“¿A qué le tenemos miedo?” – Análisis de los monstruos del cine de terror (Parte 1)

El cine de terror es un género que se caracteriza por crear emociones en el espectador tales como miedo, disgusto, repulsión, nerviosismo, incomodidad, preocupación o pavor. Y aunque a muchos nos pueda gustar o no este género cinematográfico, es cierto que parte de ello comenzó siendo utilizado como una influencia, acorde a sus periodos y contexto socio-político-histórico.

Cuando uno piensa en el cine de terror, nos viene a la mente un montón de tipos de películas y temas, sin embargo, vamos a enfocarnos brevemente en aquellos monstruos de terror que aparecieron en la etapa clásica del cine, para tratar de entender mejor qué es lo que realmente hay detrás de ello.

El terror siempre se ha caracterizado y basado en los códigos y elementos de temer a lo desconocido, lo sobrenatural, lo incontrolable e inexplicable, la naturaleza maligna, una fuerza, un aspecto criminal, y todo aquello que es distinto a nosotros o al ser humano. Así pues, el género de terror cinematográfico fue influenciado gracias a la literatura y otras corrientes artísticas; como el expresionismo alemán y el surrealismo.

Si uno piensa en literatura, quizás se os venga a la mente ‘Maestros del Terror’ como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft, o el contemporáneo Stephen King. Como sabemos, Poe escribía relatos y temas relacionados a la muerte, la locura, la soledad, crímenes, deseos oscuros, las pesadillas, y la soledad. Si miramos de forma general a Lovecraft, tenemos a un hombre que nos habla de seres de otros mundos, elementos de la naturaleza que pueden ser malignos, la muerte, el olvido, la soledad, la magia y el ocultismo, o los deseos del ser humano por invocar Dioses. Y de forma más actual, tenemos a Stephen King, un autor que nos ha demostrado que casi cualquier cosa puede ser maligna: una persona, un objeto, un monstruo, un extraterrestre, etc. ¿Por qué? Porque King gusta de crear una atmósfera y terror alrededor de todo aquello que consideramos como ‘cotidiano’, y lo cual, si cobrara una existencia maligna o propósito, nos generaría terror, además de poner a prueba la voluntad y moralidad de la sociedad ante situaciones extremas y desconocidas.

Edgar Allan Poe, image by adamspielman

Edgar Allan Poe, image by adamspielman

Sin ir más lejos, empecemos por hablar de los monstruos ‘clásicos del terror’ que tanta popularidad han ganado a través de los años y su influencia en la sociedad de la época.

Cine de terror – 1910 a los años 40.

El cine de terror comenzó, obviamente, con el cine mudo. La primera película de los Hermanos Lumiere fue “La llegada del tren” en 1896. En ese mismo año, también iba a surgir la primera cinta de terror, “La mansión del Diablo” por el maestro de ‘los efectos especiales’; Georges Melies. No obstante, otros iban a considerar Frankenstein (1910) como la primera película de terror producida en los Edison Studios de Estados Unidos por J. Searle Dawley.

Después de esta breve introducción, hay que tomar en cuenta ciertos aspectos socio-políticos que iban a ocurrir en el mundo, pero sobre todo, en Estados Unidos. Estamos hablando de que, a nivel global, el mundo experimenta la Primera Guerra Mundial. Seguido, Estados Unidos tiene unos fabulosos años de prosperidad que luego caen con la Gran Depresión. El mundo empieza a experimentar las dictaduras y el nacionalismo, represión y Guerras Civiles en varias partes, hasta que llega la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, muchos países deben recuperarse, pero Estados Unidos y la URSS se convierten en potencias mundiales (dando comienzo también a la caza de comunistas).

Propaganda contra el comunismo, image by history

Propaganda contra el comunismo, image by history

Es curioso, los monstruos más famosos del cine de terror aparecen entre estos periodos de guerra, cambios, y nacionalismo. Y estamos hablando de los clásicos como Drácula, Nosferatu, El Hombre Lobo, La Momia, El fantasma de la Opera, Frankenstein, King Kong, El monstruo del lago Ness, El hombre invisible, Dr. Jekyll y Mr. Hyde, por mencionar algunos de forma general. Pero, ¿qué tienen estos monstruos tan populares en común?…El hecho de que son extranjeros.

