Alimentación. La importancia de hacer 5 comidas diarias.

Hacer 5 comidas diarias es la primera recomendación médica que recibimos en cuanto sospechamos de problemas en nuestra salud relacionados con la alimentación. ¿Pero hasta qué punto es importante mantener estos hábitos alimentarios?

Un gran desorden en su estilo de vida y en concreto, en su alimentación, es la primera causa de obesidad en las personas y, por consiguiente, de los problemas derivados del sobrepeso (respiratorios, articulares etc…) La solución: Hacer 5 comidas diarias nos ayudará a equilibrar nuestra alimentación.

No pasar hambre

Muchas personas piensan que para adelgazar lo que se debe hacer es no comer y pasar hambre, nada más lejos de la realidad. Si pasamos mucho tiempo sin comer, cuando comemos lo hacemos en mayor cantidad lo que además de ser negativo para controlar el peso, puede devenir en digestiones pesadas, cansancio o malestar.

Además, durante el tiempo que hemos estado sin ingerir alimentos el cuerpo ha gastado mucho azúcar y energía para llevar a cabo las actividades diarias. Nos hemos agotado y nuestro cuerpo genera una señal de hambre para reponernos así como una preferencia por alimentos dulces y calóricos que nos dan energía más rápido. El desenlace es negativo, pues al final hemos metido al cuerpo más calorías de las que hemos consumido en nuestra actividad.

Por eso, espaciar nuestras ingestas en 5 comidas darias es el truco que andas buscando si pretendes perder peso.

Además tiene múltiples beneficios como ayudar a controlar la sensación de hambre y el apetito, reducir la probabilidad de picar entre horas, conseguir menos acumulación de grasa en nuestro cuerpo y mejorar los niveles de colesterol total, colesterol malo (LDL) e insulina.

¿Puedo comer de todo?

Una alimentación variada es lo más sano, pues restringir nuestra dieta puede causarnos carencias y problemas de salud. Sin embargo sí es cierto que debemos seleccionar el tipo de alimentos que consumimos, pues no todas las calorías son iguales ni se metabolizan del mismo modo, es decir que no quemamos igual las calorías procedentes de una hamburguesa con queso que las que vienen de una tortilla de patata.

Para ayudarnos en la tarea de elegir nuestro menú, establecer nuestras 5 comidas diarias y planificar la compra semanal en consecuencia, pordemos usar notas, un organizador de comidas o incluso una pizarra que nos haga más fácil el día a día.

Planificador de comidas: Organiza tu menu semanal

Amazon España: EUR 12,75

Amazon Reino Unido: £11.17

Amazon Estados Unidos: EUR 12,75

Busy B 5747 - Planificador semanal, 60 hojas

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Alimentos para una dieta equilibrada

Los huevos son ricos en proteínas y grasas saludables, lo que nos permite quedar saciados con un aporte bajo de calorías. Además según recientes estudios, ha quedado demostrado que la idea de que aumentan el colesterol es un mito.

Las verduras de hoja verde, como la lechuga, la col, las espinacas o las acelgas son perfectos acompañamientos para tus platos ya que Son bajas en calorías y carbohidratos, pero ricas en fibra.

El salmón es muy rico en grasas saludables y proteínas, además de otros nutrientes necesarios como el yodo. Pero lo más interesante es que llena mucho y engorda poco.

Las verduras crucíferas, como el brócoli o la coliflortienen un alto contenido en fibra y proteína, de modo que son muy saciantes y pueden cocinarse como plato principal.

La carne sin grasa, el pollo y la ternera son necesarios en toda dieta, pues son los que realmente van a hacer que no pasemos hambre. Si consumimos preferentemente los cortes con menos grasa, la carne no está en absoluto prohibida en nuestra dieta.

La patata, que al contrario de lo que se piensa, se trata de un alimento muy completo, con una gran variedad de nutrientes y que, si se come hervida, beneficiará enormemente a nuestra dieta.

El atún es bajo en calorías, alto en proteínas y con poca grasa. También el de lata pero en ese caso “al natural” y no en aceite.

Las legumbres son vegetales ricos en proteína y fibra, que llenan mucho y engordan poco. Las más saludables son las lentejas y las judías pintas.

Algunos cereales sin gluten y de grano entero que además de ser ricos en fibra, tienen bastante proteína. Los mejores son la avena, el arroz integral y la quinoa.

Por último, pero no menos importante, aunque contiene azúcar la fruta es esencial en una dieta.

Pautas para una alimentación sana

Además de elegir los alimentos con menos grasa y mejores nutrientes y espaciarlos en 5 comidas diarias, debemos seguir una serie de pautas para llevar una alimentación sana, y más aún si queremos adelgazar.

  • Nada de grandes excesos y siempre basar nuestra dieta en la Dieta Mediterránea.
  • Desayunar SIEMPRE. La primera de nuestras 5 comidas diarias es la más importante para activar el metabolismo y para mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Diversos estudios aforman que quienes no desayunan tienen mayor tendencia al sobrepeso.
  • Es importante el tentempié de media mañana y media tarde, pero debe consistir en una cantidad pequeña de algún alimento no graso, como fiambre de pavo o queso fresco que active nuestro metabolismo (Las tomas 2 y 4 de nuestras 5 comidas diarias)
  • Los menús del mediodía pueden ser algo más calóricos que los de las cenas pues aun nos quedan bastantes horas de actividad.
  • Las cenas deben ser ligeras para evitar la acumulación de grasas en el cuerpo durante el sueño.
  • Beber agua. Con 1,5 litros de agua al día podemos mantenernos sanos pero a la hora de adelgazar es recomendable aumentarlo hasta los 2 litros para mejorar la retención de líquidos y favorecer la eliminación de toxinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.