definitiva, los beneficios para la salud del organismo son múltiples y diversos, al aplicar las técnicas de relajación. En los casos de personas que padecen patologías específicas, por ejemplo el asma, la capacidad y efectividad de este tipo de estrategias puede ser notable, ya que disponer de un repertorio conductual que permita autogestionar determinados episodios de ansiedad provocadas por algunas patologías podría mejorar la calidad de vida y los estilos de afrontamiento de estos pacientes.

El mindfulness

meditación y relajación

La meditación zen en el mindfulness. By pisaba.com

El mindfulness o atención plena tiene su origen en la meditación, específicamente, en el budismo zen. La relajación y la retroalimentación serían los mecanismos subyacentes al mindfullnes, con un objetivo muy claro: adquirir una serie de estrategias de control fisiológico.

El procedimiento consiste en enseñar al paciente a centrarse en el momento temporal presente, aceptando la experiencia tal y como se da, observando el propio cuerpo si efectuar juicios o valoraciones. Cada persona tiene que aceptar, de forma radical, sus experiencias sin valorarlas, en un ejercicio de compromiso y de aceptación. En el mindfullnes es el propio sujeto el que sería libre de escoger aquellas actividades en las que quiere implicarse, de una manera activa y participativa. Para lograr todas estos propósitos la persona buscará la relajación y la meditación, con determinados ejercicios que permitan controlar las sensaciones de tipo corporal que vaya experimentando. Otra estrategia que se utiliza es el control de la respiración, centrándose en ella como una forma de experimentación de las sensaciones que experimenta y vive.

Existen varios programas para explicar y aplicar el mindfullnes o atención plena y las aplicaciones para tratar diversas patologías son variadas, utilizándose en casos de:

– trastornos de ansiedad

– trastornos de personalidad

– trastornos depresivos

– problemas de pareja

– ámbito psicooncologico

– trastornos psicosomáticos

El mindfulness ha ido adquiriendo relevancia en el ámbito psicoterapeútico como un procedimiento de control emocional y fisiológico que se está aplicando en el tratamiento psicológico del control del estrés.

Las diferentes técnicas de relajación permiten controlar situaciones de estrés y mejorar la calidad de vida, tanto a nivel patológico como en situaciones de la vida cotidiana en las que necesitamos disminuir la ansiedad provocada por acontecimientos y/o preocupaciones cotidianas que nos afectan especialmente. Son numerosos los beneficios que aporta la relajación para la salud, por ello puede resultar útil e interesante aprender alguna de estas técnicas, para poseer estrategias de control de la activación corporal en nuestros repertorios de conductas. Aprender a controlar nuestras reacciones ansiosas, realizar ejercicio físico de manera regular y tener una alimentación sana y adecuada: ¿sería un buen escudo protector para nuestra salud? No cabe duda de que es así.

 

 

2 Responses

  1. saltondeltocino@hotmail.com

    Me parece un buen articulo, me ha interesado mucho y pienso profundizar algo mas en el tema. Con el ritmo de visa actual, me parece interesante conocer estas tecnicas

    Responder
    • Alberto García Rodríguez

      Muchas gracias, seguiré escribiendo sobre esta temática en artículos venideros e iré profundizando en distintas técnicas de relajación

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.