Se dice que el mensaje detrás de estas películas y sus épocas era inculcar la idea en la población de que los ‘forasteros’ no traen nada bueno. Después de todo, no olvidemos que siempre se tratan de seres que vienen a provocar un desequilibrio en la sociedad, provocar crímenes o raptos, así como ser motivados por ideas ‘malignas’ en sus actos, o tener poderes sobrenaturales. En general, es el concepto de “la muchedumbre enfurecida” quien les persigue con antorchas y armas para matar al monstruo que pertenece a una nacionalidad extranjera, como: Drácula- Transilvania/Rumania, Fantasma de la Opera- Francés, El Hombre Lobo- inglés, La Momia- viene de Egipto, King Kong- representando a la migración negra, Frankenstein-Alemán, Monstruo Ness- Escocés, por ejemplo).

El punto es que siempre se ha enseñado el mensaje de: Los extranjeros son malos. Y así, de forma inconsciente para muchos, el mensaje oculto se queda impregnado y se genera cierto racismo y se exalta el nacionalismo, sobre todo, después de los periodos históricos que hemos mencionado, en los que nadie quiere realmente enemigos de fuera o gente que atente contra nuestra seguridad y país, o nuestros valores. Siempre se recurre a la “unión de la comunidad” para cazar al monstruo y devolver la calma una vez más.

Muchedumbre enfurecida, image by paranormalpopculture

Muchedumbre enfurecida, image by paranormalpopculture

Como podéis ver, fuera de todos los maravillosos elementos que usa el cine de terror (estéticos, visuales, técnicos y narrativos o simbólicos) también puede ser manipulado, según con qué fin, para crear un temor hacia algo que va más allá que solo lo que uno está apreciando en la película o lo que es evidente.

Aunque muchos sabemos que varios de estos monstruos en realidad son seres incomprendidos, con falta de moral, o que quizás llevan sus actos demasiado lejos, o que su deformidad física no lo es todo (muchos de ellos están basados en novelas del periodo romántico narrativo que utiliza ciertos valores e ideales en este aspecto), también es una realidad que la mayoría de la audiencia de la época no optaba por dicho punto de vista.

A este estilo de películas, hay que agregar que muchos tipos de spin-offs y variantes vendrían detrás de ellas o relacionadas a la temática o mismo tipo de monstruos. Pero, retomando el sentido social que se vivía en el país, Drácula se considera la primera película de terror que se exhibió de forma extendida en los cines en Estados Unidos, en las que todos podían asistir y disfrutar del cine. Pero, ¿qué mensaje está dando realmente Drácula y porqué este film de terror elegido para promoverlo de forma masiva?.

La influencia de Dracula

Drácula (1931, de Todd Browning) es más que solo la novela de Bram Stoker y la cual está llena de simbolismo y códigos narrativos de su época, este film también nos habla de una clase que está en decadencia: la aristocracia, y la cual, viene a ser derrocada por la aparición de la Clase Media (¿Os suena esto? Todo esto estaba ocurriendo en el contexto histórico también). Es así como Drácula; este ser sobrenatural y aristócrata que hipnotiza a sus víctimas, seduce jóvenes, y quien pertenece casi ‘al mismo infierno’, viene a ser derrotado por el Dr. Van Helsing. Van Helsing es un hombre de la Clase Media que muestra que teniendo estudios y usando la ciencia, es capaz de derrotar a este ser sobrenatural con su intelecto y fuerte voluntad.

Pues bien, era un mensaje adecuado para la sociedad de la época además de motivarlos con entretenimiento (el poder asistir al cine); puesto que están viviendo las consecuencias de la Gran Depresión económica que azotó al país y que trajo mucho desempleo y miseria, y a la vez, motivarles a querer vencer cualquier reto (como el ejemplo de que se puede derrotar a un monstruo sobrenatural), luchar y ser buenos trabajadores (de la Clase Media, por supuesto), y optar por la inteligencia y las ganas de superación (y mucho mejor si poseías estudios, como nuestro héroe, Van Helsing).

Drácula con Bela Lugosi, image by marruda3

Drácula con Bela Lugosi, image by marruda3

Obviamente, el cine de terror va evolucionando según su época, así como sus temáticas y monstruos, pero siempre hay una estrecha línea que une a la sociedad, la cultura, y la época. Y otras veces, es simplemente un cambio de imagen. Pero es interesante analizar aquellas figuras creadas para dar miedo, cuando, algunas veces, se están usando para crear un miedo subconsciente a algo más.

Por último, cabe mencionar que la mayoría de las producciones eran realizadas por Universal Pictures y la RKO Radio Pictures.

 

Este análisis continuará…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.