“¿A qué le tenemos miedo?” – Análisis del cine de terror con sus monstruos y villanos (Parte 4)

Continuamos con el breve análisis sobre el cine de terror junto a sus ‘monstruos’ y villanos, tomando en cuenta aspectos del contexto histórico, político, y social.

En esta etapa, comienza por fin una estabilidad política y económica para Estados Unidos. El presidente Ronald Reagan impone nuevas iniciativas económicas y sociales dentro del país, además de su relación con el exterior. Su mayor objetivo era acabar con la Guerra Fría, además de impulsar el movimiento anticomunista bajo la Doctrina Reagan.

La mejor forma de combatir el comunismo era creando la idea del capitalismo sobre todas las cosas, y aunque comienza una etapa de consumismo masivo (se aplican ya las estrategias de marketing, publicidad, y promoción más conocidas, dentro de los medios de comunicación) también es cierto que, Estados Unidos experimenta una de sus mejores etapas en la historia, además de continuar con la idea del nacionalismo, la exaltación de la democracia, y la clara actitud de superioridad americana que les distingue.

A un nivel social, la juventud y los adolescentes comienzan a ser víctimas de las estrategias de los medios de comunicación, logrando así un cambio revolucionario en la moda, la actitud adolescente, y las ganas de pertenecer al American Lifestyle: como juntarse con los amigos para ir al cine, beber Coca Cola, o comprar vinilos y casetes de música como pasatiempo, etc. Los jóvenes desean crecer por sí solos, rebelarse, y sentirse comprendidos por sus bandas de música favoritas en lugar de sus padres.

monstruos

Propaganda de Coca Cola en los 80, image by questiondigital

Mientras tanto, la televisión expone y habla de enfermedades polémicas que, al parecer, son más comunes de lo que se creía; el Alzheimer (que también lo padece Ronald Reagan) y el Sida (enfermedad de transmisión sexual que se populariza debido a los artistas que mueren de ello) y la cual promocionan como consecuencia de mantener relaciones sexuales de forma promiscua o indebidas (homosexuales, etc), y más por el tema de la liberación sexual que los jóvenes manifiestan.

Por otro lado, el mundo sigue teniendo miedo de las amenazas nucleares, y el incidente de Chernobil es una muestra de ello, y lo cual aterroriza a muchos países de Europa que también fueron contaminados por la radiación. La tecnología y la amenaza nuclear sigue siendo algo que el ser humano tiene miedo a perder el control, y más en esta década cuando se desarrolla mucha más tecnología tanto militar, para el trabajo, o el hogar, así como el uso extendido y masivo de los ordenadores y el Internet.

Teniendo todo esto en cuenta, nuestros monstruos de terror y villanos continúan en la línea en que se quedaron en los 70s, comenzando a evolucionar en la mezcla de géneros junto a nuevos conceptos de Terror que aparecerán en esta década.

Cine de terror – Años 80

El cine de terror de los 80 será conocido por seguir manteniendo el concepto de los pueblos como escenarios favoritos (ya no tanto las zonas rurales en sí), además de la mezcla de géneros, el miedo a los psicópatas ‘paletos’, lo desconocido, y lo sobrenatural; como bien sabemos. Los 70s nos dejó con pinceladas de lo que será el Cine Slasher, puesto que tuvimos Halloween y La Matanza de Texas, pero es en esta época por la que más se recuerda este estilo.

Aquí surgirán nombres de directores populares del terror como John Carpenter, Sam Raimi, Wes Craven, Sean S. Cunningham, y David Cronenberg (ya más conocido por otros). También se verá un incremento en las adaptaciones de las novelas de Stephen King; la mayoría se desarrollan en pueblos americanos en los que los protagonistas se enfrentan a lo ‘extraordinario’ dentro de lo que aparentemente es un pueblo ordinario (amenazas alienígenas, situaciones sobrenaturales, objetos malignos, etc). Pero lo más importante, es saber que en esta ocasión, los protagonistas o grupo de gente, siempre deberán demostrar ser más inteligentes que sus agresores.

En los años 80, tendremos la “Epoca Dorada” del Cine Slasher, en las que el asesino asechará a los personajes hasta que solo quede uno con vida, y sea quien le derrote. Obviamente, estos asesinos suelen estar en los pueblos, y parecen tener una obsesión por aniquilar adolescentes (reflejo de la sociedad por la que se han sentido agredidos). Es aquí, cuando tenemos los famosos films de Pesadilla en Elm Street y Viernes 13, por ejemplo, con dos villanos muy conocidos (Freddy y Jason) quienes comparten rostros desfigurados y una sed de venganza. Dentro de este sub género, empieza también el uso de más sangre en las escenas violentas, y el uso del Gore como algo ya más común.

monstruos

Jason de Viernes 13, image by comicbook

Así como el terror ha mezclado género con la ciencia ficción, tenemos un periodo en el que también mezclará algo de comedia, por ejemplo, en producciones como Re Animator (que también mezcla la Serie B y el Gore), Un hombre lobo americano en Londres, Child’s Play o Los Gremlins (quienes mezclan también lo fantástico con el terror), o el caso de Están Vivos. Pero si echamos un vistazo general a más películas junto a los monstruos y villanos que salen en ellas, tendremos varias que siguen la línea que mencionamos del Estados Unidos clásico y conservador de pueblo, como en el caso de Los chicos del Maíz, Critters, Evil Dead, o Hellraiser; estas también tienen toques de otros géneros.

monstruos

Poster de Evil Dead, image by horrowikia

Sin dejar a un lado la ciencia ficción, tendremos el film de La Mosca (David Cronenberg); otro caso de cómo la tecnología puede ser incontrolable y una mala mezcla con el ego del ser humano. También tenemos una mezcla de terror y ciencia ficción en Night of the comet, en la que un grupo de adolescentes sobreviven a un cometa que desintegra a parte de la humanidad o los ha convertido en zombies.

Y si tomamos lo paranormal con el suspense, nos llega Poltergeist (Tobe Hooper) y también el uso del terror psicológico en El Resplandor (Stanley Kubrick), ambas siendo éxitos de su género.

monstruos

El resplandor, image by horrornovelreview

Como veis, los escenarios siguen siendo los pequeños pueblos, sus villanos psicópatas, y lo sobrenatural, pero dejando en claro que siempre el protagonista superará los obstáculos y será más inteligente que su adversario (En esta ocasión, no siempre tiene que demostrar tener principios y valores como tal).

Por último, mencionar que es gracias a esta mezcla de géneros en las producciones por lo que también se recuerda a los 80s como la “Epoca Friki” del cine, además de su avance en efectos especiales, maquillaje, y el uso de ‘robots’ animatrónicos.

Cine Slasher

Como el Cine Slasher es la estrella de los 80, vamos a profundizar más en este sub género del cine de terror para comprender sus códigos.

Primero que nada, hay que analizar al asesino. El asesino es una persona en sí (ni monstruo, ni alienígena, ni algo fantasioso) guiado por un deseo de venganza a quienes le provocaron dolor, una tragedia, o humillación. Son villanos que no buscan torturar a las víctimas, sino matarles al instante de forma directa o fría. La mayoría de sus armas son objetos comunes de sus casas o del pueblo (cuchillos, machetes, hachas, sierra eléctrica, etc).

Su objetivo suelen ser los adolescentes (que viven o vacacionan en el pueblo), sobre todo, existe una idea misógina de que los asesinos, muchas veces, tienen una especial inclinación a matar a las mujeres (por quienes quizás se sienten más rechazados socialmente) o que, curiosamente, sea una mujer quien quede viva y le derrote. Para terminar, la mayoría de estos villanos serán conocidos por llevar puesta una máscara y no querer así revelar su identidad o desfiguración física.

monstruos

Michael Myers en Noche de Halloween, image by horrornchill

En cuanto a los demás personajes, los adultos no juegan un gran papel en este tipo de pelis y sub género, sino que se quedan alejados en sí de las tramas (como los padres del protagonista), o, a veces, el adulto es la figura de la ley y justicia (el shérif del pueblo o quien quiere resolver el caso y crímenes), pero suelen ser más incompetentes en general (como una burla a ello).

Otro elemento importante a destacar, es el concepto de la “Final Girl” (la chica final), o sea, la última persona que queda viva al final de la peli; la mayoría, suelen ser chicas, como dijimos. Básicamente, al final se desmuestra el porqué esta chica ha sido elegida para sobrevivir en la peli, o sea, demuestra tener astucia, inteligencia, instinto de supervivencia, y la valentía para tener que enfrentarse al villano (de forma que el espectador empatiza con ella). Y, aunque algunas veces este personaje empieza siendo odioso o mostrando defectos (puesto que hemos eliminado el ideal conservador y puro de la década anterior), es al final, cuando habrá demostrado lo que vale.

monstruos

Final Girl, image by FitDay

Para cerrar la década, también existieron secuelas a las pelis mencionadas (convertidas en franquicias), así como continuación de otros éxitos, como Alien.

Es en los 90s, cuando el Cine Slasher será expandido de forma masiva y sin ser necesariamente una mujer la que siempre sobreviva, además de que ahora no tendrán que estar solamente en sitios aislados o los pueblos.

Este análisis continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.