Entrevista a Anthel Blau, autor de la novela “Volando los cielos interiores“

Anthel Blau nació en Mallorca. Comunicador y formado en Programación Neurolingüística, además de co-fundador del Consciencialismo. Hoy descubrimos a Anthel Blau con su novela de aventuras “Volando los cielos interiores”.

“Si la vida no es creativa, entonces… ¿qué es? Si ella carece de sonoridad, la existencia se viste de dama esquizofrénica, con cara enmascarada y finaliza en el desagüe”. ( Anthel Blau ). ¿Oímos cantos de sirena o nos dejamos llevar por el ensordecedor ruido de la rutina?

– La rutina está en un bucle, y en un circuito con mínimas escapatorias; además, lo que es rutinario no abre las ventanas y poco a poco nos acartona. Mientras que los cantos de sirena, con su ensoñación, nos regresa a la musicalidad que en definitiva es la vida. Nos activa la atención creativa y nos susurra su magia más musical. Consigue que escuchemos nuestros sueños y nos sintamos en un carnaval de emociones imparables. Creo, sinceramente, que existe un relato único dentro de cada uno, que hay una sirena de ultramar que nos habla al oído para enseñarnos a improvisar, y que incluso nos cuenta cómo volver a la rama maternal que nos puso un día en marcha el corazón.

 

Novela del autor mallorquín Anthel Blau. " Volando los cielos interiores ".

Novela del autor mallorquín Anthel Blau. ” Volando los cielos interiores “.

Volando los cielos interiores“ es una novela de aventuras cuyo descubrimiento es el elixir que se halla en el interior de las personas. ¿Cuesta mucho indagar por ahí adentro?

– Todo el día indagamos, es parte de nuestra actitud. El indagar empieza con la capacidad de asombrarse y lo primero es entender que nada hay que no tenga que ver con la sorpresa. Sea 

bueno o malo siempre hay un factor sorprendente que entender en ambas partes. El indagar, que además es buscar, o sea, observar para al final descubrir, debe suceder en dos frecuencias: la de dentro y la de fuera. No vale observar sólo una parte. La observación revela que ambos lados se reflejan y se miran. Entenderemos uno comprendiendo el otro. Lo que reflejamos de maravilloso fuera es porque igualmente lo retenemos dentro.

 

Conocerse a uno mismo es como poseer la llave maestra capaz de abrir todas las puertas. Pero ¿es una meta personal o el eterno desiderátum?

– Siempre ha sido y será el mayor de los logros conocerse uno mismo. Que el transcurrir de la vida se mantenga sólo como una aspiración teórica, o bien que la aspiración llegue a puerto, que ella sea práctica, dependerá de cómo se navegue. De los virajes de timón que haga la consciencia surcando el océano, de las rutas y conexiones que tome en el mar de la vida.

 

Entrevista a Anthel Blau

Anthel Blau tuvo la oportunidad de presentar su obra en diferentes países como Bucarest.

Ha tenido oportunidad de presentar su obra en escenarios muy diferentes como es el caso de Bucarest. ¿Cómo vivió esta nueva experiencia?

– La viví con admiración; es más, la sentí como si estuviera en un carrusel de emociones y que el redondel diera vueltas a distintas velocidades. En Bucarest hubo complicidad, elasticidad de pensamiento y pude sentir que el mundo es un pañuelo, que es con las letras como se firma la paz entre las personas, y me refiero a la paz que hay en la mirada de la gente. Con las personas que me crucé aquellos días firmé toneladas de paz. Fue una experiencia de fusión, de implicación con gentes muy inquietas.

 

“Lo que somos y hacia dónde queremos ir es la búsqueda para no olvidar“ ¿Es el olvido el mecanismo de defensa preferido para evitar la reflexión?

– El olvido es una tragedia, es un papel en blanco; está en blanco porque previamente se ha borrado. Mientras que reflexionar es excavar, hurgar; en definitiva, reflexionar nos implica en una excavación insólita ejercitando el pensamiento. Hay que dejar de tomar píldoras para olvidar y recordar siempre el caminito de farolas que con luz fuerte o tenue nos alumbran el sendero por el que ir. Cuando una camina reflexiona igual que respira. Y pensar nos hace libres, y nos mantiene erguidos para arañar el mismo cielo, aunque sea con un salto.

El autor de "Volando los cielos interiores"

El autor mallorquín Anthel Blau posando para la foto.

“Intencionadamente, levanto ampollas. No duelen, sólo sorprenden. Es que son ampollas de asombro“. (Anthel Blau).

¿Es Anthel Blau “combustión espontánea“ del panorama emocional?

– Eso no lo sé. Sí sé que a veces soy como el humito de incienso que inspira y descarga una actualización emocional, o consigo conexiones gratis con los “wifis” que hay en los circuitos de la imaginación. Quizás mi combustión son las metáforas que hacen que sea memorable esa trama a la que estamos enganchados por el simple hecho de existir.

 

” Cuando una camina reflexiona igual que respira. Y pensar nos hace libres, y nos mantiene erguidos para arañar el mismo cielo, aunque sea con un salto”. ( Anthel Blau ).

Gracias por dejarme arañar un rato de tu valioso tiempo y espero seguir tus saltos en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.