¿”A qué le tenemos miedo?” – Análisis del cine de terror y sus monstruos (Parte 3)

1

Continuamos con la tercera parte del breve análisis de cine sobre los monstruos y villanos del cine de terror en base a su contexto histórico y social.

Dejando los 60s atrás, en los años 70s tendremos el fin de la Guerra de Vietnam, pero tenemos conflictos como el terrorismo o la crisis del Petróleo que arrastra a varios países industrializados. En Estados Unidos, la Casa Blanca se ve involucrada en el escándalo Watergate así que el presidente Richard Nixon dimite. El presidente Ford le sigue, teniendo que exaltar el nacionalismo americano para hacer sentir segura a la gente, reparar los errores cometidos anteriormente, y volver a dar una buena imagen. Para terminar con el periodo inestable político, es el presidente Carter quien firmará varios acuerdos para ayudar a la economía del país y sus lazos con el exterior.

A nivel social, las drogas que antes se tomaban para los movimientos hippy, comienzan a afectar a la sociedad y empieza un problema de adicciones. El crimen sube en las grandes ciudades, y la gente empieza a retomar los pueblos como zonas para convivir con la familia o huir del caos. La tecnología sigue avanzando y ahora la gente puede tener un televisor a color, walkmans, y otros electrodomésticos. También, se llevan acabo varias protestas de post guerra, temas liberales, lucha de derechos para las mujeres, así como para las minorías y los homosexuales; la gente está cansada de la América conservadora, quieren más, quieren experimentar, y necesitan una nueva Era (aunque el gobierno presente el lado conservador como el modelo a seguir).

Cine de terror – Años 70

Teniendo en cuenta lo anterior, en esta ocasión vamos a tener villanos, o ‘monstruos’, destacables, sobre todo, porque algunos serán personas tal cual (no tirando a lo fantasioso) y otros serán una mezcla de los periodos anteriores. En esta década del cine de terror, aparecerán producciones conocidas como Halloween, La matanza de Texas, Las colinas tienen ojos, El exorcista, Carrie, Terror en Amityville, Tiburón, y Alien. Así que, vamos por partes.

monstruos

El exorcista, image by hollywoodreport

Comencemos por el hecho de que los 70s trae una nueva época de concepto de nacionalismo, y el cual resaltará más adelante con el capitalismo impuesto por Ronald Reagan, ya en los 80s. Estados Unidos comienza a idolatrar a su país una vez más (o al menos, la imagen que venden), sus sitios rurales, sus desiertos y múltiples pueblos y ciudades que conforman el paisaje americano. La gente decide ser más familiar, visitar los pueblos de sus orígenes y huir de las grandes ciudades.

Además de esto, se sabe que la época hippy comenzaba a decaer en cierto punto, aunque ya muchos habían experimentado la ingestión de drogas en los movimientos anteriores, y ahora comenzaba una liberación sexual en la que los jóvenes dejan a un lado su ‘lado anticuado’ para explorar otras alternativas sin pudor y, sin embargo, dando la idea de purismo delante de sus familias. Y por ello, que no os sorprenda que es en estas películas cuando empiezan a aparecer ‘demasiadas escenas sexuales’ entre jóvenes, o chicas mostrando pechos, mientras se llevan acabo escenas eróticas o donde los chicos pretenden mantener relaciones (típico cliché) antes de que sean asesinados, perseguidos, o devorados, por el villano o monstruo de la peli.

Retomando el punto clave del cine de terror y bajo lo mencionado anteriormente, seguro que comenzáis a entender el tipo de producciones que se hacían para aterrar al espectador. Tenemos el inicio de una Era que me gusta mucho, y en la cual, poco a poco comienza el Cine Slasher a aparecer, así como un hincapié al uso del gore. Los escenarios siguen siendo zonas alejadas de las grandes ciudades, o sea, los pequeños pueblos. Por ejemplo, Michael Myers es uno de los slasher killers más famosos; un ‘paleto’ resentido y vengativo que desea recuperar a su hermana y, a la vez, matar en la noche de Halloween por lo que ha sufrido. Entre otros de nuestros asesinos en serie de tipo ‘paleto’ (sin ofender a nadie usando la palabra) es Cara de Cuero (LeatherFace) de la Matanza de Texas. Y por seguir la línea, tenemos Las colinas tienen ojos, con aquellos mutantes caníbales, vengativos, y ‘paletos’ que quedaron deformes debido a las pruebas de bombas nucleares que hacía Estados Unidos en varios desiertos (¿os suena de algo?).

