La asertividad posibilita establecer relaciones interpersonales constructivas, ya que facilita llegar a acuerdos cuando existe una diferencia de intereses de manera respetuosa.

La asertividad según el enfoque cognitivo, consiste en la expresión de los sentimientos y pensamientos respetando los derechos propios y los ajenos, sin  permitir la manipulación ni violar los derechos de terceros. Cabe resaltar que se es asertivo en ocasiones y no asertivo en otras. De lo que se trata al enfocarse en el adiestramiento asertivo,  es que este comportamiento prevalezca en la mayoría de las situaciones de la vida diaria o en las que se decida serlo.

Las conductas no asertivas no resultan necesariamente inapropiadas en ciertas circunstancias. Sin embargo, las destrezas asertivas son importantes porque permiten elegir que conducta seguir, a la vez que proporcionan mayores herramientas para enfrentarse a diversos problemas, sin recurrir de manera mecánica a respuestas automáticas.

Conductas no asertivas: pasividad, agresividad y manipulación

  1. Estilo pasivo. En este tipo de conducta se intenta recurrir a la sensibilidad de otras personas, a través de su buena voluntad, simpatía o conmiseración. La persona sumisa practica una tolerancia excesiva, subestimando sus derechos y exagerando sus deberes. No defiende sus intereses, es indeciso y hace lo que los demás le dicen que haga sin importar lo que piense o sienta al respecto.
  2. Estilo agresivo. Por medio de una conducta agresiva o violenta consigue sus propósitos anulando el derecho de las otras personas. Son el altercado, la acusación y la amenaza, actitudes que agreden a los demás sin tomar en consideración sus sentimientos.
    Amenazas en el estilo agresivo

    Las amenazas son parte del estilo agresivo de relacionarse -Imagen by Cade Martin, Dawn Arlotta, USCDCP

     

  3. Estilo distractivo o manipulador. Las personas que enfrentan las situaciones de conflicto mediante la manipulación pretenden obtener lo que desean haciendo sentir culpables o afligidos por ellos a los demás. No asumen la responsabilidad para satisfacer sus propias necesidades. Entre las formas de manipulación están las siguientes:
    • La culpabilidad. Provocar sentimientos de culpabilidad para que la persona actuara de determinada manera, mediante acusaciones o reclamaciones de ciertos deberes u obligaciones.
    • Las críticas infundadas para distraer la atención sobre la conducta y confiabilidad de quien las afirma.
    • El ridículo para persuadirle a hacer algo que no desea.
    • Dudar y cuestionar los motivos o intenciones de la otra persona sin motivo justificado.

Identificar conductas que dificultan comunicarse con asertividad

  • Reírse haciendo chistes y bromas, pues apartan del tema por el temor de enfrentarse cara a cara al conflicto.
  • Culpar dificulta la negociación entre las partes en desacuerdo.
  • Los ataques personales desvían la atención de la problemática.
  • Rechazar el diálogo por tiempo indeterminado y no proponer otro momento para llevarlo a cabo.
  • Lanzar una serie de interrogantes a las afirmaciones de los otros sin escuchar sus posturas.
  • Utilizar la autocompasión para evitar responsabilizarse de sus actos y sus consecuencias.
  • Buscar sutilezas para distraer la atención sobre el asunto principal.
  • Negar y hacerle creer su equivocación al otro sin proporcionar argumentos sólidos.

Las técnicas de la asertividad

  1. Técnica del disco roto: consiste en repetir tranquilamente su punto de vista, sin ceder a causa de aspectos irrelevantes o que tienen poco que ver con la situación dada. Mediante este proceder, se evita caer en la manipulación o desviarse del tema cuando se dicen chistes o bromas; se distrae la atención mediante un ataque personal o se retrasa el abordaje del problema.
  2. Técnica del acuerdo asertivo: admitir los errores, pero sin descalificarse ni desvalorizarse como persona ni utilizar la auto compasión.
  3. Técnica de la pregunta asertiva: es muy útil para obtener la información suficiente mediante preguntas claras y directas, lo cual le permitirá argumentar más fácilmente, ya que conoce la problemática que se suscitó con mayor profundidad. Por ejemplo cuando existen amenazas de por medio.
  4. Técnica para procesar el cambio: cuando se deja aparte el tema de la discusión, centrarse en el hecho, reiterando su postura con tranquilidad y de forma respetuosa. Se utiliza cuando se usan chistes, bromas, amenazas o interrogatorios para bloquear las afirmaciones o se buscan sutilezas para distraer la atención del problema.
  5. Técnica de la claudicación simulada o banco de niebla: mantenerse firme en la propia postura cuando se culpabiliza del problema o se le hace creer que se equivoca, negando su perspectiva. Respetar la posición del otro, pero sin asumirla necesariamente.
  6. Técnica de ignorar: aplazar la discusión hasta que el interlocutor se haya calmado y cesado tanto el ataque personal como las amenazas. Entonces retomar lo esencial de la conversación.
  7. Técnica del quebrantamiento del proceso: solicitarle al interlocutor claridad en el mensaje cuando intenta causarle incertidumbre o amenazarle. Contestarle con frases cortas o lacónicas hasta que se haya obtenido la suficiente información para responder de manera adecuada ante la situación que se presenta.
  8. Técnica de la ironía asertiva: responder de manera positiva ante una crítica hostil o un ataque personal.
  9. Técnica del aplazamiento asertivo: aplazar la respuesta cuando no se sabe qué decir en ese instante, hasta que crea responder acertadamente.
  10. Aceptación positiva. Aceptación de los elogios, felicitaciones, sin desviarse del tema central.
  11. Información gratuita. Escucha activa de la información de los demás y a partir de esta, solicitar más datos. La escucha activa involucra los siguientes aspectos:
  • Prestar atención a lo que dice el interlocutor y a su lenguaje no verbal
  • Demostrar interés genuino.
  • Mantener contacto visual efectivo, ya que cuando se esquiva la mirada se genera desconfianza hacia el otro.
  • No interrumpir y respetar los silencios que se produzcan de forma natural durante la conversación.
Comunicación asertiva

La asertividad en las relaciones interpersonales permite llegar a acuerdos -Imagen by Pavlofox

https://www.eltenedor.es

 

A través de la asertividad se mejora la calidad de las relaciones humanas, pues una persona asertiva evita la manipulación, posee un mayor control emocional, así como una mayor congruencia entre los comportamientos verbales y no verbales, asimismo, se comunica de manera abierta y directa, conservando su autorespeto y el respeto por las otras personas.

Es importante mejorar las habilidades comunicativas asertivas porque repercuten favorablemente en la salud emocional y el desarrollo personal. El entrenamiento asertivo permite reducir el estrés, aprender a defender los derechos legítimos de cada uno sin agredir ni ser violentado ni manipulado.

Para conocer más sobre el aspecto emocional

Desconocerte a Ti Mismo (Spanish Edition)

Amazon España: EUR 158,46

Amazon Reino Unido: £29.21

Amazon Estados Unidos: $37.20

http://es.letsbonus.com/barcelona/mega-pack-habilidades-directivas-oferta-cursos-409369

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *