Bebés y alimentación: trucos y consejos para que crezcan sanos

La fruta, la verdura, las legumbres o el pescado son sólo algunos de los alimentos con los que les toca “luchar” a los papás para hacer que los niños lo coman de vez en cuando. Inculcarles una alimentación sana y equilibrada es muy importante, tiene una importancia vital, ya que marcará su desarrollo y crecimiento. No te desesperes, con algunos trucos y un poco de paciencia conseguirás que coma bien sin protestar.

Año nuevo, vida nueva (y sana). Uno de los propósitos más comunes de los adultos cuando comienza un nuevo año es el de la alimentación: comer más sano, más fruta y verdura, menos grasas, etc. Durante las Navidades nos hemos excedido en las cenas, hemos brindado mucho y los postres estaban tan exquisitos como para repetir una y otra vez… Ahora toca cuidarse, alimentarse de una forma sana y hacer ejercicio, te suena todo esto, ¿no?

El retomar una correcta alimentación es común y habitual en los adultos, todos lo hacemos, todos nos lo proponemos cuando llega un nuevo año, o cuando se acerca el verano. Este objetivo está muy bien para los mayores, pero en el caso de los niños es más importante, ya que tienen que crecer sanos y de una manera adecuada. En el caso de los más pequeños, esta cuestión se complica aún más porque las verduras, las legumbres, la fruta o el pescado no suele gustar a los niños y hacer que lo coman se puede convertir en toda una batalla. ¿Y qué me dices de los bebés?, ¿cómo podemos pasar del pecho al biberón de la forma menos traumática? Papillas, purés, grumos, tropezones… ¡Pero qué difícil se hace todo!

¿Quiéres saber qué tipo de cuchara utilizar para empezar a darle papillas y purés a tu bebé? Presta mucha atención a este vídeo:

Bebés: ¿cómo empezar a darle el biberón si está acostumbrado al pecho?

Pues con mucha paciencia… Se acaba la baja por maternidad, las vacaciones y toca ir a la guardería porque la mamá tiene que empezar a trabajar. Si es tu caso y has estado dándole el pecho, debes empezar a acostumbrar al bebé a tomar biberón. Los primeros momentos serán difíciles, pero lo conseguirás. Es un cambio de rutinas, de costumbres, pero hay que pasarlo y el mejor momento es la cercanía a la incorporación laboral de la mamá, de quince días a un mes antes.

Empieza por rellenar el biberón con leche materna, no empieces directamente con la leche de farmacia. Ten a mano varias tetinas, si no le gusta una, quizá le guste o se sienta más cómodo con otra. Va a ser complicado, pero no pierdas los nervios, intenta mantener la calma y procura que otra persona, bien el papá o bien algún familiar, lo intente, ya que si es la propia mamá la que empieza a darle el biberón, es muy probable que el bebé lo rechace porque asociará el olor de la madre al pecho, así que la resistencia al biberón estará asegurada.

Está claro que cada bebé es un mundo, pero hay que decir que todos siguen un patrón común, durante su crecimiento todos pasan por las mismas fases, costumbres y etapas, así que quizá te ayude en la alimentación de tu bebé esta lectura: “Mi bebé come bien” (2ª Ed.), de Marcel Rufo (Editorial Larousse). Un manual muy práctico y útil que te guiará para que alimentes adecuadamente a tu pequeño.

Un bebé riendo con la cara manchada de tomate mientras come

Bebé comiendo solo con la cara manchada de tomate – By Suhan Sonin

Cómo afrontar el difícil paso del biberón a la cuchara

Es muy habitual que al principio se nieguen a abrir la boca para que se les introduzca la cuchara. Si te encuentras en este proceso, ten paciencia, el pasar del pecho a la tetina y, de repente, una cuchara, es un cambio bastante radical en las rutinas y las costumbres de un bebé. Y ya si la papilla o el puré tiene grumos y tropezones, la cosa se complica aún más, ya que muchos niños detestan los trocitos de comida sueltos. Por suerte, ahora mismo tenemos un sinfín de artículos y productos para dar de comer a nuestro pequeño, ¿y si les hacemos las comidas más amenas, más divertidas y atractivas? Aunque no te lo creas, ¡funciona! Mira que sets más graciosos para dar de comer a los niños:

  • Peppa Pig - Vajilla 3 Piezas: Una vajilla con decoraciones de Peppa Pig para los más pequeños. Apto para estar en contacto con alimentos. No apto para microondas. No apto para lavavajillas.
  • Juego de Cubiertos Olaf, Frozen: El tenedor y la cuchara de metal tienen mangos de melamina con la forma del simpático muñeco de nieve, estampados con unas bonitas ilustraciones del personaje.
  • Babicare Pencil By Alfa Outlet: Práctico y completo set de envasado al vacío. ¡La mejor manera de conservar y proteger los alimentos de tu bebé de forma natural!
  • Munchkin – Vajilla infantil, diseño de Mickey: Placa con 3 secciones divididas, cubiertos y plato pequeño. Apto para lavavajillas. Adecuado a partir de 12 meses o más. Libre de BPA.

Cuando nuestro bebé pasa de la papilla a los sólidos

¡Pero qué mayor está ya nuestro peque! Es el momento de pasar a los sólidos normales: verduras, legumbres, un poquito de carne, pescado, etc. Como ya sabes, la paciencia es la madre de la ciencia, así que hazte buen acopio de ella porque la vas a necesitar. La introducción de estos alimentos tiene que ser de forma paulatina, poco a poco… Mi recomendación es que empieces a darle legumbres al peque a partir de los 6 meses, no antes.

Un bebé rubio comiéndose una mazorca de maíz en el campo

Bebé comiéndose una mazorca de maíz – By vikvarga

Empieza por los guisantes y las lentejas, ya que son las legumbres más suaves y ya a partir del año empieza con el resto de legumbres y verduras. Lo ideal es que, si acepta bien estos nuevos alimentos, los introduzcas por rutina dos veces por semana en su alimentación. Ten en cuenta que las legumbres es uno de los alimentos más completos, ya que tienen un gran aporte de proteínas, hidratos de carbono, fibra, etc.

Si bien es cierto que los niños desde que nacen y se van desarrollando cumplen un patrón común, unos cánones de comportamiento y crecimiento similares, lo cierto es que cada bebé es un mundo. Habrá padres que dirán que sus hijos aceptan y comen todo tipo de alimentos de buen grado, incluyendo verduras, pescados, etc. y otros papás se las ven y se las desean para que se los suyos se coman cuatro guisantes. Como no sabemos la reacción que va a tener nuestro bebé a una alimentación distinta, lo mejor es que empecemos a darle esta comida entre los 6 y los 10 meses. Sigue siempre los consejos de tu pediatra, y como no viene mal una ayudita extra, aquí te dejo algunos libros interesantes que han ayudado enormemente a muchos papás durante este proceso de cambio de alimentación:

ALIMENTACION EN LA PRIMERA INFANCIA (MADRE Y BEBÉ)

Amazon España: EUR 19,00

Amazon Reino Unido: £19.56

Amazon Estados Unidos: EUR 19,00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.