Es como recordar elementos de la época pasada, pero tomando en cuenta el contexto actual. Ahora tenemos nuevos villanos que se convierten en asesinos en serie (odiando a la sociedad u odiándose a sí mismos) y quienes matan en sus pueblos (y a los adolescentes que pretenden romper con el ideal del chico conservador: los que beben, van de fiesta, fuman, o mantienen relaciones sexuales. ¿Crítica o realidad?), así como pelis sobre lo paranormal o que mantienen un contexto conservador y religioso (con el que el terror juega mucho), como en el caso de El Exorcista, o un personaje como Carrie; una chica de pueblo con telequinesia y quien vive bajo el mandato de una madre fanática religiosa y conservadora. El tema paranormal también tendrá un giro con Terror en Amityville; que también se lleva acabo en un pueblo. Separándonos de esto, y tocando casi el género de Monster Film, nos llega una producción Maestra, llamada Tiburón (Jaws, 1975) de Steven Spielberg.

El terror de Tiburón

Este film viene mezclando géneros bajo un guión interesante gracias a su Drama junto al Terror, el Suspense, y el Monster Film (el villano es un tiburón blanco muy grande). Sabemos que Tiburón representó muchas cosas en su momento y fue elogiada por muchos lados (efectos especiales, dirección artística, la famosa composición musical, los problemas que dio el ‘bicho’ animatrónico y por lo cual tuvieron que ingeniar que el tiburón casi ni salga en la peli, más la escena de gore donde devora al personaje de Quint, y el terror general que la peli causó por muchos años en las playas de todo el mundo: miedo a los tiburones) pero entre lo más importante, no olvidemos que también se lleva acabo en un pequeño pueblo en el que envían a 3 ‘expertos’ a cazar al susodicho tiburón asesino: el shérif del pueblo; el jefe, Martin Brody, un experto cazador de tiburones; Quint, y un oceanógrafo friki del tema; Matt Hooper).

Básicamente, el protagonista, el jefe Brody, es quien demuestra que teniendo cabeza e instinto (aunque tenga su lado conservador de pueblo), se puede derrotar a esta amenaza sin la necesidad de ser un experto como Quint o un intelectual como Hooper. Así es, viva el espíritu Americano y sus entrañas del Estados Unidos profundo, porque, nos muestran que es de lo cual estar orgullosos.

monstruos

Tiburón (1975), image by leihighvalleylive

El paso a una nueva Era

No podemos dejar a un lado el hecho de que Estados Unidos se siente orgulloso de sí mismo como país, y quien está retomando el nacionalismo en las pequeñas cosas, y los guiones nos muestran a muchos héroes de pueblo en esta ocasión, así como a sus villanos. Así que, ¿A qué hay que tenerle miedo?: A la gente loca y psicópata, a los ‘paletos’ que asechan en tu pueblo, a las zonas rurales, a los ultra conservadores, y como sabemos, a lo desconocido o sobrenatural.

Por último, una gran producción para terminar los 70s, fue Alien de Ridley Scott. Retomamos el tema de la Ciencia Ficción y aquello que nos causa terror porque lo ‘desconocemos’. Esta vez, empleando el término tal cual: Alien. Alien es también maravillosa en muchos niveles y producción, teniendo al personaje de la Teniente Ripley; con claros aspectos de ser muy americana, y quien con su valentía e instinto, podrá deshacerse de este villano clásico extraterrestre (y lo mejor, que se trata de una mujer). En pocas palabras, cerramos la época con un tema de ciencia ficción mezclado con el terror, igual que en tiempos anteriores, pero con una heroína de ambos géneros (y una Sigourney Weaver que se convertiría en sex symbol).

monstruos

La Teniente Ripley, image by wikia

Los 70s trajo cierta innovación en cuanto a los temas y en formas de tratar el guión, además de comenzar a crear nuevo tipos de amenazas para el ser humano y nuevos temas para tener miedo. Nos presentó villanos y monstruos interesantes e importantes para el cine. La mayoría de las producciones preferían usar sets en exteriores que interiores y, una vez más, retomando los temas rurales, paranormales, o sobre extraterrestres. Para los de cine más de culto, en esta época también tenemos el auge de Dario Argento y David Cronenberg.

Es hasta los 80s cuando comienza una línea de villanos y monstruos que continúan con algo similar a lo mencionado en este análisis, pero destacando por otras razones.

Este análisis continuará…

 

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.