Un recorrido por cinco espectaculares rutas turísticas ferroviarias que permiten descubrir los encantos de América. En Norteamérica atravesando Canadá y Estados Unidos, en Sudamérica surcando la cordillera de Los Andes.

Hace más de 500 años Cristóbal Colón se embarcó en la búsqueda del Nuevo Mundo. Era el 12 de octubre de 1492 cuando divisó tierra a la vista. Era Guanahani, una de las islas del archipiélago de las Bahamas.

Más de cinco siglos después otra opción para descubrir el exuberante continente americano es transitar por los llamados “caminos de hierro” a través de espectaculares rutas ferroviarias que exploran la boscosa Canadá, el medio oeste estadounidense, la costa del Pacífico o la cordillera alpina hasta llegar a orillas del lago Titicaca.

El Canadian Pacific Railway, un viaje turístico por la exuberante naturaleza canadiense

El Canadian Pacific Railway a su paso por el Parque Nacional de Banff – Imagen de David R. Spencer

El prestigioso tren de lujo el Canadian Pacific surca Canadá desde Calgary a Vancouver en un viaje de 6 días de duración por sorprendentes paisajes rocosos, escarpados y montañosos de esta parte del norte de América.

Atraviesa el Parque Nacional Banff, declarado Patrimonio de la Humanidad, una reserva natural boscosa y ornamentada de grandes montañas nevadas, lagos de agua cristalina, pequeños glaciares y campos de hielo; todo ello aderezado por la existencia de una flora y fauna diversa y desbordante.

Los mejores tours por los campos de hielo de Banff. Consulta precios y ¡¡visitalos!!

 

El recorrido combina la admiración de los paisajes que se vislumbran con la práctica de deportes de aventura como el descenso de canoa, rafting o senderismo. El trayecto supone un coste de unos 5.800 euros por persona.

El Empire Bullder, un recorrido por las praderas del medio oeste americano

El Empire Bullder nos descubre la América del medio oeste – Imagen de Great Northern Railway

El Empire Bullder se embarca en un apasionante recorrido por el medio oeste y noroeste de Estados Unidos que nos traslada por los estados de Illinois, Wisconsin, Minnesota, Dakota del Norte, Idaho, Washington y Oregón, cruzando un total de siete estados durante 3.500 kilómetros.

El tren parte de Chicago y se dirige hasta la región del Pacífico Noroeste, cuyo destino final son las ciudades de Portland y/o Seattle.

El viaje transcurre en buena parte por las praderas del medio oeste, territorios escasamente arbolados que aunque están considerados como zonas de protección natural algunas se hallan abiertas a la caza, el pastoreo y la extracción de minerales.

Durante el trayecto nos sorprenderá las vistas del río Mississippi, las llanuras de Dakota, bordeará el Missouri y se adentrará en el Glacier National Park, un paraíso en la Tierra con extensas praderas alpinas, escarpadas montañas y espectaculares lagos, y que cuenta con más de 1.000 kilómetros de senderos.

Los precios del trayecto según categoría van desde los 180 dólares (167 €) hasta los 440 dólares (408 €).

El Grand Canyon Railway, un viaje breve aunque apasionante hasta las gargantas del Colorado

No se trata de una línea de gran recorrido; es más se trata de un trayecto de poco menos de dos horas que nos conduce hasta el impresionante Parque Nacional del Grand Canyon desde la ciudad de Williams en Arizona.

 

Panorámica del Gran Cañón del Colorado, una de las maravillas de América, destino final del Grand Canyon Railway – Imagen de chensiyuan

El recorrido en tren ofrece unas vistas panorámicas de los picos de San Francisco y transita por valles ornamentados con flora diversa y densos pinares, planicies desérticas y pequeños cañones. El tren llega finalmente a la histórica estación de Grand Canyon Depot, que data de 1910 y es la única estación de troncos que queda en funcionamiento en los Estados Unidos.

El Grand Canyon ha sido esculpido por la fuerza del río Colorado y sus rocas y gargantas incluso se remontan a una antigüedad de más de 1.700 millones de años. Una espectacular visión sin parangón para nuestros ojos. (Y si quieres visitarlo en helicóptero consulta excursiones en esta enlace)

El viaje en clase turista supone un desembolso de 132 euros aproximadamente y en primera clase asciende hasta los 211 euros.

El Coast Starlight, desde los Angeles a Seattle por la costa del Pacífico

Este tren une las dos grandes ciudades de la costa oeste, Los Angeles y Seattle distanciadas entre sí por 2.216 kilómetros, pasando por Santa Barbara, la espectacular bahía de San Francisco, Sacramento (capital del estado de California) y Portland.

El Coast Starlight une las ciudades de Los Angeles a Seattle a lo largo de más de 2.000 kilómetros – Imagen de pinterest.com

En este recorrido turístico se observan los picachos nevados de la Cascada Range (cordillera del Pacífico que se extiende desde  los estados de Washington y Oregón hasta llegar al norte de California) y Mount Shasta (uno de los volcanes activos de los Estados Unidos y el segundo pico más alto de la Cordillera de las Cascadas), frondosos bosques y fértiles valles ornamentados de extensos viñedos; así como las aguas cristalinas de la costa del Pacífico, formando todo ello una sinfonía armoniosa de gamas y colores.

Un viaje fantástico a bordo de un tren de aspecto exterior macizo pero de refinada decoración interior art decó, remozado hace escasos años y con esplendidos servicios de lujo.

Las tarifas van desde los 128 dólares (119 €) en clase turista a los 932 dólares (867 €) del coche cama de alta gama.

Infórmate aquí de los mejores ofertas hoteleras en la ciudad de Los Angeles.

 

El Andean Explorer, un viaje a través de la cordillera andina

Este espectacular tren comienza en la legendaria ciudad peruana de Cuzco, mítica capital del imperio incaico, y viaja hacia el sur a la agraciada ciudad de Puno a orillas del lago Titicaca. El viaje ofrece un panorama que prácticamente se modifica a cada kilómetro.

Vista de la estacion de La Raya en Perú – Imagen de Unukorno

Durante el recorrido, que tiene una duración de unas diez horas aproximadamente, el tren asciende lentamente a lugares de elevada altitud y clima extremo. La primera mitad de tan exótico trayecto transita por la cordillera oriental de los Andes serpenteando el río Huatanay. Luego el convoy recorrerá el altiplano andino, donde se observarán vicuñas y alpacas, especies domésticas que evolutivamente proceden de la llama.

El viaje se detiene temporalmente en la impresionante parada de La Raya, el punto de mayor altitud de la ruta ferroviaria andina (4.321 metros sobre el nivel del mar) límite de los departamentos de Puno y Cuzco, un lugar frío, árido y remoto cuyos picos con nieve casi perpetua son a menudo cubiertos por una espesa niebla.

Lonely Planet Peru (Travel Guide) (Spanish Edition)

Amazon España: EUR 25,65

Amazon Reino Unido: £28.83

Amazon Estados Unidos: $23.40

El precio del viaje alcanza los 100 euros. También existe la opción con un coste algo más elevado de ir desde Cuzco a la estación de Machu Picchu para rendir visita a la Montaña Sagrada, una de las tres maravillas del mundo ubicadas en América, junto a Chichen Itzá en la península del Yucatán en México y el Cristo Redentor de Rio de Janeiro en Brasil.

Si estas interesado en conocer los más espectaculares viajes en tren por Asia no dejes de leer este artículo AQUÍ. Y si quieres saber de los más apasionantes por Europa haz clic AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *